lunes, enero 24, 2022
InicioEl VermutEsas guarradas que comíamos cuando éramos jóvenes

Esas guarradas que comíamos cuando éramos jóvenes

Esta claro que cuando somos jóvenes tenemos muchos menos escrúpulos de los que nos van dando los años. La comodidad de no tener que esforzarnos demasiado en cocinar o, simplemente que estábamos mucho más hambrientas y cualquier cosa nos servía para matar la gusa, hacían que comiéramos ciertas cosas que ahora calificaríamos sin ningún tipo de miramientos como «guarradas»

Hoy las chicas de MMM os contamos cuales eran esas guarradas que comíamos cuando éramos jóvenes, seguro que tú también comías alguna ¿nos la cuentas?

Mojar gusanitos naranjas en coca cola (Nat)

Cheetos naranjas
Gusanitos naranjas (Shutterstock)

¡Venga va! ¡Confiesa! Seguro que tú también probaste este guarrada en tus tiempos mozos. Recuerdo con mucha, mucha nostalgia los gusanitos narajas tamaño XXL, que ahora no es tan fácil encontrar y que no se porque me dió por mojar en la Coca Cola. ¡Riquísimos!

Patatas fritas de bolsa con ketchup (María Jardón)

patatas con ketchup
Patatas con ketchup (shutterstock)

Lo reconozco, aquí no era tan niña… era más bien una adolescente que compartía piso y a la que eso de freír patatas le daba bastante pereza. Así que, lo que hacíamos era coger patatas fritas de bolsa y utilizarlas como si fueran las normales, las mojábamos en ketchup y estaban deliciosas. No he vuelto a tomarlas, así que no sé si es el recuerdo lo que las hace tan exquisitas o es que realmente están buenísimas.

Una cucharada de coca cao a palo seco (Sara)

Esas guarradas que comías cuando eras joven cola cao

¿Eres de Cola Cao o de Nesquick? Ahora soy una vendida y compro Nesquick, pero en mi casa siempre hubo Cola Cao que es el que le gusta a mi madre. Uno de mis placeres cuando era niña era meterme una cucharada de Cola Cao a la boca y tratar de no toser. Era una guarrada auténtica, pero qué queréis que os diga ¡me encantaba hacerlo!

Patatas fritas de bolsa mojadas en sopa (María L. Fernández)

guarradas que comíamos

Si a estas alturas sigues leyendo este post ya estarás curado de espanto en cuanto a guarradas gastronómicas infantiles se refiere. La mía también tiene, como la de María Jardón, las patatas fritas como protagonistas. Las de bolsa y, más concretamente, las de jamón. Me encantaba mojarlas en la sopa, una tras otra, rápido, sin dejar que se ablandasen. Estaban requetedeliciosas. Y después, como premio, te comías la sopa con sabor a jamón. ¿Qué más se le puede pedir a la vida?

Lentejas en bocadillo  (Pilar)

comida lentejas

Vaya por delante que es una delicia y no una guarrada según mi exquisito paladar.

No, no hablo de la «pringá» que también. Obviamente el choricito de las lentejas o si había un poco de jamón, como mejor estaban era entre dos trozos de pan pero si «al coscurro de la pistola» (o sea al pico de la barra de pan para las que no seais de Madrid y no entendáis la jerga) le sacabas la miga bien sacada y le ponías en el agujero un par de cucharadas de lentejas a poder ser sin mucho caldo…mmmmm… ¡¡delicioso!!

Patatas fritas con chocolate (Urban&Mom)

chocolate

Siempre he sido una adelantada en esto de la comida. Años después está de moda eso de mezclar dulce con salado o añadir unos granos de sal a un postre para dar mayor intensidad al bocado. Pues eso, que yo ya lo había inventado en mi mas tierna infancia. Tan fácil como hacerse unos minibocadillos de patatas fritas de bolsa (sin sabor, de las de toda la vida) con una onza de chocolate. Tanto me gustaban que estoy pensando en reinventar la receta con mousse de chocolate, a ver qué tal.

Bocadillo de mejillones en escabeche (Majo)

guarradas que comíamos

En Valencia, somos muy de poner todo tipo de alimento en un bocadillo. Uno de los hits es el bocata de atún con olivas, al que le sigue el de «longaniza con patatas«. Así, que el día que me pasó por la cabeza, la posibilidad de introducir en el bocadillo los mejillones, decidí hacerlo con gran éxito por parte del público, de mi paladar y de mi estómago. Ese juguito que moja el pan y el bocado carnoso del mejillón lo convierten en un gran bocadillo.

Salchichas crudas (Trimadre)

comida-asquerosa-salchichas

Bueno, vale, ya sé que las salchichas tipo francfurt se venden ya cocidas, pero normalmente se comen tras dorarlas previamente en la sartén. Pues bien, yo de pequeña, ante un ataque fulminante de hambre, acababa recurriendo a las salchichas de paquete y las devoraba tal cual, recién salidas del plástico. Lo pienso ahora y me muero del asco, totalmente. Pero entonces las disfrutaba como si fuesen un auténtico manjar. Madre de dios.

Imagen Bocata: Rianxeira, Shutterstock, Cola Cao

Equipo MMM
Las chicas de la redacción de Mujeres y Madres Magazine contando sus cosas. Nos gusta compartir lo que pensamos.
RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Omar on Odio Star Wars
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron «loca»
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
Alejandra deF on Queridas madres del Whatsapp
Sara Palacios on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Carmen on ¡Adoro Divinity!
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
María on Ladrones de tiempo
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Natalia Martín on Dale a tu cuerpo alegría
Mamá Resiliente (@MamaResiliente) on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
El espacio del bebé on Fantaseando… o quizá no
Cuestion de Madres on ¿Cómo comunicaste tu embarazo?
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Fantaseando… o quizá no
Noelia - Golosi on Modas ideales que vuelven.
Johanna Arco on Modas ideales que vuelven.
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo