Lo que menos me gusta hacer con mis hijos

2

Lo que menos me gusta hacer con mis hijos ¿te has parado a pensar alguna vez cuáles son esos momentos? No hace mucho os contábamos qué cosas eran las que más disfrutábamos haciendo con nuestros hijos, y ahora le toca el turno a esas situaciones que vivimos y que prácticamente hacemos obligadas. Y es que la maternidad, nos aporta momentos divertidos, y otros no tantos. Así que sólo tenemos que intentar verles el lado positivo, si es que lo tiene.

Ir al parque (Sara)

parque infantil

De largo lo que siempre he odiado es ir al parque ¡me parece un aburrimiento tremendo! No me gusta demasiado el aire libre: Soy bastante alérgica así que a mí la naturaleza no me sienta demasiado bien pero es que el parque me aburre soberanamente. Estoy segura de que cuando estás ahí las horas y los minutos pasan infinitamente más despacio que cuando estás en cualquier otro sitio. Por eso mando a mi marido…

Ir a los cumpleaños (Nat)

cumpleaños

Ya os confesé hace tiempo que con el tiempo me estoy volviendo asocial y por esa razón a mi lo de los cumples infantiles de clase me da una pereza mortal, para que os voy a mentir. Si puedo me escaqueo y mando al buen padre, a llevarlas y recogerlas, porque lo de quedare allí no lo contemplo, en la mayoria de los casos, la verdad.

Hacer los deberes (Sonia)

deberes

El peor momento de mi día es cuando llega la tarde y tengo que ponerme a hacer los deberes. Yo, que ya he ido al colegio vuelvo a él. Es como volver a vivir un mal sueño porque si los deberes eran una pesadilla de niño, de mayor tampoco mejoran. Vuelve a explicar las cosas, enfréntate al terrible “así no me lo han explicado”, repasa… ¿Algún voluntario para hacer los deberes con mi hija?

Ir de compras (María Jardón)

compras
En mi caso, nada que ver con esta escena idílica (Shutterstock)

La verdad es que ir de compras es algo que no me gusta hacer ni con ellos ni sin ellos, pero si ya de por sí es algo que me da una pereza tremenda, el tener que llevarlos me da verdadero pánico. Es cierto que todavía son demasiado pequeños pero, a parte, las compras les ponen especialmente nerviosos y no hay día que no me la líen… se esconden entre los percheros de la ropa, se meten en los probadores (alguna vez incluso en alguno ocupado), juegan a perseguirse.. vamos, que es una tarea imposible el conseguir comprar una camiseta con ellos…

Manualidades (María Fernández)

manualidades

Aquí no hay duda. Las manualidades. No es que cualquiera de las opciones que nombraban mis compañeras me apasione, pero más o menos son cosas que tenemos que hacer por obligación y de las que no te puedes librar y ya ves de antemano que va a ser una lata. Pero las manualidades son una auténtica trampa, porque en la televisión, en los blogs, en tu cabeza, mientras que preparas el material… realmente parece una idea fantástica que, en mi caso, acaba convertida en pesadilla. Entre que Dios ya no me llevó a mí por el camino de las artes manuales, que mi hija mayor ha heredado mi poco tino para estos menesteres y que la pequeña aspira a hacer cosas que escapan con creces mi y su competencia, al final todo acaba en drama.

Ver programas infantiles en la tele (Majo)

BOb esponja

No me gustan muchos de los dibujos que mis hijas adoran, dígase: Bob Esponja o similares, me horrorizan. Y si son de princesas tipo la princesa Sofía o Dora, me resultan aburridos y no creo que aporten valores de ningún tipo. Ahora, que la mayor empieza a querer ver series, me resulta un poco más fácil, aunque a veces me entren ganas de salir corriendo. Poco a poco las iremos formando en la televisión, al igual que hemos hecho con la música y abandonaremos los programas estrictamente infantiles.

Discutir o mediar en sus discusiones (Pilar)

Ya me diréis que en general no os gusta discutir con nadie porque sois gente pacífica y esas cosas y tenéis toda la razón. El summum es cuando os ponéis a discutir por cualquier memez con vuestros hijos o cuando os metéis a intentar que razones por qué estaban discutiendo.

Ellos tienen una capacidad infinita para no bajarse del burro nunca, seguir ahí debatiendo, argumentando sin argumentos, razonando sin razón y tu.. ¡les sigues la bola!

Fotos: Cumpleaños vía Shutterstock (Nat), deberes vía Shutterstock (Sonia), Manualidades (Pixabay), Bob esponja (Majo)

2 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Introduce tu comentario
Introduce aquí tu nombre