Esas guarradas que comíamos cuando éramos jóvenes

0

Esta claro que cuando somos jóvenes tenemos muchos menos escrúpulos de los que nos van dando los años. La comodidad de no tener que esforzarnos demasiado en cocinar o, simplemente que estábamos mucho más hambrientas y cualquier cosa nos servía para matar la gusa, hacían que comiéramos ciertas cosas que ahora calificaríamos sin ningún tipo de miramientos como “guarradas”

Hoy las chicas de MMM os contamos cuales eran esas guarradas que comíamos cuando éramos jóvenes, seguro que tú también comías alguna ¿nos la cuentas?

Mojar gusanitos naranjas en coca cola (Nat)

Cheetos naranjas
Gusanitos naranjas (Shutterstock)

¡Venga va! ¡Confiesa! Seguro que tú también probaste este guarrada en tus tiempos mozos. Recuerdo con mucha, mucha nostalgia los gusanitos narajas tamaño XXL, que ahora no es tan fácil encontrar y que no se porque me dió por mojar en la Coca Cola. ¡Riquísimos!

Patatas fritas de bolsa con ketchup (María Jardón)

patatas con ketchup
Patatas con ketchup (shutterstock)

Lo reconozco, aquí no era tan niña… era más bien una adolescente que compartía piso y a la que eso de freír patatas le daba bastante pereza. Así que, lo que hacíamos era coger patatas fritas de bolsa y utilizarlas como si fueran las normales, las mojábamos en ketchup y estaban deliciosas. No he vuelto a tomarlas, así que no sé si es el recuerdo lo que las hace tan exquisitas o es que realmente están buenísimas.

Una cucharada de coca cao a palo seco (Sara)

Esas guarradas que comías cuando eras joven cola cao

¿Eres de Cola Cao o de Nesquick? Ahora soy una vendida y compro Nesquick, pero en mi casa siempre hubo Cola Cao que es el que le gusta a mi madre. Uno de mis placeres cuando era niña era meterme una cucharada de Cola Cao a la boca y tratar de no toser. Era una guarrada auténtica, pero qué queréis que os diga ¡me encantaba hacerlo!

Patatas fritas de bolsa mojadas en sopa (María L. Fernández)

guarradas que comíamos

Si a estas alturas sigues leyendo este post ya estarás curado de espanto en cuanto a guarradas gastronómicas infantiles se refiere. La mía también tiene, como la de María Jardón, las patatas fritas como protagonistas. Las de bolsa y, más concretamente, las de jamón. Me encantaba mojarlas en la sopa, una tras otra, rápido, sin dejar que se ablandasen. Estaban requetedeliciosas. Y después, como premio, te comías la sopa con sabor a jamón. ¿Qué más se le puede pedir a la vida?

Lentejas en bocadillo  (Pilar)

comida lentejas

Vaya por delante que es una delicia y no una guarrada según mi exquisito paladar.

No, no hablo de la “pringá” que también. Obviamente el choricito de las lentejas o si había un poco de jamón, como mejor estaban era entre dos trozos de pan pero si “al coscurro de la pistola” (o sea al pico de la barra de pan para las que no seais de Madrid y no entendáis la jerga) le sacabas la miga bien sacada y le ponías en el agujero un par de cucharadas de lentejas a poder ser sin mucho caldo…mmmmm… ¡¡delicioso!!

Patatas fritas con chocolate (Urban&Mom)

chocolate

Siempre he sido una adelantada en esto de la comida. Años después está de moda eso de mezclar dulce con salado o añadir unos granos de sal a un postre para dar mayor intensidad al bocado. Pues eso, que yo ya lo había inventado en mi mas tierna infancia. Tan fácil como hacerse unos minibocadillos de patatas fritas de bolsa (sin sabor, de las de toda la vida) con una onza de chocolate. Tanto me gustaban que estoy pensando en reinventar la receta con mousse de chocolate, a ver qué tal.

Bocadillo de mejillones en escabeche (Majo)

guarradas que comíamos

En Valencia, somos muy de poner todo tipo de alimento en un bocadillo. Uno de los hits es el bocata de atún con olivas, al que le sigue el de “longaniza con patatas“. Así, que el día que me pasó por la cabeza, la posibilidad de introducir en el bocadillo los mejillones, decidí hacerlo con gran éxito por parte del público, de mi paladar y de mi estómago. Ese juguito que moja el pan y el bocado carnoso del mejillón lo convierten en un gran bocadillo.

Salchichas crudas (Trimadre)

comida-asquerosa-salchichas

Bueno, vale, ya sé que las salchichas tipo francfurt se venden ya cocidas, pero normalmente se comen tras dorarlas previamente en la sartén. Pues bien, yo de pequeña, ante un ataque fulminante de hambre, acababa recurriendo a las salchichas de paquete y las devoraba tal cual, recién salidas del plástico. Lo pienso ahora y me muero del asco, totalmente. Pero entonces las disfrutaba como si fuesen un auténtico manjar. Madre de dios.

Imagen Bocata: Rianxeira, Shutterstock, Cola Cao

DEJA UNA RESPUESTA

Introduce tu comentario
Introduce aquí tu nombre