domingo, mayo 29, 2022
InicioLifeStyleCinco cosas imprescindibles si quieres convertirte en egoblogger

Cinco cosas imprescindibles si quieres convertirte en egoblogger

egoblogger
No todo el mundo tiene el arte que tenemos Walewska y yo para posar.

Las niñas ya no quieren ser princesas, quieren ser egobloggers porque ¿a quién no le gustaría ganarse la vida haciéndose fotos en la puerta de tu casa con las mejores ropas y disfrutar de las fiestas más exclusivas y de los viajes más molones? Deja de soñar con ser egoblogger porque Mujeres y Madres Magazine te va a dar las claves para conquistar el Olimpo.

1. Convence al mejor fotógrafo de tu entorno que tu misión hacia el egoestrellato es pan comido. Ninguna egoblogger llega a serlo sin su fotógrafo de cabecera, así que prioriza este punto sobre el resto. Puede ser una amiga, tu madre o tu novio/marido/love interest. Recuerda que su misión es tanto sacarte guapa como sujetarte el bolso en las fotos en las que te estás rascando la nuca.

A photo posted by Mariano Di Vaio (@marianodivaio) on

2. Encuentra un marco incomparable que te sirva de comodín para hacer tus fotos: puede ser el portal de tu casa, la rampa de tu garaje, el gimnasio de Mariano di Vaio, ese descampado donde pronto van a poner una fuente porque con las elecciones ya se sabe que corre mucha prisa ponerlo todo muy bonito. Lucha por tu rincón y defiéndelo con uñas y dientes si otra egoblogger se acerca, tu descampado es tu seña de identidad, igual que el lunar de tu mejilla o el tatuaje con el símbolo de infinito que tienes en la muñeca.

3. Practica tus poses: ráscate la nuca, tuerce las rodillas, echa los hombros adelante y mete tripa. La belleza es un 90% de pose y un 10% de Photoshop. Y ya sabes lo caras que son las licencias de Photoshop.

4. Junta un número indecente de seguidores, siguiendo la máxima de “aquí todo vale”. Haz concursos, roba seguidores a tus competidoras egobloggers o líate con un famoso, no quiero mencionar a nadie, ¿verdad, Pelayo?

 

A photo posted by Pelayo Diaz (@princepelayo) on

5. ¡Prepárate a disfrutar! Una vez has conseguido superar todas estas pruebas solo te queda disfrutar, presentarte en todas las fiestas que puedas (recuerda: los cupcakes son muy 2012, ahora se llevan más los cakepops).

Si quieres saber si lo estás haciendo bien, creo que en el último barómetro lo que medían era la cantidad de marcas que te han invitado a Coachella en un año.

La foto que encabeza el post nos la hizo Violeta Rodríguez.

Patch
Patchhttp://www.noesundesfile.com
Periodista, bloguera, amansadora de fieras, @communitymadre y tratando de conquistar el mundo desde los 80. Puedes encontrarme en No es un desfile donde voy contando mis tonterías desde 2003. ¡Ah! Y ahora he escrito un libro Responde primero a la segunda pregunta.
RELATED ARTICLES

23 COMENTARIOS

  1. Oye pues liarse con un famoso suena bien, lo hablaré con mi marido y le diré que es por el bien del blog jaja! Hay algún catálogo de famosos disponibles? Quiero elegir antes de que otras egobloggers se pillen a los más monos! XD

  2. Es que con nuestro fotón todo lo que digas después deja de ser relevante. No sé como no nos ficha alguna marca, con lo remonas que salimos y el arte que tenemos para posar naturales a la par que sencillas

  3. Jajaja Maravilloso el momento pose (con rodillas de “niña malita”), pero me has matao con lo del descampado. Me las imagino marcando terrero echando gotitas de VIP de Carolina Herrera. XD

    • Muestras, muestras, que no está la cosa para malgastar cosas valiosas 🙂

      Descampado, puerta roñosa grafiteada que hay en tu calle…

  4. Definitivamente ‘no cumplo ni un punto para egoblogger! Oye, y ese salero para posar desde luego que no lo consigue cualquiera. Y cuando se llega a ser ¿egoblogger? ¿Qué es lo que viene detrás?¿Existe la vida detrás de la foto?

  5. Creo que necesito el jardín de la Echevarría para las fotos… espera… ¡qué tengo una terraza! Vale, ya he localizado mi ambiente vital solo me queda construirme un personaje :p

  6. Con lo que me mola a mí un evento!!Yo tb quiero ser egoblogger!!Jajaja…Chungo lo veo porque cuando las ojeras no me llegan hasta las rodillas,es porque el pelo me tapa la cara [bueno, también puedo ser una egoblogger grunge (que no gótica!¿Siguen existiendo los grunges?)], y porque mis exteriores son mas bien interiores de barrio,jajajaj..Pero ala, todo es ponerse!!jajajaja…De donde saco yo un famoso??En fin….Genial la foto!!Y genial descubrirte!

    MIL BESOS!!!

  7. Me falta mucho, pero que mucho para ser egoblogger….. me lo acabas de confirmar… no doy ni una 😉

  8. Gracias por tus tips, ahora si que puedo llegar a ser la egoblogger que tanto, tanto he soñado!!! jejejeje… lo de liarme con un famoso lo tengo complicado, ya sabes, eso de los affarires no es lo mío, que soy muy mala para fingir e inventarme coartadas y mentirillas… pero ya estoy intentando seducir a una tal Violeta, la conocéis verdad? ah… pues esa misma!. jejejeje… la verdad es que se tiene que tener un “cuero” para servir de esto, yo me partiría de risa en la primera pose… o igual, puedo generar una nueva tendencia, vé tu a saber…

Los comentarios están cerrados.

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Omar on Odio Star Wars
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron “loca”
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
Alejandra deF on Queridas madres del Whatsapp
Sara Palacios on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Carmen on ¡Adoro Divinity!
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
María on Ladrones de tiempo
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Natalia Martín on Dale a tu cuerpo alegría
Mamá Resiliente (@MamaResiliente) on Hija, tu cuerpo será tu prisión