domingo, junio 26, 2022
InicioMujer Actual9 Curiosidades del calendario que rige nuestra vida

9 Curiosidades del calendario que rige nuestra vida

Hablamos de organizarnos la semana, la casa,  el armario… Todo va en relación al calendario que tenemos, al uso horario en el que vivimos. Los lunes nos afectan por ser lunes y comenzar la semana y los viernes nos alegran porque llegan los días de descanso. Pero, ¿qué sabemos de esta organización? ¿Cómo y cuándo empezó a usarse esta disposición de días-semanas-meses? ¿Nos enseñaron en el cole algo sobre este tema?

Personalmente recuerdo que nos dijeron que los días de la semana hacen referencia a planetas y a la luna. No me explicaron por qué, pero me resultó muy curioso (y si me lo explicaron nunca lo he recordado).

Hoy os vengo a contar varias curiosidades que quizá no sepáis de nuestro calendario actual sobre el que, a raíz de una conversación sobre los días de la semana, empecé a leer en Google y he encontrado muchas cosas que no sabía. Hoy un poco de culturilla general relacionada con un tema que tanto me gusta, los romanos.

1. Los años no son exactos

calendario-año-solar

Lo primero, y no como curiosidad del todo sino como algo básico que hay que saber en la vida sí o sí,  es que un año es lo que tarda la tierra en girar alrededor del sol. Pero no es algo exacto, porque tarda 365 días y 6 horas, horas que se acumulan para que cada 4 años el año tenga 366 días, uno más a final de febrero.

Este desajuste es pequeño en relación a los desajustes que existían en los calendarios anteriores…

2. Nuestro actual calendario se implantó en el S. XVI

Actualmente nos regimos por el calendario Gregoriano desde 1582, calendario que modificó el calendario anterior, el Juliano. Este calendario se llamó así por su creador el Papa Gregorio XIII, y fue creado para organizar las festividades litúrgicas y hacerlas coincidir con el calendario civil.

3. Días borrados del calendario

El primer año de implantación hubo que hacer reajustes porque el año no coincidía con el año astronómico, así que en 1583 diciembre tuvo solo 21 días, 10 desaparecieron. Y desde entonces se estableció que el año comenzara el 1 de enero.

4. El origen del calendario Gregoriano: el de Julio César

calendario-juliano

El calendario anterior, el Juliano, fue creado por Julio César e implantado en el 46 A.C. en base al calendario romano que ya existía pero haciendo varias modificaciones para hacerlo más exacto. El calendario romano tenía solo 10 meses, de marzo a diciembre, y añadían dos meses cada dos años para ajustar.

5. No siempre fueron los años de 365 días

El calendario juliano tenía 12 meses y el primer año que se estableció tuvo 445 días, para corregir los desfases del calendario anterior.

6. Los meses antes estaban numerados

calendario-semanas

Los nombres de los meses ya venían determinados por el calendario romano, el anterior al Juliano. Durante mucho tiempo el año comenzaba el 1 de marzo, mes de Marte, padre de Rómulo y Remo. Seguido de:

  • Aprilis, mes de apertura de las flores.
  • Maius, mes de de Maia, diosa de la abundancia.
  • Junius: mes de Juno, diosa del hogar y la familia.
  • Quintilis: mes quinto.
  • Sextilis: mes sexto.
  • September: mes séptimo.
  • October: mes octavo.
  • November: mes noveno.
  • December: mes décimo.
  • Januarius: mes de Jano, dios de los portales.
  • Februarius: mes de las hogueras purificatorias (februa).

Cuando el año cambió a empezar en enero, el nombre ordinario de los meses dejó de coincidir con su lugar, pero mantuvieron el nombre.

7. Meses con nombres de emperadores romanos

calendario-augusto

En honor a Julio César, creador de este calendario, se mandó cambiar el nombre de uno de los meses “quintilis”, por “julius”. Años más tarde, otro emperador mandó cambiar el nombre de otro mes, Octavio Augusto, “sextilis” por Agosto.

El mes de agosto tenía originariamente 30 días, pero Octavio Augusto no quería que “su mes” tuviera un día menos que el de Julio César, así que le quitó un día a Febrero para ponerlo en Agosto.

8. Los días de la semana

Y por fin el origen de mi curiosidad, de donde vienen los nombres de los días de la semana.

Los días de la semana obtuvieron sus nombres de los objetos celestiales que veían moverse en el cielo: la Luna, Marte, Mercurio, Júpiter, Venus, Saturno y el Sol.

Más adelante, el sábado se relacionó con las creencias judías, con el Sabat, día de descanso después de que Dios creara el mundo. Entonces el domingo era el primer día de la semana, el día del Sol. El día del Sol desapareció para pasar a llamarse domingo, Día del Señor.

Ya veis que importancia tienen las estrellas, y es que durante siglos ha sido todo lo que veían por la noche las civilizaciones, cada una interpretando lo que veían a su manera, poniéndole un nombre u otro, y estudiando su movimiento.

Imágenes: Pixabay

Lydia
Lydia
Soy Lydia, madre desde 2013 y que ha vuelto a ser madre en 2015, ya soy del club de las "Bimadres " . Estoy cada día más inmersa en el mundo 2.0 tras comenzar un blog con la maternidad, Padres en Pañales, en el que hablo de todo un poco, me gusta compartir experiencias y aprender de las de los demás. Soy bailonga por naturaleza, optimista y charlatana. Espero aportar diversión, buen humor y ¡alegría!
RELATED ARTICLES

2 COMENTARIOS

Los comentarios están cerrados.

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Omar on Odio Star Wars
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron “loca”
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
Alejandra deF on Queridas madres del Whatsapp
Sara Palacios on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Carmen on ¡Adoro Divinity!
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
María on Ladrones de tiempo
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Natalia Martín on Dale a tu cuerpo alegría
Mamá Resiliente (@MamaResiliente) on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
El espacio del bebé on Fantaseando… o quizá no
Cuestion de Madres on ¿Cómo comunicaste tu embarazo?
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Fantaseando… o quizá no
Noelia - Golosi on Modas ideales que vuelven.
Johanna Arco on Modas ideales que vuelven.