lunes, enero 24, 2022
InicioMujer ActualEl mito del macho ibérico

El mito del macho ibérico

mito-macho-iberico

Se dice se comenta que el auténtico macho ibérico, el hombre que habita «la piel de toro», es un torrente de testosterona, un ser viril elevado a la máxima potencia y siempre con ganas de dar rienda suelta a la pasión. Y sí, a nosotras nos vuelven locas, ya no tenemos reparos en decirlo, pero sobre todo los que «cumplen» con el estereotipo. Porque hay mucho mito al respecto y hoy nuestra colaboradora Marisa Madre Estresada nos lo cuenta…

Aquí está otra vez, roncando, como si su vida dependiera de ello… Ronca cari, ronca. Ronca mientras me dedico a recordar aquellas primeras noches en las que me prometías amor eterno y a todas horas. Eterno, sí, el insomnio que me producen tus ruidos nocturnos, ése sí que es eterno. Ya lo decía Miguel Gila: hemos pasado de «qué lunar más bonito» a “chate p’allá con la verruuuga”.

No es que mi Cari me prometiera follar a cada rato, no, es que cuando por fin empezamos a vivir juntos ya me avisó de que él lo del salto del tigre no lo veía, que era de hacer el amor tranquilo y cada dos o tres días. ¿Tranquilo? Sí, con tanta pachorra que me da tiempo a ir a la nevera, acabarme el chocolate, volver a la cama y ha cambiado un poquito la posición de la mano a ver si me encuentra la entrepierna, y no por alargar los preliminares, es que se me va durmiendo y me toca hacerlo a mi todo.

«Tú marcas el ritmo», me dijo un día. Que le gusta más verme encima, dice, ¡para no mover ni un dedo! De hecho, estoy convencida de que los ruidos y jadeos son otra manera de roncar. Luego un suspiro fuerte, un ahh, qué gusto, después se da media vuelta y si te he visto no me acuerdo.

2016 bored whatever unimpressed confetti

Esos arrumacos del después de las pelis nos han hecho crearnos unas falsas expectativas que van a costar más de un divorcio, os lo aseguro.

He hablado con mis amigas. La Mari dice que su churri (churri, de chuchurrío) si le abraza después, en realidad, no es que la abrace, es que entra en fase sueño profundo tan deprisa que ni le da tiempo a girar. Que ronca en cualquier posición, vamos.

Hubo algún momento que pensé que tenía alguna amante, y por eso tenía tan pocas ganas y tanto sueño por las noches, y pensé en mirar el móvil y su tarjeta de crédito, pero lo descarté enseguida. ¡Si no sabe hacer funcionar el wasap! Mi cari habla entre ronquidos, y se le oye, “¡árbitro!, ha sido penalty” y otras mil expresiones malsonantes sobre el equipo contrario, pero ningún nombre de mujer ni nada similar. Tampoco se ha equivocado nunca de nombre en la cama. Aunque también es verdad que sería difícil, no articula ninguna palabra. Se convierte en un ser que solo gruñe. Yo preferiría una bestia parda, pero no. Solo son sonidos guturales.

beast x men first class movie frustrated

El otro día, mientras le ponía la cena intenté hablar del tema. «Oye, cari, tenemos que hablar. Que yo sé que me quieres y eres buena gente y eso, pero es que en la cama…» ¿Y sabes lo que me soltó? Que no sea tan tiquismiquis, que a él no le enseñaron a remeter las sabanas de pequeño y hace lo que puede. Que total, para deshacerla por la noche, lo mismo da cómo estén colocadas las almohadas.

«¡Pero cari! Que yo quiero que la deshagamos a fuerza de revolcones, no que me quites el edredón!» Pero nada, cogió el mando de la tele, puso el fútbol y le debió dar también al botón de apagarme, porque ya no me hizo caso.

La verdad, mi vida era muy triste, trabajo, niños, casa…. Hasta que descubrí las redes sociales. ¡¡¡¡Todo un descubrimiento!!!! Ahora tengo follamigos digitales. Me hice de una web de esas de buscar novio con un perfil falso. En vez de poner Paca Pérez, que no tiene ningún glamour, me puse Pica Priz, busqué una foto de una modelo, dije que vivía en una granja aislada cuidando a una anciana muy rica, y que dedico mi tiempo libre a escribir una versión moderna y feminista del Kamasutra y que no puedo desplazarme. Y voy ligando con todo bicho viviente.

tinder tinderizer

Conclusión: hay mucho casado triste dispuesto a charlar… y lo que surja, mientras escucha los ronquidos de su media naranja. También me he comprado un par de cacharros de esos de revitalizar el suelo pélvico (jejeje). Revitaliza, sí, ¡vaya si revitaliza! Mi amiga, la Mari, dice que eso también es poner los cuernos, pero yo le digo que es lo que mantiene vivo mi matrimonio… Y mi entrepierna.

Nota de la autora: les recuerdo que en este mundo virtual nada es verdad o mentira. Todo depende de quien lo lea… y quien lo escriba. No se lo crean todo, hasta yo me invento finales de cuento.

Colaboraciones MMM
Este post ha sido escrito por una colaboradora puntual de Mujeres y Madres Magazine. Aquí os damos voz para que la vuestra llegue lejos. Si quieres colaborar con nosotras escríbenos a: hola@mujeresymadresmagazine.com
RELATED ARTICLES

6 COMENTARIOS

  1. Genial Marisa. La gente del vagón de metro me mira raro mientras me río pero, qué más da. Dejadme, al menos, tener un pequeño orgasmo de alegría hoy.

  2. ¡Me meo Marisa! Di que sí, que siempre somos nosotras las que cargamos con la fama de no tener ganas o poner excusas, pero ellos tampoco están siempre tan dispuestos como les gusta airear por ahí.

Comments are closed.

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Omar on Odio Star Wars
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron «loca»
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
Alejandra deF on Queridas madres del Whatsapp
Sara Palacios on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Carmen on ¡Adoro Divinity!
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
María on Ladrones de tiempo
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Natalia Martín on Dale a tu cuerpo alegría
Mamá Resiliente (@MamaResiliente) on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
El espacio del bebé on Fantaseando… o quizá no
Cuestion de Madres on ¿Cómo comunicaste tu embarazo?
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Fantaseando… o quizá no
Noelia - Golosi on Modas ideales que vuelven.
Johanna Arco on Modas ideales que vuelven.
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo