La música de la vida de… Sara

6

Canciones de nuestra vida

La música tiene un sitio muy especial en mi vida como os conté hace unos meses con la muerte de uno de los componentes de Mocedades. Me gusta mucho tipo de música, incluida la muy petarda que ya os conté aquí. Seleccionar un puñado de canciones es para mí muy difícil (como para casi todo el mundo, por otro lado) pero ¡vamos a ver qué sale!

Like a prayer, Madonna

Cuando yo iba a 8ºEGB (para la generación ESO, 2ºESO) me regalaron una cinta de casete original (de las pocas que tenía) con el disco Like a Prayer de Madonna. Creo que lo gasté de tanto escucharlo. Me llevaba mi “loro” al colegio y en la clase de gimnasia no parábamos de oírla. Cuando sale por la radio sigo dándolo todo. ¡Me encanta!

Sabor a mí, de Los Panchos

Me gustan los boleros, ¿qué pasa? Lo más gracioso es que me gustaban cuando tenía 14 años, al mismo tiempo que a Madonna. No sé porqué me dio por ahí, ya que en mi casa no se habían escuchado nunca pero me requete encantaban. Tenía fijación con Nat King Cole cantando en español, pero he preferido elegir este porque es mi bolero preferido y el que más me gusta cantar.

19 días y 500 noches, de Joaquín Sabina

Con dieciocho años tuve mi primer coche. Era de segunda mano (o tercera, o cuarta, váyase usted a saber), un Talbot Horizont ¡El cariño que le tenía a aquel coche! Era mi primera cosa de adulta y aún recuerdo la sensación de montarme y saber que era mío (y además lo era, porque yo pagaba todos los gastos que no eran pocos relacionados con él a base de hincharme a dar clases particulares y trabajar).

El caso es que aquel coche tenía un radiocasette roñoso que funcionaba fatal y yo no me atrevía mucho a cambiar de cinta no fuese a ser que dijese hasta aquí hemos llegado. Siempre he sido más de radio hablada, pero aquella no funcionaba, sólo podías poner cintas. Básicamente recuerdo dos: los grandes éxitos de los Secretos y cuando ya me hice un apaño y me coloqué un discman que saltaba en cada bache el disco de Sabina. Como es tradicional en mi vida, cantaba a grito pelado. Esta canción es la que escuchaba camino del master que hice al terminar la carrera.

Believe it or not, BSO de The Greatest American Hero

Que a mí me gusta el cine creo que no sorprende a nadie. Esta canción me gusta por lo buena que es el general, porque su orquestación es maravillosa y porque me huele a verano. A tardes en el camping con los aviones de la Base Aérea de Zaragoza haciendo que se nos fuera constantemente la señal de la televisión. El gran Héroe Americano lo vi a trompicones ¡y lo que me gustaba! Eso sí, ha envejecido fatal. Mejor no tenérselo en cuenta.

They can´t take that away from me, con Robbie Williams y Rupert Everett

Realmente a la versión que me vicié fue a la de Ella Fitzgerald. Una temporada me dio por el jazz muy fuerte y esta canción me gustaba tanto que fue durante mucho tiempo el sonido de mi móvil. Recuerdo haberla reproducido con el compositor de tonos de mi Nokia de hace 15 años. Sí, de cuando los tonos se podían componer.

Ésta es una canción más malota. A mí me gusta Robbie Williams y cuando los artistas se ponen antiguos lo disfruto mucho. Así que he preferido seleccionar esta versión, más apta para todos los públicos

Ni tú ni nadie, de Alaska

Esta es una de las canciones que más me recuerda a mis años universitarios. La bailábamos todos mis amigos con una coreografía que nos inventamos y que todavía recordamos. Fue una de las canciones que expresamente puse en mi boda porque me pareció que sería divertido.

The way you look tonight

Y he dejado para el final una canción muy especial para mí. Me ha costado 20 años conseguir este corte, literalmente, y me lo he tenido que fabricar yo. Pertenece a la película Los amigos de Peter cuya banda sonora si no la conocéis tenéis que oír. Es espectacular. Una selección de canciones fantástica.

De la canción hay muchas versiones: hay una de Frank Sinatra, una de Fred Astaire (que sonaba en la película En las alas de la danza), con Phil Collins, Michael Bublé y una muy conocida de Tony Bennett. Pero a mí me gusta ésta. Me ocurre como con toda la banda sonora de Los Miserables. No puedo oírla sin llorar. Hay canciones que por lo que sea te atrapan de una manera especial y a mí me sucede con ésta. Me lleva a sitios muy emocionantes. Me recuerda a la amistad, al amor, a muchas sensaciones. Es una de mis canciones preferidas.

¿Esperábais que tuviese un gusto tan heterogéneo?

Comparte
Artículo anteriorUna fiestas de pijamas con treintaytantos en Eric Vökel
Artículo siguienteResponde primero a la segunda pregunta

Soy Sara Palacios, aunque en la red muchos me conocen como Walewska, mi nombre de guerra. Soy curiosa, inquieta, seriéfila, gafapastas y a ratos pedante. Los que me conocen dicen que tengo mucho sentido del humor y yo no sé si soy graciosa o no, pero que me gusta reírme continuamente es un hecho. ¡Soy una optimista incorregible!

6 COMENTARIOS

  1. Ay qué recuerdos me traen algunas de ellas de mi juventud…jejeje..sobretodo Madonna y Alaska, las que veces que las habré bailado inventándome las coreografías, y eso que el baile no era lo mío ni lo es tampoco ahora, pero era muy divertido!!!

  2. Coincidimos en tres cosas:
    Robbie, por el que siento predilección
    Componer canciones con los tonos de Nokia -yo compuse I will survive-
    Los boleros!!!! De hecho, ya os lo contaré cuando me toque, mi primera cinta fue, precisamente una de los grandes éxitos de Los Panchos

  3. El “laicaprayer” es un must de mi vida. Como la pille en el coche lo doy todo y me quedo más a gusto que ná. (Nota: este finde vi el nuevo vídeo de Madonna y tengo que mandarle un mensaje desde aquí, que seguro que ella os lee también: Amiga Madonna, basta).

DEJA UNA RESPUESTA

Introduce tu comentario
Introduce aquí tu nombre