Empezar el año como Greta lo mola todo

Así, sin comerlo ni beberlo, Greta Thunberg ha arrancado el año lo primero de todo y lo más importante, ayudando a que se detuviera a un criminal buscado por la policía europea por trata de personas. Eso es empezar el año haciendo buenas obras. Así que sí, nos hemos dado cuenta de que empezar el año como Greta lo mola todo ¿a vosotras no os pasa lo mismo?

La historia la conocéis seguro porque se ha hecho viral en redes y por supuesto, a raíz de eso, la han recogido distintos medios de comunicación por todo el mundo.

Os hago un pequeño resumen de lo que pasó durante los últimos días del pasado mes de diciembre, sí terminando 2022.

Una fría mañana del mes de diciembre el lumbreras de Andrew Tate, conocido en medio mundo por su intelecto, inteligencia y capacidad deductiva. Le envía un tuit a Greta Thunberg así porque sí, porque hoy es hoy, pavoneándose de lo mucho que consumen y contaminan sus nosécuántos coches de superlujo. No vamos a preguntar qué demonios le llevó a pensar a Andrew que ese dato le interesaba a Greta o a nadie con dos dedos de frente. De eso ya hablaremos más tarde que hay hipótesis delirantes que seguro que se acercan muchísimo a la realidad de este individuo.

El caso es que él en su cabeza tiene la sensación de que ese tuit es el que se merece la mocosa adolescente porculera que no para de hablar de cambio climático y medio ambiente ¡qué sabrá esta!

Y lo envía y claro ¡¡boom!!

Greta lo lee atentamente, no termina de entender la idea, no tiene muy claro quien puede ser este ser que le escribe no sé qué de sus treinta y tres coches. Lo busca en Google y ve que Andrew Tate es un pensador moderno, una persona en la que el intelecto prima sobre todo lo demás, un sabio de nuestro tiempo, un lumbreras. Y claro, le responde como se merece. Andrew lo estaba pidiendo a gritos y Greta, amable y educadamente, le cierra la boquita de piñón con un solo tuit.

Un tuit que se convierte en solo unos días, en uno de los tuits más viralizados de toda la historia de Twitter desde sus inicios. Andrew Tate se coloca como una de las personas más buscadas en la red de redes, pero no por lo que a él le gustaría sino por el sopapo dialéctico que le ha pegado con la mano abierta una adolescente de 19 años ¡¡boom!! ¡¡In your face Andy!! Ya os decíamos que empezar el año como Greta nos ha enamorado, directamente.

¿Lo habrá pillado por fin el Sr. Tate? No, no os hagáis ilusiones. Podría haber terminado aquí la charlita tuitera, pero un señoro como él no podía dejarlo así. La muchachita había puesto en duda el tamaño de… su capacidad para responderla y claro, eso él no podía ignorarlo.

Allá que se lanza a contestarla grabándose en video porque quizás era demasiado texto para ponerse a escribir sin faltas de ortografía. Mejor mirando a cámara, manteniendo la vista puesta en el objetivo, desafiando a la niñata, sin bajar la mirada ante esta individua.

Sin bajar la mirada ni reparar en las cajas de pizza sobre las que se estaba apoyando mientras echaba la charla a la cámara. Cajas de pizza en las que sí repararon los ojos de la policía europea, en concreto del grupo que se dedica a investigar a las personas que trafican con personas, las personas que engañan y compran y venden a otras personas y resulta que este señoro estaba siendo investigado desde hace años por participar supuestamente en este tipo de delitos.

El caso es que Andrew estaba en su casa grabándose, estaba en su casa cuando respondió a la ofensa que había recibido por parte de Greta y estaba en su casa cuando la policía llamó a su puerta para detenerle, meterle en un furgón policial y llevarle a la comisaría.

Muchos coches para muy poco cerebro, poca decencia y aún menos dignidad. No tenemos muy claro si todo se produjo exactamente así, si la policía necesitó confirmar donde estaba este señoro con un video como el que se grabó y emitió en sus redes, pero si la justicia poética existe debería haber sido así y claro, esto a nosotras nos encanta.

Y si además, tal y como señalaban algunos medios, el grupo de investigación tiene como acrónimo GRETA, pues aún nos gusta más la historia. Hay quien dice que Andrew recibió un soplo de que GRETA estaba detrás de él desde hacía tiempo y que llevara cuidado, pero no Greta Thunberg obviamente. El pobre se lio y de ahí ese tuit inicial que desencadenó toda esta historia. No hay pruebas que digan que esto ocurrió así, pero tampoco hemos encontrado pruebas de lo contrario.

¿No os parece que empezar el año como lo ha empezado Greta mola todo? Nosotras lo tenemos clarísimo y sinceramente, nos encanta compartir historias como estas con vosotras, renueva nuestra confianza en la humanidad.

Pilar Fonseca

Primero fui mujer, después periodista, luego esposa y ahora además de todo eso madre. Esto último me obligó a reorganizar todo lo anterior.
Me gusta escribir y comunicar.
Disfruto con un buen libro, una buena película, una buena serie, un buen viaje y una buena charla con amigos.
Podría alimentarme sólo de queso y chocolate acompañados de un buen vino, una que es mujer de gustos sencillos.

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.