¿Tú no tienes papá, mamá?

44

tu-no-tienes-papa-mama_2

¿Tú no tienes papá, mamá? No cariño, mi papá murió cuando yo era muy chiquitita. Esta es la respuesta que les doy a mis hijas cuando me preguntan por mi padre. Me veo en la obligación de mentirles por el momento, la realidad sería demasiado difícil de entender para ellas aún. Una realidad que a estas alturas casi no soy capaz de entender ni yo.

Mi padre se fue de casa cuando apenas yo tenía unos meses. Nos abandonó, pasó página y se olvidó de nosotras. De mi madre, de mi hermana (de apenás ocho años) y de mí de la noche a la mañana. Decidió que aquella no era la vida que el quería vivir y nos borró sin más de su historia. Nos borró él y toda su familia, algo aún mucho más complicado de entender.

Para mi madre un divorcio a finales de los años 70 no fue fácil. Fue pionera en la materia. Sin trabajo, sin estudios y sin ningún tipo de apoyo económico de mi padre tuvo que sobrevivir con dos hijas muy pequeñas.  ¡Y sobrevivió! Su madre, mi abuela (viuda ya por aquel entonces), fue la única que estuvo con nosotras siempre. La única que la apoyó y la única persona en la que pudo apoyarse para coger aliento y tirar para adelante.

Crecí sin la figura de un padre y, si os soy sincera, nunca lo eché en falta. Nunca lo tuve, desconocía lo que me perdía y además tuve la inmensa suerte de tener una madre que valía y vale por dos, por tres o por cuatro. Sí, mis compañeros de cole tenían papá y yo no, pero eso nunca me quitó el sueño. Cuando fui creciendo algunas preguntas (siempre sin respuesta) sobrevolaron mi cabeza pero igual que llegaron se fueron. Sin respuesta.

Después me convertí en madre y experimenté en mis propias carnes lo que mucho que se quiere a un hijo. El vínculo tan fuerte que te une con ellos y las mismas preguntas volvieron a mi cabeza. Pero tampoco encontré respuesta. No soy capaz de entender y creo que nunca lo seré. He llegado a un punto en el que tampoco lo necesito. Creo que las preguntas ya se han ido para no volver. En la vida hay cosas que no tienen explicación y para mí esta es, sin duda, una de ellas. Yo tuve padre, una padre que murió al poco de yo nacer. Un padre que voluntariamente decidió morir, desaparecer. 

tu-no-tienes-papa-mama_1

Nunca he sentido ni sentiré esa complicidad maravillosa que ahora veo cada día entre mis hijas y su padre. Esa conexión mágica. Pero tengo la imensa suerte de disfrutar de ese vínculo con mi madre, una madre de los pies a la cabeza que supo darnos una vida maravillosa a pesar de la infinidad de baches que se encontró en el camino. Una madre que vale su peso en oro. Una madre valiente, luchadora y cariñosa que siempre estuvo, está y estará con nosotras. Y, además, también tengo la gran suerte de disfrutar y ser partícipe del vínculo tan fuerte y tan mágico que une a mis hijas con su padre.

Por desgracia en la vida no siempre tenemos lo que deseamos pero lo importante es saber encontrar la felicidad con lo que la vida nos regala. Y yo he tenido la suerte de saber encontrarla.

tu-no-tienes-papa-mama_3

 

Imágenes: Pixabay y elaboración propia

Comparte
Artículo anterior¿Por qué me gusta Sexo en Nueva York?
Artículo siguienteLa música de la vida de… Leticia

Soy Natalia, mami de tres… bueno de dos princesas, que me tienen loca, y un blog donde, desde hace más de cuatro años, cuento mis historietas, mis ocurrencias y mi día a día. Mujer apasionada, responsable, trabajadora, comprometida, cariñosa y muy optimista, me gusta ver el vaso siempre medio lleno. Dispuesta a darlo todo siempre y a disfrutar de este nuevo proyecto con todas vosotras.

44 COMENTARIOS

  1. Vaya tela… yo tampoco entiendo como de puede abandonar a un hijo, pero y su familia? Es decir, tus abuelos y tíos, nadie tenía ganas de saber de vosotras?? Al igual que tú esas cosas las entendía poco, pero desde que soy madre me parecen aún más imposibles de entender.
    Eso si, un gran aplauso a tu madre por lo mal que lo tuvo que pasar y por hacerlo tan bien como nos cuentas. Seguro que tu abuela fue un gran apoyo para ella y facilitó las cosas.
    Saludos!!

  2. Por desgracia somos unas cuantas como tu Natalia. Mis hijos aun no me preguntaron por mis papas y pueda que diga lo mismo que dijiste tu, aun no me lo he planteado. Mi padre nos dejó cuando yo tenia 9 meses y mi hermana 8 años, la mujer que me parió (no me atrevo llamarla madre) nos dejó con nuestra abuela y rehízo su vida, sin nosotras.
    No llegué a perdonarla nunca y después de tener a mis hijos aun no consigo encontrar explicaciones para abandonar a unos hijos, los míos hacen parte de mi, ahora ya no existo sin ellos.
    Un abrazo muy fuerte y gracias por compartir tu historia y la de muchas.

    • Historias como las nuestras son difíciles de entender. Yo ya ni lo intento, Ya era difícil antes pero ahora siendo madre es imposible para mi encontrarle una explicación. ¡Un abrazo muy fuerte Carol!

  3. Precioso post Natalia… lo he leído pensando que hablaba sobre la muerte pero veo que esto va mucho más allá. Por suerte, en tu caso, mejor que volara a que se hubiera quedado en el nido amargado y amargando, así que me parece una postura muy acertada el tomártelo como un reto más en esta vida.
    Me quedo con que has tenido una infancia muy feliz y no sufriste, la que no lo debió pasar nada bien fue tu madre, se me parte el corazón de imaginar esa situación, pero ¿sabes? La vida le ha dado la mejor recompensa que podía tener, a tu hermana no la conozco pero tú eres de lo mejorcito que hay y eso le debe satisfacer y llenar al máximo como persona. Quizás con una persona capaz de hacer lo que hizo a su lado no le hubiera salido igual de bien, así que en este caso, igualmente, mejor dar gracias a la vida. Desde aquí un beso a las 3 y felicitar a tu madre por lo bien que lo hizo. Toda una lección de vida, al igual que tus palabras en este post.
    ¡Un besazo!

    • Mil gracias Bea por tus palabras, me has emocionado. Mi madre y es una verdadera campeona. Un gran ejemplo para nosotras, sin duda. ¡Un beso enorme!

  4. Muchas gracias Natalia, confieso q me has hecho soltar la lagrimita. Pero como dice Beatriz, sin su presencia y ejemplo, habéis llegado a ser tanto tú como tu hermana, personas responsables, trabajadoras y unas madres estupendas, y al final esa es mi recompensa. Bsssssssss

  5. Yo tambien pensaba que era sobre la muerte. Esto es peor, desde mi punto de vista…millones de felicitaciones a tu madre y su esfuerzo, y a vosotras por ese saber vivir y superarlo todo, muac!!!

  6. Hay que ser muy valiente para desnudarse así en público pero por lo que he leído tu has mamado la valentía de tu madre. Creo que quien más perdió fue él que no sabe la familia tan maravillosa que has formado, en quién te has convertido y cuánto te haces querer por la gente que tienes en tu entorno.
    Aunque con este mensaje quiero mandante un fuerte abrazo a ti, te pido que lo hagas extensible a tu madre, una verdadera heroína.

    • Pues no te creas que desnudarme así me ha costado pero me alegro mucho de haberlo hecho. Muchas gracias por tus palabras (seguro que mi madre te lee), has conseguido emocionarme. ¡Un abrazo fuerte!

  7. Hola Natalia… He leído tu historia como si fuera mi propia hija pequeña la q me la contara. Su padre tb se fue “para ser feliz” cuando ella tenia apenas 1 año. Tb nos dejó sin nada y tb la abuela se ha hecho cargo. La diferencia es q sigue ahí pero eso no impedirá q ella un día se de cuenta d q su padre nos abandonó y aparecerán mil preguntas sin respuesta q le harán sufrir. Y ese dolor inevitable y desolador me hace sentir impotente. Espero q lo gestione tan bien como tu. Un abrazo.

    • Qué difícil tiene que estar resultando, mucho ánimo. Seguro que con cariño y apoyo consigues que lo asuma de la mejor forma posible. ¡Un fuerte abrazo!

  8. No sé qué decir, me parece tan increíble todo…jamás podré entender que estas cosas pasen. La fortuna quiso que tuvieras esa madre increíble ( y esa gran abuela) que salió adelante y que al final tú seas una mujer feliz, alegre, cariñosa, fuerte y entusiasta. Te admiraba antes y hoy aún más, a ti y a tu madre y hermana, y por supuesto a tu abuela. Un beso fuerte!

    • Antes actos así es difícil encontrar las palabras Bego… El destino me privó de un padre pero, por el contrario, me regalo una madre maravillosa. Y eso es una fortuna. Mil gracias por tus palabras. ¡Un fuerte abrazo!

  9. Yo tampoco puedo entender algo así. Y tampoco lo del resto de su familia: si a mi hermano le diera una pájara y abandonara a mi sobrina, mis padres y nosotros estoy segura de que seguiríamos estando presentes en su vida… Todo mi reconocimiento para tu señora madre!

    • Para mi es casi imposible entenderlo, ni lo de él ni lo del resto de “su” familia. Y digo su porque tampoco son parte de la mía. Mi madre fue una verdadera campeona a pesar de todas las dificultades. ¡Muchas gracias!

  10. No puedo entender qué le pasa por la cabeza a un padre que abandona a sus hijos para no saber nada de ellos.
    Sin embargo, creo que eres afortunada.
    Porque tu familia ha salido reforzada por la situación, tu madre…¡madre mía qué mujer! debe ser una inspiración constante para tí.
    Y tú, eres maravillosa, fuerte, sincera, cariñosa, empática y mil cosas más.
    Un abrazo niña y mil gracias por abrir tu corazón así <3

  11. La realidad es q hay personas así. ..personas que no saben querer. ..a mi me ha pasado como a ti… y a un así 24 años después volví a retomar el contacto. Durante 7 años ..un contacto no como padre e hija evidentemente …un intento de amistad que ha fracasado. …unos meses después fui madre y sinceramente él sabe que ha tenido una nieta y no ha hecho nada por intentar conocerla ni nada. …en esta circunstancia he sido consciente de que es una persona egoísta. ..una persona que no quiere a nadie nada más que a él. ..gracias que tengo una madre y una familia en la que he crecido sin la necesidad de un padre. ..por eso sí algún día mi niña me pregunta le diré que la familia no es sólo de sangre sino que es algo más complejo y que yo no tuve padre porque mi progenitor nunca quiso serlo….porque esa es la realidad. ..pero tuve abuelos, tíos, amigos que me cuidaron y miraron. ..familia del alma y que soy feliz de haber crecido con amor. …

    • Me imagino lo duro que habrá sido… Cuánta razón tienes en lo que dices, la familia no sólo es de sangre, la familia es de alma. ¡Precioso y real! ¡Un fuerte abrazo!

  12. Hace mucho que no leo nada… Y de repente me encuentro con tu post…
    Imagino que tiene que ser muy duro, quizá el hecho en si se supera, pero siempre te tiene que dar vueltas el por qué? Es incomprensible, y todas estas cosas cuando te conviertes en madre lo son más.
    Decirte que tu madre es una pedazo de mujer y de madre, que lo ha hecho genial y que tiene una hija maravillosa que ha crecido sabiendo que nada es imposible, buscando siempre lo positivo a todo, y que contagia a los que están a su alrededor.
    Y se, que esa espinita quizá será imposible de quitar, pero que a la vez te hace darte cuenta de que lo que de verdad importa es quien esta ahí, de que tienes una madre excepcional y tus hijas tienen un padre maravilloso.
    Y creo que en realidad no mientes a tus hijas. Hay veces que la vida nos aleja más que la muerte. Y que lo que llene tu camino sean los recuerdos, y no la falta de ellos…
    Un abrazo grande grande de corazón, eres muy valiente por escribir esto. Muacks

    • Muchas gracias de corazón Vir! Muchos me estáis llamando valiente por contar parte de mi historia, pero la que de verdad fue valiente en todo esto fue mi mami. Y como tú bien dices hay muchas formas de morir y para mi él escogió la peor, sin duda. ¡Un beso fuerte!

  13. Es increíble lo que algunas personas pueden llegar a hacer o no hacer. Sinceramente, creo que fue mejor que se fuera a que se quedara y os dejara hechos unos trapillos.
    Me alegra pensar que hay personas luchadoras, como tu madre, que hacen lo imposible para sacar adelante a su familia. Yo no concibo la idea de dejar a mi hija y marcharme, no saber nada más de ella, no puedo. Pero hay personas por el mundo que pueden hacer crueldades mucho peores.

    Lo mejor de todo es ver que tu hermana y tu os habéis convertido en preciosas mujeres y leer las bonitas palabras que os procesais tu madre y tu también dice mucho.

    Saludos

  14. Me ha encantado.. una verdad como un templo. En tu caso ha sido esto, en otros casos pueden ser unos padres que se detestan toda la vida y hay que soportarlo, en fin hay muchas historias, lo importante es saber quienes somos y aceptar lo que nos viene, con una sonrisa en la cara. Por que siempre podemos estar peor… muas!

    • Muchas gracias Teresa. La vida no siempre viene como nos gustaría pero debemos aprender a ser felices con lo que tenemos. Siempre, siempre, siempre nos regala un montón de cosas buenas, solo debemos aprender a verlas y disfrutarlas. ¡Besos!

  15. No tengo hijos, de momento, pero si una preciosa hijastra (odio esa palabra, pero es la que la define). Cuando me pregunta por mi padre me veo obligada a darle la misma respuesta que tú, murió cuando yo era muy chiquitita. La verdad, el cobarde de él se fue cuando yo tenia 2 años y mi hermano unos pocos meses. Gracias a Dios, mi madre es una mujer fuerte y valiente y nos ha sacado adelante sola, con ayuda de mi familia materna, especialmente de uno de mis tios al que cariñosamente llamo papa y de una mis tias.
    Y como bien dices, jamas eché de menos a mi padre, y ahora con mi situación (pareja d un hombre divorciado) me doy cuenta de que fue un cobarde, porque puedes dejar a tu pareja pero NUNCA a tus hijos

  16. Mi querida Natalia! Me parece que escribir lo que has sido capaz de escribir hoy aquí, dejando al aire tus miedos, tus preguntas y tantas respuestas sin respuesta, es de muy muy valientes. Yo os conozco como familia y cuando se os ve, desde fuera, transmitís perfectamente ese amor del que hablas. Sé que es más fácil decirlo que sentirlo, pero, sin duda alguna, “él perdió muchísimo más”!

    Conoceros, a ti, a las niñas, a tu marido, es un placer y tu madre tiene la inmensa suerte de poder disfrutaros cada día. Eso, sin duda, es lo más importante. Insisto, valiente!

    • ¡Mil gracias por tus palabras Mónica! El se ha perdido mucho, muchísimo … pero él eligió ese camino… Me costó mucho escribirlo pero también me liberó mucho ¡un beso!

DEJA UNA RESPUESTA

Introduce tu comentario
Introduce aquí tu nombre