viernes, enero 28, 2022
InicioReivindicamosBatallas que se ganan con pequeños gestos

Batallas que se ganan con pequeños gestos

 

Como madre, pocas cosas me resultan tan devastadoras como la enfermedad infantil. Esos «pequeños guerreros» que lucha, a veces sin comprender, por aferrarse a una vida que no han tenido tiempo aún a saborear son una auténtica inspiración para cualquiera. Por eso, en sus batallas del día a día, esas que libran para ganar su particular guerra, no hacen más que salirles aliados. 

Hace unos días, en el Facebook de Mujeres y Madres Magazine compartíamos con vosotros este vídeo de la fundación Juegaterapia con El hombre de negro, Chicote y Risto Meijide arengando a jóvenes enfermos de oncología en su batalla contra el cáncer.

Hoy queremos hacernos eco de otro proyecto solidario, el de Kimo Kap, encaminado a regalar a estos pequeños pacientes gorros con los que cubrir su cabeza cuando la quimioterapia hace que pierdan su pelo. La idea surgió hace poco más de un año, en marzo de 2014. Jeanne de Montluzin, una mujer que hace más de una década superó un cáncer y que ahora trabaja en el Hospital de La Paz como voluntaria para la Asociación de Padres de Niños Oncológicos (ASION)  comprobó como, con el buen tiempo, sus «pelones», como cariñosamente se refiere a ellos, necesitaban una prenda para cubrir sus cabezas y protegerlas del sol.

Los cambios más grandes empiezan con un paso a la vez, poco a poco; Con fe y confianza; y así día a día veremos esta maravillosa transformación de esta oruga a mariposa.

Jeanne tocó algunas puertas, recurrió a algunos buenos amigos y amigas y, casi sin darse cuenta, Kimo-Kap estaba en marcha. Desde entonces, no ha hecho más que crecer y cuenta en España con dieciocho divisiones de carácter autonómico y 46 delegadas que coordinan el trabajo de equipos de voluntarios y voluntarias que se desviven por hacerles llegar a todos ellos su gorro. Una prenda que, más allá de su funcionalidad, intenta acercarles un poco aliento, esperanza, ilusión, «buen rollo» y, en definitiva, todas las buenas vibraciones y cariño que en ellas pusieron todas y cada una de las personas que intervienen en el proceso.

kimo kap

Y os aseguro que son muchas. Tantas como formas de colaborar con Kimo Kap. Aquí todo el mundo puede aportar su granito de arena. Se necesita la maña de las que se encargan de confeccionar las prendas -en la web de esta red de voluntarios existen patrones para descargarse en las tres tallas en las que se realizan los gorros-, pero también donación de telas -cien por cien algodón y coloridas- e hilos y, ¡cómo no!, apoyo logístico para coordinar todo ese trabajo, organizar talleres, empaquetar y distribuir los paquetes y elaboración de tarjetas. Porque todos y cada uno de los gorros van acompañados de divertidas tarjetas que otros niños, en actos organizadas por la asociación, se encargan de completar con mensajes de aliento.

kimo kap
Imágenes cedidas por Kimo Kap

Aunque la idea surgió en marzo de 2014, no fue hasta junio cuando se distribuyeron las primeras unidades. En este año, los voluntarios han conseguido que 44 hospitales de la red pública y las 18 asociaciones de padres de niños oncológicos reciban sus kimo-kap. Y, precisamente ahora, que sus objetivos son más ambiciosos en cuanto a su difusión, es cuando más necesitan una ayuda de todos nosotros que tú misma puedes ofrecer a través de su web.

María L. Fernández
Soy María Fernández. Mujer, madre, amante, amiga y periodista en permanente propiedad conmutativa. No sé vivir sin contar historias. Las mías, las tuyas, las de los demás. Nunca sabrás si voy o vengo, pero cuando te hablo ten la seguridad de que lo hago de forma honesta, porque no sé hacerlo de otra manera.
RELATED ARTICLES

8 COMENTARIOS

  1. Muchisimas gracias por el articulo escrito con tanto cariño…..Has plasmado el proyecto con ub monton de carisma…Y eso es exactamente lo que tiene Kimo-Kap..»Mucho Carisima». No solo es un gorro para protegercsu cabezas pelones de los rayos del sol…es un gorro lleno de cariño-amor-energia y bienestar de toda la gente que colaboran en ello. Como lo han bautizado los pequeños pelones…»Es un Premio de Pelon» que me hace sentir bien..fuerte..y alegre. Por que la gente ya no me miran con esos ojos tan tristes….ellos sonrien y me dicen cosas bonitas…
    Gracias – otra vez por publicar la filosofia de devolver la ilusion innata de cada uno de nuestros pelones…. 😉 😉 😉

    • Gracias a vosotros por hacer este trabajo espectacular y de forma desinteresada. Destila cariño y eso se nota. Así que qué menos que intentar contárselo a todo el mundo. Ya sabéis que aquí estamos para lo que necesiteis. Un abrazo

  2. Me gustaría conseguir uno para Saul sobrino de una amiga de 6 Anitos y le están dando químico y radio en virgen del rocio Sevilla como puedo conseguirlo?

    • M Mar Regaña, dile a la mamá del peque que en el hospital se le facilitará el gorrito. Está tramitandose todo para que en muy pocos dias todos los pelones de Sevilla tengan su gorro

  3. Muchas gracias por la iniciativa, nos parece tan espectacular que desde Berlín queremos colaborar y vamos a empezar un taller!! Os iremos contando

  4. Hola, soy de Argentina, tengo 18 años y necesito y quiero aprender a hacer estos gorros, por favor si alguien podria ayudarme estaria muy agradecida. Gracias !

Comments are closed.

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron «loca»
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Natalia Martín on Dale a tu cuerpo alegría
Mamá Resiliente (@MamaResiliente) on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
El espacio del bebé on Fantaseando… o quizá no
Cuestion de Madres on ¿Cómo comunicaste tu embarazo?
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Fantaseando… o quizá no
Noelia - Golosi on Modas ideales que vuelven.
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
Limonerías on Tu tripa tras el parto
carmen hdez on Ay cuándo seas madre…
Sara Palacios on Cómo hacer gif animados
María - Mivi Mamá on Vecinos, ¿amor y odio?
marisa, la estresada on Nos separamos, y ahora ¿qué somos?
Cata de Mamatambiensabe on ¡Hospital mon amour!
Limonerías on Placeres culpables
Verónica on La llamaron «loca»
marisa, la estresada on La llamaron «loca»
AL REVES DEL MUNDO on ¡Qué haría yo sin mis amigas!
AL REVES DEL MUNDO on Y tú, ¿qué coleccionas?
chewacca on Odio Star Wars
Mónica de Objetivo Tutti Frutti on Adolescentes y Sexo
Almudena on Adolescentes y Sexo
Catalina on Adolescentes y Sexo
Mamá y la tribu on Ser madre y opositar
Noelia - Golosi on … y lo metió en casa
María Dolores Pujalte on Siempre son los hijos de los demás
Natalia Martín on Tiempo para ti
Natalia Martín on La madre que nos parió
María José Sarrión on Cómo ir calentita sin perder estilo
María José Sarrión on Cómo ir calentita sin perder estilo
Natalia Martín on ¿Te animas con el trapillo?
Sara Palacios on Problemas del primer mundo
Natalia Martín on Elogio de la sobriedad
Natalia Martín on Libros inspiradores para 2016
Alfonso de Lózar on Propósitos de Año Nuevo
Rocío Bloguera on Nacer el Día de los Inocentes
Maria Mivinailart on Recuerdos de Navidad
Natalia Martín on Necesito ser asocial…
Natalia Martín on Necesito ser asocial…
Natalia Martín on Necesito ser asocial…
Natalia Martín on Necesito ser asocial…
Natalia Martín on Necesito ser asocial…
Natalia Martín on Necesito ser asocial…
Natalia Martín on Necesito ser asocial…
Natalia Martín on Necesito ser asocial…
Natalia Martín on Necesito ser asocial…
Natalia Martín on Necesito ser asocial…
Natalia Martín on Recuerdos de Navidad
La Sonrisa de Mini Yo on Recuerdos de Navidad
Mi único norte on Necesito ser asocial…
Viejabruja on Liga con Star Wars
Ruth de R. on Liga con Star Wars
Natalia Martín on Disfruta de la Navidad
Alejandra deF on Abraza la moda navideña
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
laura on