Amor y sexo, sexo y amor

10

Llevo varios días enganchada a Spotify mientras estudio. Oscilo entre las playlist de mis contactos y algunos grupos  del pasado que me van apeteciendo y otros, que me va apeteciendo descubrir tras mucho tiempo de espera, parece que han encontrado su momento en mi vida. En la actualidad bandeo entre Extremoduro, Love of Lesbian o Marwan. Por una parte, me doy cuenta de que estoy blandita. Por otra, de que detrás de todos ellos, que hablan de sexo con descarnada crudeza, hay un trasfondo de ansia de amar y ser amado disfrazado de mera relación carnal.
amor-y-sexo_pareja

¿Sabemos separar amor y sexo?, ¿es posible hacerlo? Llevo años repitiendo como un mantra “prefiero un polvo a que haya un tonteo… un tonteo implica algo más, sentimiento” pero ahora que llevo días escuchando -y reflexionando- acerca de relaciones sexuales humanas,  me pregunto si somos capaces de separar ambos planos, si realmente queremos hacerlo. Me pregunto si cuando uno siente la urgente necesidad de irse a la cama con alguien que no es con quien duerme cada noche no está buscando siempre una relación, ese paradigma de vida plácida y normal en el que hay que estar emparejado para ser más válido, que irremediablemente deja de valer cuando las mariposas se escapan y miras hacia otro lado buscando un poquito de pasión más allá del misionero.

Creo que no conozco a nadie que haya empezado follando con otro y haya sabido -o puede que al final ya querido- quedarse en eso, que no haya buscado quedarse al desayuno o se ha soñado en una idílica convivencia. Mujeres casadas, emparejadas, que continúan en relaciones que ya no les proporcionan la felicidad que ansían y que viven en modo avión, por inercia, dejándose llevar por lo que va ocurriendo cada día, sin decidir cuál será su siguiente paso, poniéndose la coraza para hacerle frente cada mañana.

amor-y-sexo_desayuno

Las escuchas hablar de sexo, sexo grandilocuente, sexo diferente al que tienen hasta ahora: follar, correrse… las mismas palabras de las canciones de las que hablaba antes. Quieren experimentar, redescubrir lo que se ha ido quedando atrás, descubrir lo que nunca vivieron. “Yo ya no vuelvo a casarme, ni a convivir… ¡qué pereza! después de esto, nunca más” pero, en cuanto rascas un poco, esa educación tradicional en la que se criaron, con sus cuentos de hadas y sus finales felices, sale a flote, como en Que sea la última vez de Màxim Huerta: el ideal de la media naranja grabado a fuego en el inconsciente.

Así las cosas no acabo de tener claro si la especie humana conoce la diferencia entre el disfrute y la obligación. Si lo de que le llaman amor cuando quieren decir sexo no es más bien al revés, que estamos deseando enamorarnos porque esa parte, la de mantener la incertidumbre de la no certeza eternamente, es la más bonita, la de cuidarlo un mucho para que dure un poco, para que no se nos escape entre los dedos a la primera de cambio.

amor-y-sexo_boda

Así que, si lo único que necesitas reavivar en tu pareja es la pasión, quizá te convenga hacerle caso a Mamen, La Psicomami, que nos contó en #elVermmmut algunas técnicas para tener ganas de sexo: mensajes picantes, notas inesperadas… Para querer sexo hay que pensar en sexo, me dijeron a mí una vez. Ahora, si los problemas son otros, sé sincera contigo misma y enfréntate a ellos. Esas ganas de acostarte con otro puede que te estén marcado el camino hacia la puerta de salida. Sé honesta y enfréntate a la realidad: tú necesitas un cambio de vida. Y probablemente un buen meneo. Pero eso ya es otra historia.

Imágenes: Pexels

Comparte
Artículo anterior7 días sin enfadarme
Artículo siguienteDerechos que hemos Ganado, libertades que hemos perdido

Soy Leticia la mamá de Ojazos desde 2013, mujer desde 1978. Siempre corriendo y con mil cosas en la cabeza para hacer pero con poco tiempo para llevarlas a cabo. Escribo en Esto no es como me lo contaron y Las Letras de Let porque es lo que más me gusta hacer en el
mundo. Activa, habladora y comprometida, cabezota y risueña vivo en una permanente contradicción. Necesito contar las cosas que me pasan para que no se me enquisten en alma.

10 COMENTARIOS

  1. ¡Qué buen tema querida Let!
    yo si conozco gente que dice que sólo quiere sexo por sexo…pero yo no acabo de verlo o al menos creo que no sería capaz. SI te acuestas con alguien le das entrada a lo más íntimo…tendrás que quererlo al menos un poquito ¿no? jaja
    No sé, reconozco que no soy nada experta en el tema y ni siquiera he investigado mucho…solo divago con mi propia experiencia y pensamiento 😉

    • De ahí parte mi reflexión: de esa gente que dice que solo es sexo… pero que yo creo que es mucho más lo que hay detrás. Es un tema muuuuy personal, pero creo que no siempre se trata con sinceridad. Un besote.

  2. Me encantan todos tus post, Leti. El enfoque que les das, cómo escribes… Y encima en este, me siento más que identificada. Soy una de esas de las del último párrafo. Los problemas eran otros, fui sincera conmigo misma, y cogi la puerta de salida. Y feliz por ello, por supuesto. Empezando de cero.

    • Muchas gracias <3 me has emocionado con tu comentario. Me alegra mucho saber que ahora eres feliz. Nadie debería aparcarse tanto como para olvidarse de uno. Me siento afortunada de que lo hayas compartido conmigo. Un abrazo.

  3. Qué buen tema, hermosa, y qué bien escribes!
    Yo creo que sí que hay quien separa sexo de amor, pero estoy contigo en que hay quien cree que lo hace pero no “es verdad”. Y no hablo de un engaño consciente, que también los hay, sino de situaciones de “autoconvencimiento” (generado por muchos factores). En cualquier caso es lo que dices, no está de más reflexionar sobre nuestras necesidades reales, aunque lo cierto es que no es nada sencillo, lo veo en consulta a menudo.
    Un besazo, ¡y mil gracias por la mención!

    • Pues ahí quería llegar yo: al autoconvencimiento. Me da que a veces queremos creernos una cosa cuando nos estamos comiendo el cuento de hadas con patatitas. Muy difícil ser conscientes de nuestras neesidades reales, ¿no crees? sobre todo cuando nos hemos acostumbrado a ponernos detrás de todo. Un besazo y gracias por el comentario.

  4. yo creo que la magia esta en ese equilibrio entre el amor y el sexo, pues sexo puedes conseguir fácil hoy día, pero hacer el amor es algo que personalmente me parece bonito, y compartirlo en pareja es casi como entrar en éxtasis, también me gusta el sexo y suelo escuchar musica de relajacion en spotify ya que me deja concentrar y disfrutar más, bueno es mi aporte y que buenos post.

  5. Soy de las personas que creen que el amor se encuentra completamente ligado al sexo, ya que este segundo sin amor es solo una acción vacía con el simple objetivo de saciar una necesidad básica, mientras que el amor con sexo es un sentimiento mutuo entre los dos, es la unión perfecta de alma y cuerpo que lleva a momento que solo el sexo no puede dar. Saludos.

DEJA UNA RESPUESTA

Introduce tu comentario
Introduce aquí tu nombre