domingo, mayo 22, 2022
InicioMujer ActualGestionar las críticas como madre emprendedora

Gestionar las críticas como madre emprendedora

Si hay algo común que sufre toda madre emprendedora sin ninguna excepción, es que cuando decide emprender recibe muchas críticas sobre su trabajo.

Puede parecer una exageración, pero te aseguro que es totalmente cierto y de hecho, cuando mis alumnas de blogging preguntan sobre cómo empezar a rentabilizar el blog siempre están más que avisadas de que las críticas van a llegar porque es mejor estar preparada y que no te pillen desprevenida.

madre emprendedora

Lo tengo claro, voy a ser madre emprendedora

Te lanzas a la piscina del emprendimiento y tienes miedo de muchas cosas: de no saber hacer bien el trabajo, de no poder mantener tu negocio, de no merecer cobrar por lo que haces, de no saber resolver los problemas técnicos que siempre ocurren en cualquier emprendimiento online, etc. sin embargo no tienes tanto miedo de las críticas porque “presupones” que tu ámbito cercano te va a apoyar y que los que no te conocen, acabarán haciéndolo.

¿Y qué pasa?

Que te llueven las críticas por todas partes.

[Tweet “Cuando decides emprender lo normal es recibir muchas críticas”]

Tu familia y tus amigos, que pensabas que te iban a defender a muerte, empiezan a tener miedo y te lo hacen saber “oye que fulanita tuvo que cerrar su tienda online porque no vendía nada”, “¿y de qué vas a ganar dinero con un blog?”, “¿y vas a dejar tu trabajo por algo que no sabes si va a funcionar?”, etc.

Es bastante desagradable cuando esto ocurre, porque parece que tienes que estar defendiendo tu decisión constantemente, sin embargo, el miedo de la gente que te quiere es normal y comprensible porque no tienen tan claro como tú lo que quieres hacer.

En estos casos yo siempre recomiendo juntarte con otras madres emprendedoras porque eso te da una buenísima perspectiva y te enseña que lo que te pasa a ti les está pasando a todas.

Hay muchísimos grupos en facebook y comunidades online donde puedes encontrar a otras madres emprendedoras con las mismas dudas y dificultades que tú, así que te animo a que las busques (aquí, aquí, y aquí puedes encontrar algunos ejemplos).

Por otra parte, para que tu confianza no flaquee está muy bien que escuches antes los consejos de personas que ya están donde tú quieres llegar que los de personas que sólo expresan su miedo.

Que tu entorno tenga miedo no significa que tú debas tenerlo.

¿Y qué pasa cuando te critican los trolls?

troll

Los trolls son personas conocidas o desconocidas que se dedican a hacer comentarios negativos sobre ti en tu página o en las redes sociales de forma sistemática.

No son personas que hacen críticas constructivas o que tienen ganas de debatir sobre algo, son personas que quieren provocar, suelen ser envidiosas, quieren minar tu autoestima y disfrutan llamando la atención.

Cuando tu negocio es online o tienes un blog, tienes cierto grado de exposición pública y eso significa que los trolls pueden llegar…y de hecho, cuanto más triunfes y más seguidores consigas, más detractores tendrás también, porque no le puedes caer bien a todo el mundo.

Algunos te insultan, otros te escriben privados muy desagradables, otros incluso llegan a crear perfiles falsos para poder trolear sin “peligro”. Todo con tal de molestar y criticar tu trabajo o tus iniciativas.

Una parte muy importante del emprendimiento online es aprender a lidiar con los trolls, porque si no, puedes acabar tirando la toalla por estas personas y la verdad es que no se lo merecen.

Si hay una frase que resuma cómo recomiendo yo gestionar a los trolls es esta: Don’t feed the troll. O lo que es lo mismo, no alimentes al troll.

[Tweet “Si tienes un troll haz como que no existe: don’t feed the troll”]

Como son personas que adoran llamar la atención, se molestan mucho cuando son ignorados. Y eso es justo lo que debes hacer: hacer como si no existiera. De esta forma, como no consigue su objetivo (cabrearte, ponerte triste, que cambies tu forma de ser o de actuar, etc.) se acaba cansando y se va a trolear a otra parte.

Lo mejor que puedes hacer es enfocar tu energía en las cosas que te aportan algo positivo y los trolls no son una de ellas.

Y además, piensa que los trolls en realidad te están haciendo publicidad, así que si lo miras por la parte positiva”quien te critica, te está haciendo un favor” como dice Nohemí Hervada en esta entrevista.

¿Y tú cómo afrontas las críticas a tu negocio o blog?

Pilar Martínez
Pilar Martínezhttp://www.maternidadcontinuum.com/about
Soy Pilar Martínez, farmacéutica, IBCLC y mamá de dos niñas. Escribo sobre maternidad, crianza y lactancia en mi blog Maternidad Continuum y soy Co-Directora de EDULACTA que forma expertas en lactancia materna. Soy una persona muy positiva, tengo intereses muy diversos y también soy un poco friki, así que aquí voy a permitirme el lujo de escribir de "otras cosas" que también me interesan ;)
RELATED ARTICLES

5 COMENTARIOS

  1. Hola Pilar, muchas gracias por citar la entrevista que le hice a Nohemí, que es una experta en este tema de las críticas. Me ha encantado tu post, porque me parece importante hablar de este tema. Muchas mujeres que se lanzan a emprender se desaniman cuando reciben críticas de su entorno, y algunas terminan abandonando la idea o ni siquiera llegan a dar el primer paso. Por eso me parece vital lo que comentas de rodearte de personas afines a ti. Nada mejor que tener otras emprendedoras con quienes compartir inquietudes y que puedan sostenerte en los momentos de incertidumbre, que son tan frecuentes cuando tomamos este camino. Y sobre sobre todo, buscar ayuda. Pretender hacerlo todo solas es uno de los peores errores que podemos cometer. Todas, independientemente del nivel en el que nos encontramos, necesitamos a alguien que esté unos cuantos pasos por delante y que pueda guiarnos y sobre todo, servirnos de espejo.

    Gracias por tu post. Un abrazo enorme!

    • Totalmente de acuerdo Vivian!!!
      Rodearte de personas que te entienden y que además pueden enseñarte cosas es lo mejor que he hecho desde que decidí emprender online.
      Tú además sabes muchísimo de eso con tu comunidad de emprendedoras ¿verdad? 😉
      Un besazo guapa y mil gracias por comentar!

  2. Me encanta tu actitud y tu salero, Pilar!! Siempre.

    Como bien dices, hay que saber rodearse y hay que saber escuchar con calma… porque a veces incluso detrás de una crítica mal formulada (o que nos toca a moral) puede haber un dato interesante para hacer las cosas mejor. Se trata de separar el grano de la paja. Diferenciar lo que me sirve, de lo que no. Y antetodo, confiar en una misma.

    Nunca llueve a gusto de todos. No podemos pretender gustarle a todos… si ni siquiera Freddie Mercury lo consiguió siendo un champion!! 😉
    Así que, menos hiperventilar por las críticas y mas pasarse por el arco de triunfo la opinión ajena.
    Un beso!!!

    • jajaja me encanta esta frase!! “menos hiperventilar por las críticas y mas pasarse por el arco de triunfo la opinión ajena.” te la voy a copiar que lo sepas 😉

      La verdad es que perder el tiempo sufriendo por lo que otros dicen de ti es bastante absurdo. Yo prefiero enfocarme en lo que de verdad me aporta cosas y en quien me apoya…a los demás que les vayan dando jaja

      Un besazo hermosa!

Los comentarios están cerrados.

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Omar on Odio Star Wars
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron “loca”
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
Alejandra deF on Queridas madres del Whatsapp
Sara Palacios on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Carmen on ¡Adoro Divinity!
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
María on Ladrones de tiempo
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Natalia Martín on Dale a tu cuerpo alegría
Mamá Resiliente (@MamaResiliente) on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
El espacio del bebé on Fantaseando… o quizá no
Cuestion de Madres on ¿Cómo comunicaste tu embarazo?
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Fantaseando… o quizá no
Noelia - Golosi on Modas ideales que vuelven.