Instagram, luces y sombras

3

Sin duda la red social de moda en estos momentos es Instagram. Con unos 400 millones diarios de usuarios activos y rebasando la barrera de los 700 millones si hablamos del mes, es indiscutible que tanto marcas como toda persona que tenga algo que ver con el mundo online tiene que estar ahí si o sí. Si nos fijamos en España, los datos son alucinantes, en el último año el número de usuarios de instagram se ha incrementado en un 66% y además, según datos de Marketing Directo, somos mucho más activos en stories , creamos un 150% más de contenido por usuario que la media.

Instagram
Preparando foto para instagram (Shutterstock)

Esta claro que si esta red social está creciendo a esas velocidades es porque tiene muchas cosas buenas, sin embargo, no todo está bien. Vamos a hacer un repaso e intentar descubrir las luces y sombras de instagram.

Cosas buenas de Instagram

La belleza: si quieres ver cosas bonitas sólo tienes que abrir tu aplicación de instagram. Hay tanta cosa bonita, las fotos están tan cuidadas… en general, todo el mundo muestra la parte “bonita” de su vida y, seamos realistas, a todo el mundo le gusta ver el lado bonito de las cosas.

Un buen escaparate: por no decir el mejor para las marcas. Tanto si una marca muestra sus productos, como si es un influencer el que lo hace. Ver una cosa en instagram, ya de por sí la hace más deseable de lo que sería de otra manera. Por eso, esta red social es una gran herramienta de marketing para cualquier empresa.

Marca tendencia: son muchos los instagramers de moda que muestran todos sus modelitos o lo que hacen desde que se levantan, la vida sana que llevan, los desayunos saludables, etc. y eso, nos va entrando por los ojos a los demás y nos va calando, hace que empecemos a mirar los desayunos con otros ojos, que busquemos ese abrigo que tenía puesto la influencer del momento, etc.

Hombre pez Liérganes

Encontrar planes: esta es una de las cosas que más me gusta de Instagram, como hay gente que comparte todo lo que hace, encuentras sitios preciosos que no sabías ni que existían, libros para leer o planes muy interesantes para hacer. Yo por ejemplo, este verano vi una foto de “el hombre pez” de Liérganes días antes de ir a Santander de vacaciones y allí que nos fuimos a descubrir el pueblo. Nos encantó.

Los stories bien usados: y digo bien usados porque te puedes encontrar de todo… Hay quien los utiliza para responder preguntas, para dar consejos, para mostrar ideas que ha puesto en práctica y oye, me parecen interesantísimos y muy útil para todos los que lo vemos. Ahora bien, sabemos que no todo el mundo les da ese uso…

Lo peor de instagram

Instagram Selfie
Selfie para Instagram (Shutterstock)

El egocentrismo: sin duda, lo que menos me gusta de esta red social es el egocentrismo. No sé si la gente ya era así o que instagram propicia el narcisismo elevado a infinito. Hay personas que deberían pararse de vez en cuando y mirar sus publicaciones… No es que mi instagran sea el más interesante del mundo ni el mejor utilizado, peeeeeeroooo de verdad, ver la cara de una persona tres veces al día si no me estás enseñando el modelito que llevas, las nuevas gafas que te has comprado o el peinado que te has hecho… no interesa, gracias.

La falsedad: estamos creando un mundo de ilusiones, un mundo falso, en el que una persona puede estar tirada en el sofá de su casa rodeada de todos los restos de comida de llevar todo el día ahí pero oye, coloca un bol de palomitas, una manta mona, las uñas pintadas y ya tiene la fotaza de “tarde de sofá y manta viendo juego de tronos…”

Crear momentos, no vivirlos: esto es parecido al punto anterior. Parece que estamos más preocupados de hacer la foto para enseñarlo que de disfrutar el increíble momento que estamos viviendo, ya sea en familia, con amigos o incluso, solos.

Instagram
Se muestra todo lo que se hace (Shutterstock)

El exhibicionismo: esto es algo común a todas las redes sociales pero en Instagram creo que se ha agravado. Mostramos todo lo que nos pasa desde que nos levantamos, contamos donde vamos, lo que comemos, lo que vemos, donde trabajamos, con quien quedamos… ¿De verdad es necesario que todo el mundo esté informado de nuestra vida?

No sé hasta cuando seguirá creciendo esta red social y, esta claro que como hemos visto, tiene muchas luces pero, también deberíamos reflexionar sobre las sombras que tiene y sobre si lo estamos utilizando correctamente o no. ¿Tu que opinas?

Comparte
Artículo anteriorEl sentido de la vida o ¿qué pintamos aquí?
Artículo siguienteMomento fan

Soy periodista, Comunnity Manager y madre de dos pequeños terremotos. Me encantan las redes, escribir y compartir todo lo que se me pasa por la cabeza. No me dan miedo los retos, así que estoy deseando dejar salir mi parte más femenina para hablar sobre temas que nos interesan a las mujeres de hoy en día y, como no, deseando pasar un buen rato con vosotras.

3 COMENTARIOS

  1. ¡Jajaja! A mí me encanta Instagram pero mi vida no cuadra con esta red. Esa definición ideal de tarde de pijama y manta ¡aquí vivo en pijama ni fashion a todas horas! Y si intentase esa foto no me quedaría cuqui ni forzando a toda la familia. Lo malo es que hay gente que luego se deprime porque su vida no es así de preciosa, Yo ya he descubierto mis limitaciones y muestro lo cutre tal cual es.

DEJA UNA RESPUESTA

Introduce tu comentario
Introduce aquí tu nombre