miércoles, diciembre 8, 2021
InicioMujer ActualArañar horas al sueño: las consecuencias

Arañar horas al sueño: las consecuencias

Seguro que has leído aquello de que alguien le «araña horas al sueño» para poder aprovechar algo más la jornada. Parece ser la manera oficial de hacer los días más largos, pero ¿es inocuo arañar horas al sueño o tiene consecuencias para nuestra salud? ¿Cuándo se cruza la línea?

Seguro que has notado las consecuencias inmediatas de la falta de sueño de forma puntual, cuando alguna noche los niños se han puesto malos o has trasnochado, pero ¿qué ocurre en nuestro cuerpo cuando esta falta de sueño es lo habitual?

aranar-horas-al-sueno_1

 Arañar horas al sueño

En algún momento todas hemos decidido prescindir de horas de sueño para poder hacer más, llegar a más, abarcar más. Arañar horas al sueño cuando se acuestan los niños, cuando hemos terminado de recoger o de ver una serie en el sofá. O levantarnos pronto, antes que nadie, para poder trabajar en la paz y el silencio de una casa sin arrancar. O, en el peor de los casos, combinar ambos.

Nos parece que nuestro sueño es prescindible, pero en realidad no lo es.

Arañar horas al sueño puede tener consecuencias para nuestra salud, tanto física como mental y así lo recoge un artículo publicado a finales  de 2015* que recoge las principales conclusiones de varios estudios y que os cuento a continuación.

Sistema inmunitario

Para demostrar cómo influye el sueño en nuestro sistema inmunitario, se vacunó a dos grupos de individuos con la vacuna de la Hepatitis B. A uno de los grupos se le permite dormir con normalidad, mientras que al otro se les obligó a permanecer despiertos. A la semana se tomaron muestras de sangre de ambos grupos para cuantificar el número de anticuerpos tras la vacunación.

En el grupo que pudo dormir hay presente un 97 % más de anticuerpos que en el que no pudo hacerlo, comprobándose que por cada hora más de sueño se aumenta el nivel de anticuerpo en un 56 %.

Por tanto, es importantísimo dormir para que el sistema inmunitario pueda trabajar como debe y no enfermemos.

aranar-horas-al-sueno_2

Equilibrio hormonal

En el caso del equilibrio hormonal, la muestra fue de once varones a los que se permitió dormir cuatro horas diarias durante cinco días. Los resultados del análisis de la muestra de sangre arrojaron como resultado una bajada de insulina del 40% , la leptina un 18% y una subida del 28% de la grelina. Por si estas hormonas no te dicen nada te diré que son las responsables del binomio apetito-saciedad.

Los niños que duermen menos de diez horas tienen entre una y dos veces más posibilidades de sufrir obesidad.

En las mujeres, partiendo de la base de nuestro ya de por sí delicado equilibrio hormonal, dormir poco es un riesgo.

Eliminación de toxinas en el cerebro

Las investigaciones a este respecto son muy recientes y hay que ampliarlas, pero sus resultados ya resultan reveladores.

Al aplicar beta amiloide, una microproteína cuyo acúmulo parece estar relacionado con el Alzheimer, en una muestra de ratones se comprueba que aquellos a los que se permite dormir la eliminan el doble de rápido que los privados de sueño. El motivo por el que esto sucede es porque durante el sueño el espacio entre las células se ensancha, facilitando la circulación de líquido cefalorraquídeo entre el encéfalo y la médula espinal.

aranar-horas-al-sueno_3

Aprendizaje y memoria

Este hecho es mucho más conocido que los demás.

Dormir después de actividades de aprendizaje facilita la estabilización, la consolidación, la integración y el análisis selectivo de nuestros recuerdos.

El cerebro refuerza distintos tipos de memoria en diferentes fases del sueño: las emociones y las expectativas. Por eso, cuando acudes a un examen descansada tus expectativas de logro son más altas y tus emociones más positivas.

Salud mental y emocional

¿Qué repercusión tiene una sola noche sin dormir en la memoria emocional?

Un grupo de veintiseis personas fue dividido en dos. Trece tendrían privación de sueño, los otros trece no. A ambos se les mostraron palabras positivas y neutras y se les pidió que valoraran su emotividad. Se encuentra que el grupo privado de sueño aumenta en un 40% el recuerdo negativo, tiene un deterioro del recuerdo del 40% y el reconocimiento de palabras positivas y neutras se reduce a la mitad.

No es que pretenda que seas del equipo Mr. Wonderful, pero es importante mirar la vida con las gafas de interpretar en positivo o ¿acaso no te levantas de mal humor si has dormido poco?

arañar horas al sueño

¿Sigues pensando que no importa dormir poco?

Numerosos estudios y la misma vida cotidiana avalan el vínculo que existe entre una buena noche de sueño y el estado de ánimo, la memoria y el aprendizaje. El mecanismo del sueño influye directamente en otras funciones corporales, desde el equilibrio hormonal, tan importante en las mujeres, hasta la protección inmunitaria o nuestra salud mental.

Se sigue sin saber con certeza por qué nos vemos obligadas a dormir a diario, aunque cada vez aprendemos más sobre lo que sucede en nuestro organismo cuando dormimos.

Es importante conseguir una buena higiene del sueño, con unos correctos hábitos. Irse a dormir y levantarse a la misma hora cada día, descansar un número de horas adecuado -la media es de ocho, ya sabes- y si, por lo que sea, una noche no has podido descansar bien no atiborrarse a café porque entrarás en un círculo vicioso. Cuando la cafeína haga su efecto te costará irte a dormir a la misma hora de siempre, por lo que al día siguiente volverá a ocurrirte lo mismo.

La memoria sirve al futuro, no al pasado. El fin último de nuestra memoria no es recordar el pasado, sino poder usar más adelante la experiencia en nuestro provecho. No sorprende que al sueño le importe sobre todo la información que pueda resultar relevante en el futuro”.

Daniel Schacter

*Ref.: Robert Stickgold (2015) Las funciones vitales del sueño, publicado en Investigación y Ciencia, nº de Diciembre.

Gracias a Leticia Ruiz, de Conmigo Aprendí, por su ayuda para la elaboración de este artículo.

Imágenes: Pexel

Let B. Díazhttp://estonoescomomelocontaron.com/
Soy Leticia la mamá de Ojazos desde 2013, mujer desde 1978. Siempre corriendo y con mil cosas en la cabeza para hacer pero con poco tiempo para llevarlas a cabo. Escribo en Esto no es como me lo contaron y Las Letras de Let porque es lo que más me gusta hacer en el mundo. Activa, habladora y comprometida, cabezota y risueña vivo en una permanente contradicción. Necesito contar las cosas que me pasan para que no se me enquisten en alma.
RELATED ARTICLES

2 COMENTARIOS

  1. ¡Qué gran post compañera! qué importante es que durmamos bien…reconozco que no lo hago bien porque muy de vez en cuando tengo noches en las que me quedo trabajando o me desvelo y paso la noche casi en blanco…
    Uno de mis objetivos es mejorar en ese aspecto…a ver si lo consigo

Comments are closed.

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron «loca»
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Natalia Martín on Dale a tu cuerpo alegría
Mamá Resiliente (@MamaResiliente) on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
El espacio del bebé on Fantaseando… o quizá no
Cuestion de Madres on ¿Cómo comunicaste tu embarazo?
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Fantaseando… o quizá no
Noelia - Golosi on Modas ideales que vuelven.
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
Limonerías on Tu tripa tras el parto
carmen hdez on Ay cuándo seas madre…
Sara Palacios on Cómo hacer gif animados
María - Mivi Mamá on Vecinos, ¿amor y odio?
marisa, la estresada on Nos separamos, y ahora ¿qué somos?
Cata de Mamatambiensabe on ¡Hospital mon amour!
Limonerías on Placeres culpables
Verónica on La llamaron «loca»
marisa, la estresada on La llamaron «loca»
AL REVES DEL MUNDO on ¡Qué haría yo sin mis amigas!
AL REVES DEL MUNDO on Y tú, ¿qué coleccionas?
chewacca on Odio Star Wars
Mónica de Objetivo Tutti Frutti on Adolescentes y Sexo
Almudena on Adolescentes y Sexo
Catalina on Adolescentes y Sexo
Mamá y la tribu on Ser madre y opositar
Noelia - Golosi on … y lo metió en casa
María Dolores Pujalte on Siempre son los hijos de los demás
Natalia Martín on Tiempo para ti
Natalia Martín on La madre que nos parió
Natalia Martín on ¿Te animas con el trapillo?
Sara Palacios on Problemas del primer mundo
Natalia Martín on Elogio de la sobriedad
Natalia Martín on Libros inspiradores para 2016
Alfonso de Lózar on Propósitos de Año Nuevo
Rocío Bloguera on Nacer el Día de los Inocentes
Maria Mivinailart on Recuerdos de Navidad
Natalia Martín on Necesito ser asocial…
Natalia Martín on Necesito ser asocial…
Natalia Martín on Necesito ser asocial…
Natalia Martín on Necesito ser asocial…
Natalia Martín on Necesito ser asocial…
Natalia Martín on Necesito ser asocial…
Natalia Martín on Necesito ser asocial…
Natalia Martín on Necesito ser asocial…
Natalia Martín on Necesito ser asocial…
Natalia Martín on Necesito ser asocial…
Natalia Martín on Recuerdos de Navidad
La Sonrisa de Mini Yo on Recuerdos de Navidad
Mi único norte on Necesito ser asocial…
Viejabruja on Liga con Star Wars
Ruth de R. on Liga con Star Wars
Natalia Martín on Disfruta de la Navidad
Alejandra deF on Abraza la moda navideña
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Maria Mivinailart on Frases de madre
Maria Mivinailart on Se vende
Peña on Frases de madre
Limonerías on Se vende
Cristina Prieto on Se vende
Limonerías on Tipos de amistades 2.0
Ruth de R. on Se vende