viernes, julio 1, 2022
InicioMujer Actual10 Razones para amar Violetta

10 Razones para amar Violetta

Logo_violettaLas razones para enamorarse de esta serie van mucho más allá de la frescura de sus personajes, sus coreografías o su música. Lo que enamora es el mensaje. Me atrevería a catalogarlo como una especie de coaching para (pre)adolescentes y, de paso, para sus madres. Su bondad es contagiosa y su entusiasmo incita a la acción.

Mis niños crecen bilingües. Hace un par de años mi hija asistía a clase de español para hijos de expatriados pero terminamos por dejarlo porque la logística era demasiado complicada. Entonces llegó Violetta a nuestras vidas. Mi hija ya no va a clase de español pero ha enriquecido su vocabulario y canta todas sus canciones en castellano… de Argentina, claro. ¡Me encanta! Ahora, todo el español que aprende lo aprende sola y porque quiere. Además, ha mejorado mucho su capacidad musical y, lo que más me gusta, en ella van calando también los mensajes que intentan transmitir estos personajes.

El otro día,  estaba yo medio depre y me soltó una frase tan Violetta, tan chula y motivadora que me vine arriba inmediatamente. Me hizo tanta ilusión ver que interioriza esos mensajes y que se los queda en su repertorio para uso propio. Una serie fantástica. Impregnada de amistad, espíritu positivo y afán de superación. Lo único que no me gusta es que las nenas van pintadas como puertas pero como todo lo demás me encanta, esto lo perdono.

1. Atrévete a soñar

Visualiza tu futuro. Tú tienes que descubrir lo que quieres hacer. Las respuestas están dentro de ti. No te las va a dar ninguna otra persona. Escucha “tu música interna”, haz caso de tu intuición y ve a por todas.

Quién le pone límite al deseo. Necesito que mi música me diga qué estoy buscando.

2. Cultiva la amistad

La complicidad entre amigas. Una importante lección porque a lo largo de tu vida habrá muchas ocasiones en que las que te sacarán de un apuro o de una tristeza serán tus amigas. Con un plato de lentejas, un abrazo o un chiste. Ya hay estudios científicos que confirman algo que todas sospechábamos, que estar con nuestras amigas nos hace bien.

La clave son las risas, código amistad.

3. Confía en ti misma

Constancia. Trabajo. Sin decaer. Sin desfallecer y confiando siempre, no en la suerte, sino en el talento y las capacidades propias. Como Ludmila, que sin desfallecer es mala tooodo el rato. Es tan mala que resulta cómica. Tan mala que no te la crees. Su papel es mostrarnos que las intrigas y la venganza son trabajos agotadores y muy poco satisfactorios pero sobre todo… la importancia del tesón. 😉

Quiero que sepas que podrás hacerlo. Saca tu estrella, este es el momento. Grita fuerte que tienes el talento.

4. Piensa en positivo

Toma decisiones y acepta sus consecuencias. Siempre se pueden hacer diferentes interpretaciones de una misma realidad. ¿Por qué elegir explicaciones que te hagan mal? El por qué de las cosas solo está en tu mente. Así que… construye pensamientos que te hagan bien.

Pienso que las cosas suceden y el por qué solo está en mi mente.

5. Sé agradecida

Es importante ser agradecido, valorar lo conseguido. Celebrar cada pequeño éxito. No dejes que sean tus fallos los que te definan sino cada una de tus pequeñas victorias. No te machaques por un desliz. Felicítate por cada situación salvada.

Valió la pena todo hasta aquí, lo que vivimos, lo que soñamos, lo que conseguimos.

6. Persevera

Todo es relativo. Ante cada situación, vas a ver lo que quieras ver. Por eso, ojo con lo que eliges. Sé reflexivo para decidir y lánzate a ejecutar tus decisiones. Y sobre todo, no cejes en tu empeño. Si no sale, ¡vuelve a intentarlo!! oootra veeeez.. si quieres.

No te rindas ni por casualidad. Piensa qué quieres y corre a buscarlo. Siempre tú puedes volver a intentarlo otra vez.

7. No excluyas

Ojalá un día llegue a ser cierto todo esto. La exclusión es uno de los grandes males.

Ya no hay razas ni razones, no hay mejores ni peores, solo amor, amor, amor y mil opciones de ser… mejor

8. Toma decisiones

La satisfacción que proporciona la toma de decisiones. La sensación de ir por buen camino. De dar pasitos en la dirección correcta. La euforia que genera sentir que uno avanza.

Ya se donde quiero ir, ya tengo claro qué quiero decir… Es un estado que me hace bien.

9. Sé humilde pero firme

Vuela… Imagina pero recuerda quién eres. Sé fiel a ti, a tus ilusiones, a tus expectativas… A veces nos toca hacer malabarismos pero no perdamos de vista a esa persona que queríamos ser.

No soy el cielo, ni el sol. Tan solo soy lo que soy.

10. Sé quien quieres ser

Voy donde sopla el viento, hoy digo lo que siento, soy mi mejor momento
Y todo esto te lo dicen cantando a ritmo de melodías pegadizas que harán que el mensaje se repita en tu interior, cual mantra. El mensaje más grande: que el amor te cambia. Pero no un amor posesivo de querer al otro para sí. No. Un amor sano de querer lo mejor para el otro, aunque sea lejos de uno mismo.

Así que, si el precio que tengo que pagar es que un dia me vuelva mi nena a casa con unas mechas californianas, pues lo pagaré gustosa porque a cambio, además de música y entretenimiento, esta serie le proporciona unos valores con los que comulgo plenamente.

Aunque a mí no me salga igual de bien y no consiga ir por el mundo tan estupenda. A mis años, los mensajes de Violetta me llegan fuerte y claro. ¡Si hasta me he animado a comprarme una sombra de ojos plateada a juego con mis canas! 🙂

Prueba a imaginar…

Nuria Puig
Nuria Puighttps://nurananu.wordpress.com/
Mi nombre es Nuria pero, donde vivo, tienden a llamarme Julia. He tirado la toalla y, si me llamas Julia, también me giraré. He trabajado en construcción y en educación pero lo que hace que me olvide de comer y de beber es: escribir. Voy por la vida con Gorro y a lo Loco
RELATED ARTICLES

6 COMENTARIOS

  1. Acepto, Violetta es el Maesto Yoda del siglo XXI… pero a mí me sigue pareciendo una lánguida de mucho cuidado. Jajaja. Eso sí, tiene mucho mérito por tu parte encontrarle tantas cosas positivas y todas tan acertadas…

  2. Yo al principio decía “ufff Violetta :(” pero conforme he ido viendo capítulos (gracias a mis hijas) ahora casi que me divierto y todo jaja
    Hay que reconocer que los capítulos son superpositivos y eso se agradece mucho hoy en día 😉

    • Todas empezamos con ese UFF, en el que muchas se han encallado. Por eso me parecía vital romper una lanza en favor de Violetta. Por eso… y para sentirme menos pava!

Los comentarios están cerrados.

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Omar on Odio Star Wars
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron “loca”
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
Alejandra deF on Queridas madres del Whatsapp
Sara Palacios on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Carmen on ¡Adoro Divinity!
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
María on Ladrones de tiempo
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Natalia Martín on Dale a tu cuerpo alegría
Mamá Resiliente (@MamaResiliente) on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión