5 regalos que le quiero hacer a mis hijas

0

La infancia de nuestros hijos se nos escapa. Echa la mirada atrás y seguro que te parece que fue ayer cuando lo tenías en tu regazo, meciéndolo o susurrándole una nana. Es por eso, que he decidido “congelar” determinados momentos en forma de regalos, para poder dárselo a las niñas, y que el día de mañana tengan un recuerdo de su madre y de su infancia.

Los recuerdos son puro espejismo, muchas veces tenemos grabados momentos, no sabemos si es por lo que nos han contado o porque realmente los tenemos en nuestro subconsciente.

¡Cuántas veces nos hemos reído con esa anécdota que tus padres y abuelos repiten una y otra vez! y vale, sí, otras veces nos hemos avergonzado y nos hemos querido morir, cuando han contado aquella batallita que tú preferirías olvidar.

Así que he pensado que, como herencia a mis hijas, quiero dejarles unos recuerdos en forma de regalos para que no olviden nunca quiénes son, de dónde vienen y que tengan claro hacia dónde va.

1.- Amor por la lectura.

alicia

En el sexto cumpleaños de mi hija mayor, el regalo estrella, aparte de las Pin y Pon, fue una edición especial de Alicia en el País de las Maravillas. Desde que lo vio en el escaparate de la librería de nuestra calle, entró ella a pedirlo, y cada semana entraba a preguntar si ya había llegado.

Leer con ellos es una experiencia inolvidable y transmitirles el amor por la lectura una obligación que me he impuesto, que aprendan a embarcarse en mil y una aventuras, a soñar con los ojos abiertos, a dejarse llevar por las historias de los protagonistas y a dejar volar la imaginación.

2.-Hacer labores.

Desde muy pequeña me entretenía haciendo punto de cruz. Pasaba las sobremesas entre libros y bastidores, no me gustaba estar ociosa viendo la Vuelta Ciclista impuesta por mi padre, y a falta de segundas teles, tablets y móviles, los cuadritos de punto de cruz eran la solución perfecta a las tardes de aburrimiento.

Mantener la atención, enhebrar agujas, practicar a hacer punto, y en un pis pas, ya era hora de bajar a jugar o a disfrutar de la piscina o el parque.

Este verano me he propuesto enseñarles a entretenerse haciendo labores y a que disfruten con la tranquilidad y la paz que transmite cuando amas hacer cosas bonitas.

3.- Disfrutar de la soledad

Estar solo no es malo, claro que a veces nos encanta pasar nuestras horas acompañados, pero hay que aprender a disfrutar de esos momentos de soledad, de conexión con uno mismo, de reflexión y de introspección.

Ellas ven que, aunque nos encanta estar en familia, hay momentos que son para uno mismo. Y ellas ya empiezan a pedir su espacio, reivindican momentos en soledad.

Los niños reproducen lo que ven, así que no renuncies a tus momentos, búscalos y exígelos, y llegará el día que ellos lo pidan también.

4.- Aprender a capturar momentos.

las alcobitas

La fotografía ha pasado a ser parte de nuestro día a día. Capturamos los momentos y ellas ya hacen sus pinitos con las cámaras.

Es mi idea, seguir congelando esos momentos, para después dejarles la herencia de esos recuerdos. Esos instantes que vamos coleccionando y que son el álbum de nuestra vida.

Atrás quedó la falta de fotos de los segundos y posteriores hijos. Quizá haya sobreexceso de imágenes, pero buscamos la creatividad, las composiciones y la belleza de la naturalidad.

5.- Un blog lleno de sentimientos.

la alcoba de Blanca

Desde el nacimiento, pasando por las diferentes etapas de su vida, he ido dejando mis sentimientos por escrito. He plasmado en mi blog desde un Diccionario Maternal lleno de emociones, hasta las fases de su crecimiento. Un diario que el día de mañana espero lean y reciban con todo el amor que fui capaz de plasmar.

El blog ha pasado por muchas fases diferentes, pero he procurado que siempre fuera el reflejo de nosotras.

Claro que la lista podría ser eterna, se me ocurren muchas más, pero aprovechemos el verano y sigamos disfrutando del tiempo en soledad y con nuestros peques.

Fotos: El Corte Inglés, Propias

DEJA UNA RESPUESTA

Introduce tu comentario
Introduce aquí tu nombre