domingo, mayo 22, 2022
InicioMujer ActualDesorden y creatividad

Desorden y creatividad

Desorden y creatividad

Todo surge del caos. La vida surge del caos. Las grandes ideas surgen del caos.

En palabras de Steven Pressfield: “Partiendo del desorden inicial, las estrellas encuentran su órbita y los ríos su cauce.” Chaos itself is self organizing -dice. Y es que llamamos desorden a todo aquello de lo que no entendemos las pautas que lo rigen.

El orden mismo surge como intento vano de aniquilar el supuesto desorden de ese caos. Las clasificaciones de las especies, las etiquetas que ponemos a cosas y personas, todo… surge de la necesidad imperiosa del hombre de simplificar su entorno caótico para comprenderlo.

Y claro, lo hacemos como buenamente podemos: 1,9 millones de especies animales hasta la fecha, 127 familias de mariposas… 16 tipos de personalidades para clasificar a 7,5 billones de personas. Ostras. Así es muy fácil no encajar. (No olvidemos que el no encajar es un problema artificial creado por nosotros mismos).

Desorden y creatividad

Desorden y creatividad

Mi desorden es mi Caballo de Troya. Pero también mi Helena. Intento dominarlo pero no es fácil. Se me cuela de nuevo en casa en cuanto me despisto y termina por dominarme él a mí. Hoy he decidido hacerme amiga de mi desorden. Porque (fuera de las revistas minimalistas) nada es blanco, ni negro… ¿podría ser que el desorden tuviera alguna cualidad positiva?

De hecho, el mundo es bastante caótico y tratar de ponerle orden a todo ese caos que nos rodea es una tarea titánica y agotadora (ya no te cuento si además de tu desorden de serie, te pones a procrear). Que Diógenes se apiade de ti.

Mi afán de simplificación

Desorden y creatividad

Tanto minimalismo, tanta mesa blanca y limpia, tanto escritorio impoluto…

Mmm… me hallo en una encrucijada. Sí que quiero menos cosas de las que tener que (pre)ocuparme, pero eso de tener que tener las cuatro que tengo ordenadas en fila india u organizadas por colores o tamaño no me acaba de… salir.

Y es que, ya puedo ordenar mi mesa las veces que quiera, que a la que me pongo a vivirla de nuevo, aterriza en ella correspondencia, llaves, libretas, listas de cosas por hacer, cuadernos de los niños y lo que sea que lleve en la mano. Por mucho que me encante la imagen del escritorio impoluto, a la hora de la verdad no me resulta del todo efectivo. Qué sinvivir. Yo sé que se vive más tranquilo, y mas calmado, si tu entrono también transpira calma. A eso voy. A eso quiero llegar sí, pero… ojo que no todo el monte es orégano y, como en todas las cosas, no hay que ser extremista. ¿Será posible que al final mi orden especial (que otros se empeñan en llamar desorden) tenga su razón de ser? ¿O que incluso sea beneficioso para mí?

Un estudio sesudo

Desorden y creatividad

El orden suele asociarse con eficiencia y productividad aunque, esto no es siempre así. No todos funcionamos igual.

Pero oye, hoy no hemos venido a divagar… Esto que os voy a decir no me lo invento, que voy a basarme en un estudio realizado por Kathleen D. Vohs, Joseph P. Redden and Ryan Rahinel en la universidad de Minesotta. Ahí es ná. En este estudio, básicamente, analizan el efecto que tiene en nosotros la organización del espacio físico que nos rodea, a la hora de tomar decisiones.

Por medio de unos sencillos experimentos, sacan algunas conclusiones impactantes. Las personas que participan son expuestas a espacios ordenados las unas y a cuartos desordenados las otras. Sus reacciones siguen patrones determinados en función del espacio en que hayan estado.

De este estudio se desprende que un espacio desordenado anima a buscar soluciones alternativas y no convencionales. Alienta a romper con la tradición y predispone a la aceptación de ideas novedosas.

No entraremos a valorar si todo eso es deseable o no (eso es cosa de cada cual). Pero sí podemos concluir que cierto desorden nos permite ver el mundo que nos rodea de un modo más distendido. Y que, como explican en este post: el estado de ánimo en que te pone ese desorden puede llegar a estimular la creatividad. ¡Muy interesante! (Y un gran alivio, oye).

Imágenes: Pixabay

Nuria Puig
Nuria Puighttps://nurananu.wordpress.com/
Mi nombre es Nuria pero, donde vivo, tienden a llamarme Julia. He tirado la toalla y, si me llamas Julia, también me giraré. He trabajado en construcción y en educación pero lo que hace que me olvide de comer y de beber es: escribir. Voy por la vida con Gorro y a lo Loco
RELATED ARTICLES

2 COMENTARIOS

  1. ay, qué ventana más buena a la que poder asomarse de vez en cuando (me temo que un ratito cada día), cuando la sensación de “soy un desastre” viendo el estado lamentable del salón, no me deje respirar… gracias y bss!

Los comentarios están cerrados.

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Omar on Odio Star Wars
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron “loca”
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
Alejandra deF on Queridas madres del Whatsapp
Sara Palacios on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Carmen on ¡Adoro Divinity!
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
María on Ladrones de tiempo
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Natalia Martín on Dale a tu cuerpo alegría
Mamá Resiliente (@MamaResiliente) on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
El espacio del bebé on Fantaseando… o quizá no
Cuestion de Madres on ¿Cómo comunicaste tu embarazo?
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Fantaseando… o quizá no
Noelia - Golosi on Modas ideales que vuelven.
Johanna Arco on Modas ideales que vuelven.
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo