Vacaciones todo el año

1

Durante el curso escolar ansiamos las vacaciones. Las de Navidad y Semana Santa no van nada mal para darnos un respiro, pero no solemos irnos de vacaciones, de viaje, hasta que llega el verano, periodo obligado de vacaciones.

Pero ¿por qué esperar al verano para disfrutar de las vacaciones? ¿Por qué esperar para conocer lugares nuevos y vivir nuevas experiencias? Hay que vivir cada día, conocer el mundo, buscar la felicidad como más os guste, y si viajar os hace felices, no lo dudéis, y viajad todo el año. Cada época del año invita a hacer viajes diferentes, a visitar lugares distintos y a vivir aventuras divertidas. Si además viajas en familia, con niños que están descubriendo el mundo, verás con otros ojos todo lo que te rodea, y los disfrutarás más.

Viajar fuera “de temporada” tiene sus ventajas:

  • Viajes más económicos por considerarse fuera de temporada
  • Paisajes diferentes
  • Decoración y fiestas de invierno
  • Viajes a zonas donde sí hace calor cuando en tu tierra empieza el frío

También tiene desventajas claro:

  • Periodo escolar
  • Frío por lo general y por lo tanto las maletas se llenan en cuanto metes dos jerséis

Porque viajar me gusta, y siempre que podemos nos vamos a algún sitio, hoy quiero contaros 5 ideas de vacaciones fuera de la época estival, para que la llegada del verano no sea solo la de las vacaciones y viajes, y que viajemos todo el año.

viajar-todo-el-año

Vacaciones en la naturaleza

Primavera y otoño son momentos ideales para disfrutar la naturaleza: de las montañas, bosques y ríos. A mí, que me encanta el otoño, me gusta el olor a humedad, las hojas secas, los paseos entre árboles… me gusta poder viajar en esta época. Además la primavera y otoño son épocas ideales porque no tienes un calor agobiante, y aún hay horas de sol suficientes para disfrutar del día.

Pequeños fines de semana o algún puente, son ideales para viajar, no solo existen grandes ciudades, pueblecitos pequeños, prados verdes, lagos que reflejan las montañas…tienen muchísimo encanto. Hay miles de lugares naturales en los que perderse en la naturaleza.

vacaciones-viajar-todo-el-año-ciudades

Vacaciones conociendo ciudades

En verano el turismo a grandes ciudades puede resultar agobiante por el calor, además de acumularse muchísima gente, y haber largas filas para acceder a los mejores monumentos. Por eso de septiembre a junio podéis organizaros varios días para visitar ciudades bonitas, tanto de España (como Valencia) como en el extranjero. Con la llegada, hace años ya, de los vuelos lowcost, he podido viajar a varias muchas europeas, y casi todos los viajes los he hecho en esta época.

Las ciudades además se pueden visitar en unos 3 días, evidentemente en cualquiera puedes quedarte 10 días y seguir descubriendo lugares nuevos y fascinantes, pero en tres días, lo que dura un fin de semana, captarás la esencia de la ciudad, conocerás los lugares más emblemáticos y te dará tiempo a saborear su cerveza o sus platos típicos. En verano con más días para viajar podéis aprovechar para viajar a destinos más lejanos y no ver solo la ciudad, sino ver el país de arriba a abajo.

viajar-todo-el-año-parques-animales

Vacaciones llenas de animales

No es el momento de hablar donde están mejor los animales. Pero es cierto que existen granjas escuelas y parques faunísticos de diversos tipos que les encantan a los peques (sí, a los mayores también). Puede ser una experiencia genial poder ver y conocer animales en su hábitat, descubrir nuevas especies y pasar unos días al aire libre en familia. En la mitad norte de España hay más parques de este tipo, varios en mi lista de próximas visitas. Y sobre las granjas escuela, seguro que cerca de vuestra casa tenéis alguna, una manera sencilla de conocer animales de granja, cómo viven, cómo son sus cuidados…

vacaciones-viajar-todo-el-año

Vacaciones de aventura

Conforme nuestros hijos crecen (y en nuestra época de vida sin hijos), las vacaciones de aventura serán una de las opciones más recurrentes. Pasar el fin de semana en algún lugar y hacer una actividad diferente: esquiar, colgarse de árboles, bajar un barranco, senderismo, recorrer una vía ferrata, montar en kayak… Una opción que asegura diversión, ejercicio y tiempo en familia.

vacaciones-viajar

Vacaciones “de prueba”

En verano, cuando más días libres tenemos para vacaciones y viajes, quizá no queremos arriesgarnos a irnos a un estilo de vacaciones o a un tipo de lugar que no sabemos si nos gustará. Así que podemos aprovechar el resto del año para probar otro estilo de vacaciones durante breves periodos de tiempo: fin de semana, Semana Santa… Así al llegar el verano sabremos que alternativa elegir según la experiencia previa. ¿A que tipo de vacaciones me refiero? Estas son unos ejemplos:

  • Irse de camping. Para mí siempre ha sido genial esta opción, pero hay quien empieza por bungalows, para conocer el ambiente de estos lugares que son como pequeños pueblecitos.
  • Viajar en autocaravana. Un estilo de viaje totalmente diferente, viajando con la casa a cuestas, durmiendo al aire libre, conociendo cada día un lugar… Tengo ganas de probarlo.
  • En bicicleta. Los amantes de las bicis, y los ciclistas novatos, pueden buscar rutas en España o en el extranjero para recorrer determinadas regiones. Se puede viajar con niños desde bien pequeños, llevándolos en una sillita o en un remolque. En España el recorrido del Camino de Santiago es un típico recorrido en bicicleta.

No tendremos motivos para echar de menos el verano con estos planazos, lo que tenemos que hacer es organizarnos bien y disfrutar todo el año de los viajes, de la vida que nos rodea y, sobre todo, del tiempo en familia…

Imágenes: Propias, Pixabay

Comparte
Artículo anterior15 años de Operación Triunfo ¡Qué fuerte!
Artículo siguienteNuestros cosméticos favoritos

Soy Lydia, madre desde 2013 y que ha vuelto a ser madre en 2015, ya soy del club de las “Bimadres ” . Estoy cada día más inmersa en el mundo 2.0 tras comenzar un blog con la maternidad, Padres en Pañales, en el que hablo de todo un poco, me gusta compartir experiencias y aprender de las de los demás. Soy bailonga por naturaleza, optimista y charlatana. Espero aportar diversión, buen humor y ¡alegría!

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Introduce tu comentario
Introduce aquí tu nombre