miércoles, mayo 25, 2022
InicioMujer Actual10 juegos de mesa eróticos ¿Te atreves?

10 juegos de mesa eróticos ¿Te atreves?

Juegos de mesa eroticos

En cuestión de sexo todas las parejas pasan por momentos en que hay más y otros en los que hay menos. La maternidad es un momento matador, sobre todo por el hecho de que el agotamiento y la falta de tiempo para la pareja lo complican todo. Pero en algún momento tenemos que recuperar el deseo por nuestra pareja porque si no estamos fritos. A la larga es muy peligroso dejar de compartir estos momentos íntimos juntos y a veces es interesante ponerle algo de sal y pimienta a nuestra relación. Ya hablamos sobre juguetes sexuales hace un tiempo y hoy nuestra propuesta es abrir la mente a los juegos de mesa eróticos. 

Eso sí, mejor esperad a estar en casa sin los niños alrededor porque todos requieren su tiempo. Nada de un aquí te pillo aquí te mato.

Juegos de mesa eróticos

juegos de mesa eroticos 01

1. El juego de la pasión

Es un juego para jugar en pareja y contribuir a alargar los preliminares. Por lo que dicen los que lo han probado nadie ha acabado de jugar nunca a él porque… bueno, ya imagináis por qué. Contiene un montón de cosas, incluyendo 96 tarjetas de pruebas, un vibrador, unas esposas metálicas unas bolas chinas y un pintalabios con forma de pene. Imagino que no serán de muy buena calidad, pero teniendo en cuenta que cuesta unos 58 euros y que si te pones a comprar todo eso por separado seguro que te cuesta más…

Mecánica: Cuando se cae en la casilla con un copa, se debe beber, besar a tu pareja y coger una tarjeta. Y el resto, pues eso…

Let it go
Let it go!

Cómpralo aquí. 

Juegos similares: Fantasy Play o Sensitive Play

2. La pirámide prohibida

Es uno de los juegos eróticos más conocidos, pensado para ser jugado en grupo (oye, si os atrevéis…) o por el contrario con vuestra pareja. Hay que ir subiendo en la pirámide y cada vez las pruebas son más difíciles. Eso sí, para llegar arriba hay que hacer muchas cosas. Muchas, muchas.

Necesario tener la mente abierta.

Cómpralo aquí.

Juegos de este estilo tienes también The Fierce night, Noche de juerga o Let´s F*ck

dados eroticos

3. Dados eróticos

Una de las formas más baratas de iniciarse en esto de los juegos eróticos son los dados, que pueden ser de varios tipos: desde los que nos muestran varias posturas del kamasutra hasta los que especifican qué hacer, en qué parte del cuerpo o incluso en qué lugar de la casa. No son caros y prometen diversión.

Cómpralos aquí, aquí, aquí o aquí. 

Strippers play

4. Strippers Play

Un juego erótico de mesa que no tiene mucho misterio. Te enseña a quitarte la ropa de la manera más sensual posible y te anima a hacer un estriptis para poneros a tono. Es barato, y con un poco de música podéis hacer el resto. ¡Fuera vergüenzas!

Cómpralo aquí

También para ponerte a tono está Chocolate decadence. Si te gusta el chocolate y el sexo ¡es tu juego!

Juegos de mesa eroticos

5. Oral Sex

Un juego erótico de mesa muy interesante es este de Oral Sex, que ya podéis imaginar en qué está centrado. Se trata de disfrutar de juegos preliminares orales para los que nos ayudaremos de diversas técnicas que vienen incluidas en el juego (Cinco para cada uno). Incluye un sobre de lubricante.

Cómpralo aquí

Juegos en la misma línea: Kiss Play o Touch Play

6. Sex!

Si siempre te ha llamado la atención el Kamasutra os interesará Sex!. Es un juego de mesa erótico en el que te embarcarás con tu pareja en un impresionante juego erótico para dejarte llevar por las pasiones.

Interesante para: Conocer los gustos sexuales de tu pareja y aprender sobre sexo. La ventaja es que con estos juegos eróticos de mesa ganáis los dos.

Cómpralo aquí

juegos de mesa eroticos 7 8

7. Fantasy Affairs

¿Tienes fantasías sexuales y las quieres llevar a cabo? Este es el juego de mesa erótico para ti porque la idea es satisfacer las tuyas y las de tu pareja. El juego está en español y en inglés.

Cómpralo aquí

8. Misión íntima

Lo que pretende el juego es incrementar la atención a tu pareja y acercaros más. El objetivo principal es disfrutar a muchos niveles. Es un juego a veces directo y atrevido, otras divertido y no se pierde el buen gusto (según sus creadores). Incluye preguntas y pruebas y el que gana tiene derecho a pedir que se le cumpla su deseo absoluto. Las preguntas prueban vuestro conocimiento erótico general, pero también el conocimiento sexual del otro. Las pruebas se pueden adaptar a vuestros deseos.

Cómpralo aquí en su versión normal y aquí en su versión viaje

Similares: Love or Lust

Juegos de mesa eroticos 9 10

9. Love Cubes. Romeo & Juliet

Una romántica aventura en la que se entremezclan pasión, deseo, sexo y amor. Hay que ir superando las casillas contestando preguntas íntimas que nos llevarán a situaciones sugerentes. El ganador recibirá su premio y el perdedor tendrá que superar el reto del libro de castigo.

Cómpralo aquí

10. Solo adultos

Entre los juegos de mesa eróticos destaca “Solo adultos” porque permite dos tonos de juego, suave o duro. La partida puede ser muy cachonda o por el contrario ir a por todas. Vosotros decidís.

Cómpralo aquí

Sara Palacios
Sara Palacioshttp://www.mamisybebes.com
Soy Sara Palacios, aunque en la red muchos me conocen como Walewska, mi nombre de guerra. Soy curiosa, inquieta, seriéfila, gafapastas y a ratos pedante. Los que me conocen dicen que tengo mucho sentido del humor y yo no sé si soy graciosa o no, pero que me gusta reírme continuamente es un hecho. ¡Soy una optimista incorregible!
RELATED ARTICLES

4 COMENTARIOS

  1. Son fabulosos y la mejor manera de añadir chispa a una relación de pareja! Es muy importante romper la monotonía y el aburrimiento!

Los comentarios están cerrados.

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Omar on Odio Star Wars
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron “loca”
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
Alejandra deF on Queridas madres del Whatsapp
Sara Palacios on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Carmen on ¡Adoro Divinity!
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
María on Ladrones de tiempo
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Natalia Martín on Dale a tu cuerpo alegría
Mamá Resiliente (@MamaResiliente) on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
El espacio del bebé on Fantaseando… o quizá no
Cuestion de Madres on ¿Cómo comunicaste tu embarazo?
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Fantaseando… o quizá no