Ventajas de celebrar una boda en otoño e invierno

0

Si te preguntase cuál es la época favorita para festejar una boda, casi seguro que me dirías que primavera o los primeros meses de verano, cuando el termómetro aún nos da tregua. Pero, que sean las fechas más solicitadas no significa que sean las mejores. Aquí vamos a romper una laza por las celebraciones de otoño e invierno, dos épocas donde la luz, y el color se pueden convertir en tus aliados a la hora de conseguir una boda que todo el mundo recordará.

La luz de otoño te enamorará

ventajas de una boda en otoño

Una de las luces que más seduce a los fotógrafos es la de otoño. ¿Por qué no usarla para el día más especial de tu vida? En el caso de que tu celebración sea urbana apuesta por hacerte las fotos en una arboleda o jardín. Si la boda es en el campo aún será más fácil encontrar rincones que hagan de tus fotos un recuerdo que no olvidarás. La naturaleza te proporcionará el decorado más romántico que puedas imaginar con una alfombra natural de hojas y un cielo cubierto por los tonos amarillos y ocres de los árboles.

Decoración para cada temporada

Juega para la decoración de tu boda con elementos naturales como los frutos, las hojas y las flores características de los meses más fríos. Tampoco deseches una celebración de exterior. Si el día es templado puedes hacerlo al aire libre y dejar unas mantitas para los más frioleros o poner espacios para pequeñas hogueras que caldeen el ambiente.

Apuesta por los complementos

bodas-en-otoño

Encontrar vestidos de novia que se ajusten a tus gustos y necesidades es una de las principales preocupaciones al organizar una boda. Puedes elegir entre modelos con bordados, encaje, tul francés… O ser una novia rompedora y optar por los pantalones, una tendencia por la que cada día apuestan más mujeres, o los vestidos de novia cortos como los de Pronovias, una versión que a mí me encanta sobre todo para bodas civiles.

En cualquier caso, si tu boda se celebra en otoño o invierno, puedes dar un toque más personal y glamuroso a tu vestido con unos complementos que te hagan destacar aún más. Chaquetas de plumas, boas, chales de piel y tocados de pelo que hagan que tu look sea inolvidable.

Más donde elegir

Celebrar tu boda en otoño o invierno hace que tengas más posibilidades para elegir tanto la fecha como el lugar. En los meses de calor conseguir un sitio que cumpla las tres «B» (o al menos alguna de ellas) es un tarea titánica que hay que hacer con muchos meses, incluso años, de antelación. En los meses menos saturados, además, encontrarás más detalle y atención por parte de los organizadores de bodas y espacios de celebración, ya que pueden dedicar más tiempo a cada una de las fiestas que preparan.

Ahorro

bodas-otoño-e-invierno

A menor demanda mejores precios vas a encontrar. Fuera de la primavera y el verano puedes conseguir lugares para celebrar tu boda por mucho menos dinero. Esto no quiero decir que la calidad y el servicio bajen, todo lo contrario. Conseguirás mejores condiciones, más mimo y, además, un ahorro que nunca viene mal para poder dedicar a tu vestido de novia o al viaje con el que sueñas.

DEJA UNA RESPUESTA

Introduce tu comentario
Introduce aquí tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.