domingo, junio 26, 2022
InicioMaternidad¿Cuánto cuesta tener un tercer hijo?

¿Cuánto cuesta tener un tercer hijo?

Igual tú también te has hecho o te han hecho, alguna vez, la pregunta del millón: cuánto cuesta tener un hijo. Pues yo creo, sinceramente, que esta pregunta no tiene respuesta válida porque depende de tantas cosas y, hoy en día, hay tantas opciones para sus primeros años de vida… ¡Te cuento!

Hay gastos básicos e imprescindibles

cuanto cuesta tener un hijo

Puede parecerte una tonteria pero el gasto de pañales que tendrás durante sus primeros años de vida es bastante significativo, aunque no te lo parezca porque es dinero que vas soltando con cuentagotas. Calcula que durante su primer año de vida gastarás una media de unos tres mil pañales nada más y nada menos. Pero, por suerte, marcas hay muchas y cada una con un precio muy distinto. El gasto en pañales dependerá de la marca que elijas o de la opción, porque hoy en día hay también quien elije los pañales de tela. ¡Será por opciones!

El tema vacunas también representa uno de los principales gastos ante la llegada de un hijo. Para mí imprescindible y nada discutible, no hay opción o alternativa posible en este tema. Valen lo que valen y son las que son, no queda otra más que gastarse el dinero.

Los sistemas de retención para el coche son otro de esos gastos básicos e imprescindibles en los que, bajo mi punto de vista, nunca hay que escatimar ni intentar ahorrar dinero. La seguridad de mis hijas está por encima de cualquier cosa y acontramarcha durante los primeros años de vida. Pero es verdad que cada vez hay más opciones para elegir y ya hay incluso gran variedad de precios en los sistemas de retención infantil acontramarcha. Eso sí, acude a un centro especializado en el tema donde puedan asesorarte con cabeza.

En el resto de productos que a priori pueden parecerte imprescindibles, todo dependerá del tipo de crianza que elijas y de lo que quieras gastarte porque opciones hay muchas hoy en día. La cuna, un buen portabebés, el cojín de lactancia, el carro… Actualmente hay gran variedad de opciones donde escoger y cada una de ellas con precios muy distintos para poder elegir la opción que más te guste, que mejor se ajuste a tus necesidades y que mejor se adapte también a tu bolsillo.

También hay gastos totalmente prescindibles

cuanto cuesta tener un hijo

Ahora que me enfrento a mi tercera maternidad me doy todavía más cuenta de la cantidad de cosas prescindibles que compré cuando tuve a mi primera hija. Demasiada ropa para lo rápido que crecen, infinidad de juguetes que luego no usan y un montón de cachibaches que luego no son tan útiles como paracen o como prometen. Estoy segura de que más de una estará de acuerdo conmigo en este punto o sino piensa las cantidad de cosas que guardaste prácticamente nuevas o que luego no usaste tanto como pensabas.

Aprovecha los regalos sin reparo

cuanto cuesta tener un hijo

La llegada de un bebé siempre es motivo para hacer regalos. Sé lista y aprovechalos con cabeza y cuando te pregunten qué necesitas o qué quieres, los familiares o los amigos, no te cortes. Aprovecha y pide por esa boquita todas esas cosas básicas e imprescindibles que hemos comentado antes y que suponen uno de los principales gastos que vas a tener ante la llegada de un bebé.

El sistema de retención infantil para el coche para mí es el mejor regalo, sin duda. En la mayoría de las familias por temas de logística con los coches, acabas comprando las sillas por duplicado, por lo que este gasto se duplica. Qué mejor regalo que este que garantiza la seguridad de tu hijo en el coche. ¡Ninguno! Y porque no pedir vacunas o pañales. ¡Todo vale!

En definitiva, tú eliges

cuánto cuesta tener un hijo

En definitiva, seguro que más de una estará de acuerdo conmigo en que es complicado calcular cuanto cuesta tener un hijo. Hay infinidad de opciones que pueden marcar la diferencia y todo depende de lo que tú y tu pareja elijáis en cada momento.

Desde la marca de pañales hasta la cantidad de ropa, la alimentación, los juguetes o la amplia variedad de productos de puericultura que econtrarás a tu alcance. O incluso depende del tipo de colegio o escuela infantil que elijas o el tipo de actividades extraescolares que ellos escojan más adelante. Las posibilidades son realmente infinitas y los precios muy dispares.

Yo os confieso, ahora que espero a mi tercera hija, que el gasto para nosotros va a ser mínimo, al menos durante sus primeros años de vida, pero insisto en que calcular cuanto cuesta tener un hijo es realmente difícil, tan dificil como no sentir miedo en esta aventura de ser madre.

Y tú, ¿qué opinas? ¿cuánto cuesta tener un hijo para ti?

Imánes: dinero, pañales, peluches, lazo y mamá con su bebé. Todas ellas vía Shutterstock.

Natalia Martín
Natalia Martín
Soy Natalia, mami de tres… bueno de dos princesas, que me tienen loca, y un blog donde, desde hace más de cuatro años, cuento mis historietas, mis ocurrencias y mi día a día. Mujer apasionada, responsable, trabajadora, comprometida, cariñosa y muy optimista, me gusta ver el vaso siempre medio lleno. Dispuesta a darlo todo siempre y a disfrutar de este nuevo proyecto con todas vosotras.
RELATED ARTICLES

9 COMENTARIOS

  1. Yo pienso como tú, que los primeros 3 años el gasto se puede controlarse muchísimo, y si es el tercer hijo, pocas cosas nuevas necesitarán. El problemas lo veo a medida que carezcan: vacaciones para 3, colegio para 3, comedor para 3, todo el ocio fuera de casa, incluye el cambio de coche. Los estudios y el ocio es de lo que más me preocupa.

    • Te aseguro que nosotros ahora con la llegada de la tercera, de primeras no tenemos que comprar nada de nada. Amortizamos un poco más todo lo que compramos en su día. Más adelante ya es otra cosa pero también depende de las opciones que elijas. La clave está en que tu decides cuanto te gastas, no hay una regla exacta…

  2. Yo cuando pienso en los “gastos de un hijo” lo primero que se viene a la cabeza es “pagar guardería, luego colegio, libros, uniforme…”.. el resto, como calzado, pañales, silla para el coche.. no me asusta tanto.. pero los niños no son “gratis” los colegios, los libros.. tampoco… asi que yo ni me planteo tener otro.. no puedo quitarme de “fumar” porque ni siquiera fumo

    • Cada caso es un mundo pero calcular lo que te va a costar tener un hijo es complicado…

  3. Muy de acuerdo contigo, aunque es verdad, que por ejemplo en mi caso, aunque me hubiese encantado una tercera hija (no lo descarto si me toca la lotería, jaja) reconozco que a mí lo que me preocupa es el tema colegios, extraescolares, excursiones, facultad,… particularmente creo que no me lo podría permitir a no ser que vendiera la casa (que no me importaría pero no es tan dificil). El caso es que eso, depende de cada caso y de cada familia. Yo era muy de decir que donde caben dos caben tres, pero reconozco que hoy en día, y según prioridades personales de cada uno, no es así. Y que la vida está muy cara y lógicamente dependiendo de a lo que cada uno quiera renunciar.
    Un besazo y loca por ver a tu nueva niña. Solo imaginarte me da felicidad,
    Muack

    • Pues mira cuando llegue el momento ya se verá Bea. Tendremos que reorganizar nuestros gastos y, durante un tiempo, dar prioridad a otras cosas. Todo está muy caro pero también les damos (y nos damos) muchas más cosas de las que necesitamos ¿no crees? Yo me puse a trabajar con 18 años para pagarme mi futuro y tan feliz. Ahora no sé si dará para que se paguen su futuro pero al menos ayudaran de alguna forma, ¿no crees?

  4. Yo es q veo familias q se creen q necesitan de todo y q no escatiman en nada. Oye, las hay q gastan sin reparo pero otras q las ves q van apuradas. Y con el segundo, quién les habla ya del tercero! Nosotros seremos tripadres en agosto y no pienso comprar nada. Hay q guardar para la guarde y los comedores de los otros dos. Q eso si q es un gasto interesante.

    • Estoy en tu mismo caso. En agosto nos viene la tercera y con la experiencia veo que muchas cosas en las que gastamos el dinero con las primeras fueron innecesarias. Ahora toca amortizar a tope todo lo que tenemos y ahorrar para lo que de verdad es importante. Ahora, eso sí, cada familia y cada caso es un mundo…

  5. El tercer@ viene a mi casa en noviembre….No tenemos grandes sueldos pero intentamos aprovechar nuestros recursos al máximo…dicen q no es más feliz el q mas tiene sino el q menos necesita y no voy a decir q el dinero no es necesario pq evidentemente lo es pero hay otras cosas muy importantes a las q apenas prestamos atención y eso es un error

Los comentarios están cerrados.

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Omar on Odio Star Wars
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron “loca”
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
Alejandra deF on Queridas madres del Whatsapp
Sara Palacios on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Carmen on ¡Adoro Divinity!
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
María on Ladrones de tiempo
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Natalia Martín on Dale a tu cuerpo alegría
Mamá Resiliente (@MamaResiliente) on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión