jueves, enero 20, 2022
InicioEl VermutTu primer rollo. Fantasía vs Realidad

Tu primer rollo. Fantasía vs Realidad

Las películas, las novelas, lo que nos contaban nuestras amigas… seamos sinceras, todas antes de darnos nuestro PRIMER BESO nos lo habíamos imaginado unas mil veces (o dos mil). Para algunas la escena ideal era en una playa con el chico de sus sueños, para otras en un concierto con el chico por el que llevaba tiempo suspirando, pero para todas, era algo perfecto, eso seguro. Luego llegó la realidad y quizá la cosa no fuera exactamente lo que esperabas… ¿como fue en tu caso?, ¿fueron igual las expectativas que la realidad?

Una cita de narices (Merak)

mocos

Vaya por delante que a mí aquel chico me gustaba más bien poco. Era mono, majete, pero a mí el que me gustaba era su amigo, que empezaba a tontear, como no podía ser de otra forma, con mi BFF –best friend forever– de entonces. Pero ya sabéis, cuando no hay lomo, de todo me como y a los 14 años yo tenía la hormona plenamente revolucionada y unas ganas locas de iniciarme en los líos amatorios -en el sentido más casto del concepto, ¡mentes sucias!-. Por eso acepté esa cita «doble» en una tarde de domingo primaveral aunque no estuviese muy entusiasmada con el partenaire que me había tocado en suerte. Soporté que me cogiese de la mano, aunque ahí me llevé el primer fiasco, porque chispitas, lo que se dice chispitas, no noté en absoluto… Pero cuando después de media hora sorbiéndose los mocos se acabó sonando con la manga del jersey que llevaba atado a la cintura el pobre no sabía que su disculpa «La próxima vez traeré un pañuelo, no volverá a pasar» fue realmente una premonición porque tuve claro que NUNCA, NUNCA, NUNCA volvería a salir con él.

Un monton de NO-citas y la NO-cita definitiva (Nuria)

daydreaming-o

(o como pude ser tan gilipollas por siempre jamás)

Fantasía versus realidad. O sea, tú versus él. Con que todo eran señales ¿eh? Cada frase, cada chiste tenía un mensaje oculto que solo tú sabías interpretar. Tú le gustabas aunque no lo admitiera, o aunque ni lo supiera. Angelico. Convencida de que los astros no se habían alineado todavía pero ya llegaría. Ya descubriría él lo estupenda que eres y otras muchas chuminadas que cruzaron tu mente allá por los años ochenta… y los noventa… y los dosmiles. Sí, otras en los ochenta todavía no habían nacido pero tú… tú ya te estabas comiendo la olla. Veinte años de especulaciones. Un reencuentro maravilloso en edad madura y la conclusión de que lo que no se dio, no tenía que darse jamás y a otra cosa mariposa (aunque fuera después de décadas de alimentar a la adolescente cretina que quedó atascada en tu psique). Despertaste. Oliste las flores del camino y te echaste a andar, dejando atrás ese primer NO-rollo.

De «mira Orión» a soy una lapa (María Jardón)

primer rollo_estrellas

Todo empezó tal y como me lo podía haber imaginado mil veces o incluso mejor. Conocí a un chico que estaba como un tren guapo (al menos eso es lo que recuerdo porque no lo he vuelto a ver), se fijó en mi y estuvo «lanzándome fichas» un par de días hasta que una noche entre «mira esa es Orión… y esa la Osa Mayor» nos liamos y… ni chispas, ni pie para arriba, ni na, sólo estaba deseando que acabará y eso que fueron cuatro besos mal dados.

Lo peor, que los dos días que me quedaban en el pueblo era mi sombra, yo ya no sabía como decirle que no quería nada, pero no había manera. Lo mejor, que a pesar de que no me gustó la experiencia todo fue muy bonito y él era muy buen chico.

Las citas por acompañar son EL MAL (Pilar)

primer rollo_cobra

A mi amiga le gustaba un chico y quería quedar con él pero se moría de corte de hacerlo a solas (cosas de tener 14 años) así que me pidió y me rogó que la acompañara y organizáramos una cita doble conmigo y el amigo del susodicho.

Todo fue mal desde el principio. Mi amiga estaba tan cortada que no decía ni una palabra, su pareja ídem y el amigo más de lo mismo (creo que contó y recontó cien veces los puntitos de sus deportivas) así que me tocó liderar la conversación, cosa que no me apetecía en absoluto pero es que me apetecía menos todavía pasar toda la tarde en un silencio incómodo.

Casi al final mi amiga y su «noviete» se fueron a dar a una vuelta solos (¡por fin!) y yo me quedé con el amigo. Nos quedaban como veinte minutos para irnos a casa pero se hicieron larguísimos porque la cosa sucedió más o menos así: amigo que intenta besarme, yo hago la cobra y fin de la cita más desastrosa de la historia.

El primer rollo más bonito del mundo (Let)

primer-rollo_pies

Bien, después de leer a mis compañeras puedo decir que soy la excepción que confirma la regla.

Toda mi vida he sido enamoradiza a más no poder, de peli romantica con final feliz -luego, a fuerza de hostias madurar, fui consciente de la realidad pero esa es otra historia- pero no recuerdo tener una idea concreta de cómo sería mi primer beso. Sólo quería que fuera bonito. Y bonito fue.

Conocí al susodicho en el pueblo de una amiga del cole. Tenía trece años. Supongo que el sofocante calor jiennense, junto con el pavo de la edad, fue lo que revolucionó tanta hormona aquel verano, porque ¡menudo verano, señoras! A lo que iba. Nos conocimos y empezamos a tontear, pese a que él iba con una amiga a todas partes que era como las amigas brujas de las pelis de adolescentes y parecía empeñada en estropearlo todo, para acabar con una petición de las de entonces «¿Quieres salir conmigo?», a la que respondí «Sí».

Una noche, de vuelta a casa y cogiditos de la mano, nos fuimos a lo oscuro -dónde si no- y allí me abrazó muy fuerte, me atrajo hacia sí con suavidad y comenzó a besarme por la frente, siguió por el cuello, para acabar en mis labios. Despacio, con dulzura y delicadeza. El corazón me latía a mil y un único pensamiento atravesaba mi cabeza: que acababa de vivir el primer beso más bonito de la historia de los primeros besos. 

Imágenes: Pixabay

Equipo MMM
Las chicas de la redacción de Mujeres y Madres Magazine contando sus cosas. Nos gusta compartir lo que pensamos.
RELATED ARTICLES

4 COMENTARIOS

  1. El ´De «mira a Orión» a soy una lapa´ de María me da mucha risa. Probablemente porque a mi también me hicieron mirar a Orión y me pareció fascinante… Ahora me da la sensación de que me colaron una frase de manual!! Y bueno… imaginarme a Pilar haciendo la cobra me da tanta risa o más! Qué bonito es mirar para atrás… y ver lo lejos que estás del punto de partida!!

Comments are closed.

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Omar on Odio Star Wars
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron «loca»
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
Alejandra deF on Queridas madres del Whatsapp
Sara Palacios on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Carmen on ¡Adoro Divinity!
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
María on Ladrones de tiempo
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Natalia Martín on Dale a tu cuerpo alegría
Mamá Resiliente (@MamaResiliente) on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
El espacio del bebé on Fantaseando… o quizá no
Cuestion de Madres on ¿Cómo comunicaste tu embarazo?
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Fantaseando… o quizá no
Noelia - Golosi on Modas ideales que vuelven.
Johanna Arco on Modas ideales que vuelven.
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo