sábado, diciembre 4, 2021
InicioEl VermutEl chico perfecto tendría...

El chico perfecto tendría…

¡Nadie es perfecto!, decían en Con faldas y a lo loco la película de Billy Wilder. Y efectivamente nadie lo es, las primeras nosotras. Pero vamos a jugar hoy a ser el Dr. Frankenstein y a construir nuestro chico ideal. ¡Albricias! JAMÁS hemos hablado de chicos previamente aquí porque es un tema que no nos interesa nada. Querednos como somos. ¿Qué tendría que tener el chico perfecto para volvernos locas?

El sentido del humor de Jimmy Fallon (Sara)

chico-perfecto-humor-Jimmy-fallon

Suena a topicazo, pero la belleza se marchita. Aún así, hasta que se marchite ¡que viva!, ¡no me malinterpretéis!. Una de las cosas que más me gusta de los hombres es que me hagan reír: consiguen que los vea mucho más guapos de lo que son. Para mí el hombre ideal tendría que tener el sentido del humor de Jimmy Fallon y también su capacidad para divertirse sin límites y disfrutando como un niño. Me encanta. A mis ojos esto lo convierte súper atractivo. Os recomiendo que veáis los vídeos de su canal de Youtube porque, sobre todo los retos con famosos, son tronchantes. Me declaro fan. Y reconozco que esa desvergüenza y esa risa me ponen.

La mirada de Josh Lucas (María Jardón)

chico-perfecto-mirada-josh-lucas

Y quien dice de Josh Lucas, dice de Joshua Jackson o Bradley Cooper… ni siquiera tiene que tener unos ojos azules o verdes sino una mirada profunda, una mirada que te diga todo sin decir nada, una mirada que transmita. Como a mi compañera Sara me encanta que un hombre me haga reír, pero si tengo que decir que es lo que más me atrae de ellos es, sin lugar a duda, la mirada.

La inteligencia de Tyrion Lannister (Pilar)

chico-perfecto-inteligencia-Tyrion

No voy a decir que unos ojos penetrantes como los de Bradley Cooper no me gusten, o unos abdominales como los de Stephen Amell (Arrow) no puedan alegrarme la vista, peeeero yo me enamoro de  la inteligencia y necesito una buena conversación para caer totalmente rendida a los pies de un hombre ¿y quién mejor que Tyrion Lannister para tener una conversación interesante?

Vale, ya sé que es un personaje de ficción y que en realidad sus frases las ha escrito un señor obeso con barba, pero déjame vivir la ilusión ¿no?

El aire de chico malote de Jesús Castro (Nat)

chico-perfecto-malote-jesus-castro

Es algo que no puedo evitar pero con esa mirada de «aquí te pillo y aquí te mato» me derrito. Ese puntito macarra, de niño malo y que no sigue las normas siempre me ha atraído y Jesús Castro, el prota de la peli El niño lo cumple a la perfección. ¿No os parece?

La sonrisa de Denzel Washington (Ruth)

chico-perfecto-Denzel-Sonrisa

Blanca, enorme y perfecta. Con un montón de dientes, de hecho creo que tiene alguno más que el resto de los mortales. Varias veces elegido con el «hombre con mejor sonrisa del mundo», es que, encima de bonita, es de las que contribuyen al calentamiento global del planeta. Ya sabes de qué hablo…

El mentón de Rob Lowe (Merak)

chico-perfecto-rob-lowe
En la foto de la izquierda no se le ve muy bien el mentón… pero va de regalo

Lo sé, el tema no puede ser más añejo, pero Rob Lowe es una de esas reminiscencias adolescentes que todavía hace que me tiemblen las entretelas -sé que ahora da miedito y parece de cartón piedra, pero hasta hace bien poco estaba bueno de cojones narices-. Su mentón anguloso me resulta de lo más sexy y tras muchos años de análisis y evaluación he llegado a la conclusión de que no es una atracción puntual, sino que, definitivamente, tengo querencia por los hombres con una mandíbula bien marcada.

El estilo de Asier Etxeandia (Majo)

chico-perfecto-estilo-asier-Etxeandia

No sé que tiene que me encanta: su mirada, su inteligencia, su aire misterioso, pero, puestos a elegir, me quedo con su estilo. Sin ser clásico, siempre va elegante y, como es muy alto, todo lo que se pone le sienta como un guante.

Con traje, con camisa y vaqueros, con barba o sin ella, con el pelo largo o corto. Haga lo que haga, siempre resulta interesante y, además, no pasa desapercibido.

El torso para el chico perfecto… el de Alex O’Louglin (Let)

chico-perfecto-torso-Alex- OLoughlin
Con ropa -o sin ella- este chico lo vale

Ya os conté que este chico está en mi lista de los cinco polvos que no son infidelidad -y mi marido se muere de ganas de ir a Hawaii, así que quizás tendría que hacerle caso y pillar los billetes-. Definitivamente, su torso tendría que estar en mi chico perfecto. Sin camiseta y con ella Alex tiene un torso digno de estudio. Un pecho amplio, fuerte y con vello, aunque no en exceso, al que acompañan unos brazos trabajados… ¿no me digáis que no dan ganas de dejarse abrazar un poquito -o para siempre- por él? Uf, lo pienso y me recorre un escalofrío… voy a ir buscando el bikini, ¿cuántas horas de vuelo hay hasta Hawaii?

Nuestras lectoras hablan…

Físicamente amigas ¡lo queremos todo y a todo decimos que sí! Vayamos por partes… Verónica propone ponerle los huequitos intercostales de Jon Kortajarena porque los ve formando triángulo con la trompa el miembro viril y puede que en su subconsciente su presencia esté relacionada con la potencia sexual, quién sabe. Ruth Edurne Benito añade, sin cortarse, las espaldas de Chris Sharma. Ella dice que es porque después de conocer el mundo de la escalada le encanta ver como se tensan esos músculos cuando el cuerpo cuelga de una piedra. Nosotras decimos ¡amén hermana!, ¡que no practicamos escalada pero nos gustan igual! Cris T. Sánchez sube la apuesta (o baja la espalda) y se pide el culo de Patrick Swayze. Nada que objetar, es más Amparo Redondo pide que también baile como él.

Luego están las del equipo ojazos y ahí sí que no se ponen de acuerdo las lectoras. Valle Pérez se pide los ojos de Ewan McGregor. Anita Guillén es más de la mirada de Somerhalder y Chica Perika prefiere la de Ben Dalhaus. Bueno, quien dice mirada dice a todo él. Otra que dice que pasa tres pueblos de coger una parte es Grial Santolaya y piden que le envuelvan a Jason Momoa para regalo. El lazo ya se lo pone ella -donde sea-. La sonrisa de Miniyo nos describe a su chico perfecto: ojos de Paul Newman o Matt Bomer, sonrisa de Clooney, la nariz de Nathan Fillion, la elegancia de Colin Firth… ¡anda que no sabemos ni nada! Otra muy lista (y con buen gusto) es Marta Montana que secunda la moción de los ojos de Somerhalder y apuesta por añadirle los abdominales de Manganiello y la inteligencia de Pierce Brosnan.

¿Qué más tiene que tener? Madrexilio quiere un hombre que se cuide, de esos que luzcan piel tersa y sin arrugas, espalda de nadador y manos de boxeador y, como es bien exigente, quiere además que ame en la cama y que escuche y trate de comprenderla incluso cuando no la entienda. Su mirlo blanco ha de aportarle seguridad material y, puestos a pedir, debe ser trabajador y derrochar pasión. Carolina Vargas dice que tiene que tener pelazo dónde agarrar en los momentos de pasión para no sentirse Aramís Fuster acariciando la bola.  A ella lo de los abdominales y culo le da exactamente igual, como a Almu Gomis que dice que para la siesta tanta tableta debe ser incómoda y que es más bien fan de la tripilla blanda. Eso sí, con una buena nariz -¿no decían que si tienen una nariz grande va en consonancia con lo otro?-. Virginia Aranda grita ¡¡¡y que tenga los hoyuelos de Josh Holloway!!! ¡Di que sí, que no hay ni que explicarlo #ayomá!

¿Rubios? ¿Morenos? Candy Tejera es del #teamMoreno y pide también que sea alto. Azucena Caballero es más bien del equipo de los rubios y si tiene que ir por partes se queda con el  culo de Beckham, la cara y el cabello de Tom, o Thor entero tal cual está. Y si elige cerebro se pide a Jamie Oliver que, aunque no es de anuncio, no lo cambia por ninguno. Otra que lo tiene claro es Ale Font que se pide a Travis Fimmel, entero o por partes, como se tercie. Otro rubio que triunfa como la cocacola es Ryan Gosling como nos cuenta Leticia Ruiz. Porque tiene una expresión de tío-bueno-buena-gente que reventaría un Motel para salvarte si fuese necesario. Vamos, la mezcla entre alelao y empotrador.

Pero no sólo de tíos buenos vive la mujer y las hay que eligen añadirle algunas cualidades a nuestro hombre ideal. Shirley García se pide a un friki, Verónica Saseta añade la iniciativa al cóctel -y si puede ser que no le huelan los pies mejor-, Bea Cuatrecasas suma la empatía y Rosa Martínez lo adereza con paciencia y sentido del humor. Limonerías pone el dedo en la llaga y nos dice que el hombre perfecto tendría que ser una mujer para compartir aficiones, depilarte juntas, hacerte la manicura, no discutir por la tapa del váter levantada, que te entiendan si estás con el síndrome premenstrual. Vamos, una tía, pero con el cuerpo de un hombre.

Y aún así No soy Superwoman y Azul Celeste (animalicas de dios) nos dicen que ellas ya lo encontraron y que se quedan con el suyo ¡olé! ¡Menos competencia por el macizorro lleno de sentimientos que estábamos creando más arriba. ¡¡¡Nos pedimos primer!!!


¿Cómo?, ¿que tú también quieres participar en nuestros vermuts? Pues ¡hala! vete pensando, porque para la semana que viene ya tienes deberes. Vamos a hablar de esos sitios que nos gustaría visitar antes de morirnos. ¿Cuál es el tuyo? Envíanos tu respuesta hasta el próximo miércoles.

Foto: Pixabay, The Tonight Show de Jimmy Fallon (Sara) Tyrionlannister.net (Pilar), Cineycomedia.com (Majo), Mujeralia.com (Nat)

Artículo anteriorQuerido Marido 1.0
Artículo siguienteCómo destrozar Grease
Equipo MMM
Las chicas de la redacción de Mujeres y Madres Magazine contando sus cosas. Nos gusta compartir lo que pensamos.
RELATED ARTICLES

10 COMENTARIOS

  1. No conozco ni a la mitad de los que se nombran, pero sé de vuestro buen gusto, así que yo tambien me pido parte de ese buenorro.
    Al de Let sí lo conozco, y cuando he llegado ahí casi me da un algo. ¡¿Pero cómo se puede estar tan bueno?! Ufffff

Comments are closed.

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Omar on Odio Star Wars
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron «loca»
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
Alejandra deF on Queridas madres del Whatsapp
Sara Palacios on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Carmen on ¡Adoro Divinity!
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
María on Ladrones de tiempo
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Natalia Martín on Dale a tu cuerpo alegría
Mamá Resiliente (@MamaResiliente) on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
El espacio del bebé on Fantaseando… o quizá no
Cuestion de Madres on ¿Cómo comunicaste tu embarazo?
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Fantaseando… o quizá no
Noelia - Golosi on Modas ideales que vuelven.