miércoles, diciembre 8, 2021
InicioMujer ActualDiferencias entres estudiar con 20 años y hacerlo con 40

Diferencias entres estudiar con 20 años y hacerlo con 40

Todo en la vida tiene su momento pero, afortunadamente, a veces tenemos la ocasión de quebrar nuestro “calendario vital” y acabamos embarcándonos en proyectos que parecen “a destiempo”. Cuando esto sucede, uno de los efectos colaterales que acarrea es la inevitable asunción de cómo el paso del tiempo trastoca nuestras circunstancias vitales y, con ellas, la forma en la que encaramos estos retos. Todo esto viene a cuento de que, por circunstancias que no vienen al caso pero que tienen que ver mucho con mi Paco, me he convertido de nuevo en universitaria y ¡oye! ¡cómo me está cundiendo el tema! Cundiendo en todos los sentidos porque realmente no es lo mismo estudiar con 20 años que hacerlo cerca de los 40.

estudiar-2

Motivación

Lo primero que cambia es, evidentemente, la motivación. A veces tienes que hincar los codos de nuevo para mejorar en tu empleo. Suele ser un rollazo, porque los temarios no acostumbran a ser demasiado atractivos, pero ese ansia de «mejora» laboral resulta un buen incentivo.

Pero lo más habitual es que, cuando te pones a estudiar con más de cuarenta, suelas hacerlo por ampliar tu formación o, simplemente, por amor al arte. Y ahí es donde la diferencia es abismal respecto a tus veinte años porque entonces, aunque tuvieses la suerte de cursar los estudios que deseabas, lo hacías más porque era lo que «tocaba» que por una verdadera ansia de conocimiento. Era un trámite que debías cumplir en tu tránsito a la vida adulta.

También podía suceder que llegases a unos estudios de rebote, sin saber muy bien de qué iba aquello y que acabases llevándote una gran decepción. Ahora, por el contrario, sabes perfectamente dónde te metes y lo haces con mucha ilusión, disfrutando de cada lección, de cada trabajo, de cada asignatura.

estudiar

Tiempo

¡Ahí me han dado! A mi lo que me gustaría es tener la motivación que tengo ahora, pero con el tiempo del que disponía antes. Sí, porque lo habitual es que con veinte años tu única obligación en la vida sea la de estudiar, así que, si no lo haces, no será por falta de tiempo, sino de ganas.

Con cuarenta y, probablemente, una familia y otro trabajo en tu vida, las ganas te sobran, pero el tiempo es escaso. Así que arañas horas, hasta minutos, a tu ocio, a las tareas domésticas, también alguna que otra a tu familia, para poder embarcarte en esta aventura. Lo cual no siempre es fácil, porque, si ya habitualmente vamos por la vida a cien con la agenda llena de tareas, imaginad sacar de ahí tiempo para el estudio.

En mi caso, esto acaba generándome un poco de estrés, porque no me da la vida para dedicar a mis estudios todo el tiempo que quiero para hacer las cosas tal y como me gustan. Así que siempre me queda esa espinita clavada de cuánto me podría cundir si realmente pudiese dedicarme a ello como me gustaría.

estudiar-3

Dinero

Estudiar es caro. Sé que hay mucha gente que ya se costeó sus primeros estudios, pero lo habitual es que los padres se encarguen de financiarlo casi en su totalidad. Cuando te pones a estudiar una vez emancipado, los gastos corren de tu cuenta, así que «te duele» más y tratas de rentabilizar al máximo la inversión. De ahí ese empeño porque tus calificaciones sean satifactorias.

Hábito

Dicen que a cierta edad y, sobre todo, si no lo ejercitas con regularidad, se pierde el hábito de estudio. Hemos oído muchas veces eso de «¡cómo me voy a poner a estudiar con mi edad!» a modo de disculpa para eludir coger de nuevo los libros. ¡Pues no! Me niego a creer que esto es cierto. Puede ser que la falta de tiempo de la que hablaba antes no te permita organizarte o rentabilizar tus horas de estudio como cuando eras joven y no tenías otra cosa que hacer, pero el hábito de estudio es como andar en bicicleta, un par de pedaladas y ahí estás de nuevo, a pleno rendimiento.

O al menos esa ha sido mi experiencia. Supongo que también habrá que tener en cuenta tu disposición. Si nunca te gustó estudiar, si nunca supiste cómo hacerlo, si nunca llegaste a desarrollar unas técnicas de estudio satisfactorias, ahora de «mayor» no las vas a adquirir por arte de magia. De hecho, probablemente, lo último que te apetecerá es revivir tu etapa de estudiante.

Pero si disfrutaste la primera vez de ello, ten por seguro que ahora volverás a hacerlo y con unos resultados más que aceptables.

estudiar-1

Actitud

Antes hablaba de la motivación, que ya os advertí que es radicalmente distinta, pero también lo es la actitud. Los años te permiten relativizar las cosas notablemente, así que por el camino te has dejado parte de la «tontería» que tenías en tus años mozos. Y esto no quiere decir que no te tomes las cosas en serio, ¡qué va!, lo que pasa es que te tomas en serio y te preocupas por aquello por lo que realmente merece la pena hacerlo.

Y eso hace que, por ejemplo, desde el respeto y el cariño, te «descojones» cuando el profesor divaga y alguno de tus compañeros pregunta azorado si lo que está contando va a ser materia de examen.

Ahora bien, también provoca que seas más expeditivo y no te andes por las ramas. Persigues un objetivo y no quieres artificios que te distraigan por el camino ¿Trabajos en grupo? Más bien pocos, que no sabes cómo encajar las «quedadas» entre extraescolar y extraescolar. ¿Bibliografía? Si fuese necesaria la habrían incluido en el temario, ¿no?

Fotos: Pexels y Pixabay

María L. Fernández
Soy María Fernández. Mujer, madre, amante, amiga y periodista en permanente propiedad conmutativa. No sé vivir sin contar historias. Las mías, las tuyas, las de los demás. Nunca sabrás si voy o vengo, pero cuando te hablo ten la seguridad de que lo hago de forma honesta, porque no sé hacerlo de otra manera.
RELATED ARTICLES

3 COMENTARIOS

  1. Yo llevo dos años estudiando y el primero bien,las vacaciones bien pero ahora rodeada de cajas de la mudanza,no veo el momento de compatibilizar,vida,trabajo y estudios y convocatoria a la vista,con muchos remordimientos y mi familia diciendo estudia,porque me lo han pagado

  2. Sí, sí! La vida hay que pasarla pedaleando. A ratos más, a ratos menos… pero en definitiva pedaleando sin parar… Y cultivar y satisfacer ese constante afán de conocimiento es otra forma de felicidad 🙂

Comments are closed.

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Omar on Odio Star Wars
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron «loca»
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
Alejandra deF on Queridas madres del Whatsapp
Sara Palacios on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Carmen on ¡Adoro Divinity!
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
María on Ladrones de tiempo
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Natalia Martín on Dale a tu cuerpo alegría
Mamá Resiliente (@MamaResiliente) on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
El espacio del bebé on Fantaseando… o quizá no
Cuestion de Madres on ¿Cómo comunicaste tu embarazo?
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Fantaseando… o quizá no
Noelia - Golosi on Modas ideales que vuelven.
Johanna Arco on Modas ideales que vuelven.
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo