Zafarrancho de limpieza tras las fiestas

Después de dos años atípicos, este es el año de la vuelta de las celebraciones navideñas más tradicionales. Las reuniones con familia y amigos, las mesas largas, las sillas plegables, buscar espacio en casa para que entremos todos. Y después de todo eso, llega el momento de limpiar, ordenar, colocar y organizar de nuevo, el momento de la limpieza tras las fiestas y celebraciones.

Para que los anfitriones no mueran en este gran propósito, ahogados entre el desorden y la sociedad siempre habrá amigos y familiares que echaran una mano ¡cómo se agradece esa solidaridad! Pero aun así, merece la pena que le demos una vuelta a la casa para volver a la normalidad de la forma más higiénica y sana posible.

Desde la empresa alemana Kärcher nos han enviado los que ellos consideran los pilares de una limpieza eficiente, sencilla y profunda. La limpieza de invierno tras las fiestas navideñas.

La limpieza tras las fiestas ¡empezamos!

Lo primero, hay que recoger antes de limpiar y seguir un orden en el proceso.

Tras la última de las celebraciones que hagamos en casa seguro que la mesa, la sala y la cocina, han quedado repleta de vasos, platos y demás utensilios que hayamos utilizado para cocinar, servir o comer y beber. Antes de meternos a limpiar es mejor que organicemos el caos aunque suene imposible.

Primero recogemos y después limpiamos y cuando empecemos con la limpieza es mejor barrer o pasar la aspiradora antes de fregar el suelo que debe hacerse desde uno de los extremos de la habitación y en una sola dirección para recoger la suciedad y no repartirla por todos los rincones.

La grasa de la cocina debe desaparecer cuanto antes.

La cocina es el centro neurálgico de todas las celebraciones en una casa y por eso mismo es la zona más afectada por la suciedad.

Cuanto antes consigas eliminar los restos de grasa de la encimera, la cocina o el horno mucho mejor. Clic para tuitear

Hay innumerables soluciones para conseguirlo, desde detergentes en distintos formatos a herramientas que trabajan mediante vapor que consiguen eliminar los restos de grasa o de comida con eficacia y sin dañar las superficies.

Precisamente, conocer bien las superficies que hay que limpiar es fundamental para conseguir un resultado óptimo sin provocar daños irreversibles. Es fundamental conocer el tipo de suelo o de encimera que se tiene en la cocina, así como si hay superficies de madera, baldosas o textiles que haya que tratar.

En el caso de textiles y tejidos, es muy conveniente esperar hasta que el producto haya secado completamente para poder eliminarlo y evitar que se cambie el color o la forma de la tela.

Una prioridad es eliminar la cera derramada si ha habido velas para decorar estos días. La cera caliente llega rápidamente al mantel, a la alfombra e incluso, a veces no se sabe ni cómo ni por qué, a la tapicería del sofá.

Cuando se ha endurecido suficiente las gotas más grandes se pueden raspar con mucho cuidado, sin aplicar fuerza y después se recomienda colocar papel de cocina o secante sobre la zona afectada. Con la plancha, a fuego medio aplicada suavemente sobre el papel se consigue que la cera salga de la tapicería o de la tela del mantel.

En cualquier caso y si es posible, hay que leer primero con atención las instrucciones del fabricante por si hay algún problema o algún otro método específico para este proceso.

Las terribles manchas de la alfombra son una de las pesadillas de cualquier anfitrión cuando se convoca a numerosas personas. En el caso de que se haya caído una copa de vino, eliminar la mancha puede ser una auténtica odisea. Lo mejor y a pesar de las dificultades del momento, es actuar cuanto antes. Es necesario aplicar un paño limpio sobre la zona manchada para absorber la mayor parte del líquido, después extender un quitamanchas específico por el área afectada. 

El remedio casero de aplicar sal a la mancha no es una buena solución, según señalan desde Kärcher, ya que la sal atrae la humedad del líquido, pero no es eficaz contra la mancha en sí. Clic para tuitear

Si la mancha es de otro producto tradicional en estas fechas como el chocolate, lo primero sería quitar lo más posible con la ayuda de un cuchillo y después aplicar el quitamanchas o pasar una aspiradora que además lave la zona con vapor para eliminar cualquier posible resto cuanto antes.

Los paños de limpieza son los mejores aliados, de hecho elegir el mejor tipo de paño para limpiar cada una de las necesidades y superficies puede marcar la diferencia entre los resultados conseguidos.

Un pequeño truco, es mejor usar el paño doblado ya que se consigue de este modo una mayor superficie de limpieza y es muy recomendable no mezclar los distintos paños que se emplean para la limpieza del hogar, cada uno se utiliza junto a productos distintos y para superficies y suciedades también distintas.

Por último, pero no menos importante es aplicar el sentido común a la hora de dosificar correctamente los detergentes y productos de limpieza que utilicemos. 

No se trata de usar por usar, de hecho el exceso de detergente impide que la limpieza sea realmente eficaz. Para ahorrar producto, por ejemplo, los expertos recomiendan pulverizar sobre el paño y no sobre la superficie que se vaya a limpiar y por supuesto, puede ser una buena recomendación que cuando nos metemos en una limpieza a fondo, como puede ser la posterior a las fiestas navideñas, lo hagamos usando guantes de látex para proteger la piel de las manos y trabajar con total seguridad.

Un manual de instrucciones para la limpieza tras las fiestas

Para echarte una mano, por si necesitas algo más de organización a la hora de meterte en una limpieza más profunda, tienes el libro de Bego, La Ordenatriz, titulado “Limpieza, orden y felicidad”, del que se han vendido miles de ejemplares y que se ha convertido para muchas personas en una especie de manual de instrucciones con consejos, trucos e incluso mezclas eficaces y probadas para limpiar la casa de verdad, a fondo y sin morir en el intento.

Seguro que la conoces por sus redes sociales, tiene más de medio millón de seguidores en su cuenta de IG y se ha convertido en una voz más que autorizada en temas relacionados con la gestión del hogar, el orden y por supuesto la limpieza.

Pilar Fonseca

Primero fui mujer, después periodista, luego esposa y ahora además de todo eso madre. Esto último me obligó a reorganizar todo lo anterior.
Me gusta escribir y comunicar.
Disfruto con un buen libro, una buena película, una buena serie, un buen viaje y una buena charla con amigos.
Podría alimentarme sólo de queso y chocolate acompañados de un buen vino, una que es mujer de gustos sencillos.

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.