viernes, octubre 22, 2021
InicioLifeStyle¡Hospital mon amour!

¡Hospital mon amour!

Hace poco di con mis huesos en un hospital. Entré por urgencias … y de repente me vi en un quirófano con anestesia general. Nada grave, antes de que preguntéis, y esa misma noche estaba en mi casa, pero ¡ojú! lo de los hospitales da para mucho. Será porque nunca jamás he tenido vocación sanitaria y a mí esto de la sangre y pensar en gente abierta en canal me da mucho más mal rollo que morbo, pero qué queréis que os diga, los hospitales, bien lejos.

La cosa comienza cuando llegas a Urgencias. Ahí se distingue rápidamente quién está jodido fastidiado y quién viene por una tontería. Si tú eres de los primeros te acuerdas de la madre, padre y ancestros varios del que está hablando a grito pelado por el móvil, de quien sostiene una conversación igual que si le hubieran dado cuerda, quien se ha traído a toda la familia para hacerle compañía etc. Y, asúmelo, siempre hay uno de esos en todos los hospitales, supongo que para dar color y alegría al momento. ¡No vaya a ser que nos aburramos!

Las sillas tampoco suelen ser el culmen de la comodidad. Hay veces que las estás pasando canutas en tu cama en casa y te haces la remolona para ir a urgencias porque sabes que te esperan esas sillas del infierno. Para mí que las ponen para disuadir… que te lo tienes que pensar mucho si prevés que vas a pasar mucho rato ahí tirada.

Si tienes suerte de entrar en un tiempo razonable a consulta te puedes dar con un canto en los dientes: se dice que hay gente que ha perdido la juventud esperando su turno en urgencias. Si te dicen tienes que ingresar vete mentalizando: en un hospital sabes cuando entras pero nunca cuando sales.

el dia de la marmota

¡Bienvenidos al día de la marmota! En un hospital el tiempo pasa muy lentamente. Muy lentamente significa insoportable, tremenda, horriblemente lento. Tres horas casi te cuentan como un crédito universitario. ¡Jesús! Tú no haces más que mirar el reloj a ver si ha corrido algo el tiempo, pero nada, va tan despacio como la gota que cae en el gotero que en algún momento seguro que te ponen. Como dirían los de la Hora Chanante el tiempo pasa… despacico (si no has visto el sketch por amor de dios dale aquí).

Estar en un hospital es aburrido de solemnidad. Sólo no cuenta cuando estás dolorido de la muerte (aunque algunas veces te retuerces de dolor… mientras te aburres). Pero a poco bien que estés es un auténtico tostón. Casi agradeces cuando vienen a hacerte una prueba aunque sea dolorosa para romper la rutina ¡venga, píncheme en el culo, que me aburro! ¡Vamos a contar las veces que intentas encontrarme la vía para echar un rato!. Porque esa es otra, en un hospital, al contrario de lo que parece, se descansa más bien poco. Se despierta una insultantemente pronto (¿que no ven que nuestros hijos ya se encargan de despertarnos prontísimo de normal ¡hombreya!? ¡Que ni en el hospital puede una dormir más!), pero es que luego es un no parar de gente yendo y viniendo. ¡Si yo sólo quería echar una cabezadita!

Aunque peor lo tienen los acompañantes, que se aburren igual, pero encima tienen que estar en esas sillas del infierno y con acceso restringido al baño de la habitación, que es para enfermos únicamente.

Tus médicos never ever estarán así de buenos. Asúmelo
Tus médicos never ever estarán así de buenos. Asúmelo

Y no. Tus médicos nunca están tan buenos, las enfermeras se limitan a hacer su trabajo y si se van liando en los cuartos de descanso tú no te enteras. ¡Con la vidilla que le daría a la estancia! ¡Las series mienten como bellacas! Y menos mal porque una de las primeras cosas que te quitan cuando entras a un hospital es tu dignidad. Póngase usted el camisón. ÉSTE camisón. Además da igual que te hagas la remolona. En algún momento alguien te dirá que por favor te quites bragas y sujetador y te quedas ahí, indefensa, con el culo al aire, leyendo un email preguntándote si quieres probar un tampón musical para que el bebé que (no) estás esperando salga listísimo.

Jack Nicholson

Y no creas, que si ha de entrar un médico buenorro será justo entonces. La maldita ley de Murphy.

Sara Palacioshttp://www.mamisybebes.com
Soy Sara Palacios, aunque en la red muchos me conocen como Walewska, mi nombre de guerra. Soy curiosa, inquieta, seriéfila, gafapastas y a ratos pedante. Los que me conocen dicen que tengo mucho sentido del humor y yo no sé si soy graciosa o no, pero que me gusta reírme continuamente es un hecho. ¡Soy una optimista incorregible!
RELATED ARTICLES

4 COMENTARIOS

  1. Oye ¡aquí una que se ha ofrecido como conejilla de indias a lo del tampón musical! Sin embarazo de por medio, pero quiero saber cómo funciona ese cacharro. Me he pasado un mes con mi madre hospitalizada a finales del año pasado y esas batas son lo peor. Su compañera de habitación, recién operada, sin bragas y sin nada, iba aposentando el culo en toda las sillas de ese cuarto. ¡Cuánta higiene!

  2. Que risas… Ay Sara, menos mal tu paso fué corto porque ya te hubiera dado para libro… me hiciste recordar mi hospitalización hace 2 años… a las 6:00 entraba el auxiliar, que no enfermero, como quién entra en un pabellon de soldados a cantar el toque de diana… A levantaaaarsseeee así, sin mas… y una con una migraña galopante que hasta el ruido de la almohada retumbaba en los oídos,… jajajaj… si es que es lo peor.

Comments are closed.

Most Popular

Recent Comments

Viajar a Praga en familia, todo un descubrimiento | MyM on Descubrir Roma en familia, un viaje para crear recuerdos
María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
¡Nos vamos de comunión! Zapatos y ropa de ceremonia para los más peques — Mujeres y Madres Magazine – Entre Mujeres… on ¡Nos vamos de comunión! Zapatos y ropa de ceremonia para los más peques
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
La mejor película estrenada en 2017 (de las que has visto, claro) — Mujeres y Madres Magazine on La mejor película estrenada en 2017 (de las que has visto, claro)
¿Te sumas al regalo azul de Unicef? — Mujeres y Madres Magazine on ¿Te sumas al regalo azul de Unicef?
10 cosas por las que los hijos te cambian la vida – Título del sitio on Trucos de maternidad que aprendí viendo Jurassic World
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
¿Cómo comprar una casa o piso? - Mamis y bebés on ¿Quieres ese vestido? Los realities de vestidos de novia
Estudio sobre el juego en los hogares – Mamá también sabe on El Club de los niños cansados
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
Como Decorar Con Plantas | Berryd.com on 10 ideas para decorar tu casa con plantas y flores
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Dar una conferencia, consejos para que sea épica on Pierde el miedo a hablar en público
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Lunes en Positivo. Navidad a la Vista - Se me cae la casa encima on Calendarios de Adviento
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
8 de marzo 2017: día de la mujer | Violeta Rodríguez   on Así viví #elVermmmut
Omar on Odio Star Wars
Las madres del cole, ese mundo paralelo – La aventura de mi embarazo on Amistades a pie de colegio: las Walking Dead Mothers
FastPass en Disneyland Paris - Las historietas de mamá on Cómo disfrutar en Disneyland Paris
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Novedades para llevar a los niños en el coche - Las historietas de mamá on Por lo que más quieras, los pequeños a contramarcha
5 cosas que echo de menos de cuando no era madre - Las historietas de mamá on ¿Cuándo nos levantamos?
Un DIY muy fácil para el Día del Padre - Las historietas de mamá on Ideas para sorprender a Papa el Día del padre
Las alfombras de Lorena Canals - Las historietas de mamá on Redecora tu vida
Mi médula es tuya #retounmillon - Las historietas de mamá on ¿Por qué hacerte donante de médula ósea?
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Channing Tatum publica una foto de su mujer desnuda on Niños y nuevas tecnologías: teoría vs realidad
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Menú semanal fácil, rápido y equilibrado para toda la familia on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Palacio de Cibeles en Madrid | Violeta Rodríguez   on Harry Potter y el Legado Maldito
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron «loca»
“Cómo prevenir que abusen sexualmente de nuestros hijos”. Verónica Trimadre. | Fundación Hugo Zárate – blog on Siempre son los hijos de los demás
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Mujeres y libertad - Mujeres y Madres Magazine on Otra agresión sexual
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Historias de Conciliación: parte 2 - Pack WordPress on #ConciliarEsVivir ¿Luchamos por la conciliación?
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Cerrar etapas para...¿abrir otras? - Mujeres y Madres Magazine on 40 cosas que aprendes al cumplir 40
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Mujeres y libertad - Mujeres y Madres Magazine on Manual de supervivencia para madres en caso de apocalipsis zombie
Mujeres y libertad - Mujeres y Madres Magazine on Río 2016: olimpiadas y machismo
Mujeres y libertad - Mujeres y Madres Magazine on De tutús, pelucas y masculinidad
Mujeres y libertad - Mujeres y Madres Magazine on Diez historias conmovedoras de Río 2016
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Libros para ninos de mujeres de la historia {Con sorteo} - Tigriteando on Sin mujeres no hay historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Menú semanal fácil, rápido y equilibrado para toda la familia on El brownie, muerte por chocolate
Menú semanal fácil, rápido y equilibrado para toda la familia on 7 dias sin comer carne ni pescado
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Planes para hacer en la ciudad en verano on Y tú… ¿viajas o haces turismo?
Planes para hacer en la ciudad en verano on Las cosas que más odias de ir al cine
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
Alejandra deF on Queridas madres del Whatsapp
Sara Palacios on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease