La madre que nos parió

4

la-madre-que-nos-pario

Y no lo digo yo, lo dice La Quiles, Cristina Quiles, que bajo ese título ha publicado un libro que constituye un compendio de maternidad. Como dice ella en la contra “si la maternidad te deja tiempo para leer, este es tu libro”. He de decir que cuando revisé su biografía en la solapa me sentí muy identificada con ella ya que cuenta

no me queda otra que dibujar mis pequeños grandes problemas como válvula de escape

y por eso mismo empecé yo mi blog, para no explotar. ¡Viva la creatividad que nos salva de la locura!

Podríamos decir que La madre que nos parió es una guía que recorre el camino que va desde que te enteras de que estás embarazada hasta… ¡esto no tiene final! Recoge situaciones cotidianas en las que te verás reflejada si ya eres madre (¿quién no ha esperado verse estupenda con la barriga y a acabado sitiéndose como una mesa camilla?) o te acercarán a lo que te puede suceder si aún no lo has sido. Es una guía, además, ilustrada, con un humor ácido que refleja muy bien en qué consiste esto de la maternidad porque huye de las idealizaciones y estereotipos.

¿Qué es lo que me ha gustado del libro?

la-madre-que-los-pario_recien-nacido

La visión realista

y sin moñeces de lo que ocurre cuando te quedas embarazada y, más tarde, cuando te conviertes en madre. Desde el agobio cuando te enteras por el mundo al que lo vas a traer (nunca has sido tan consciente de la mierda que te rodea) a la relación amor-odio con la ropa (tú la amas y ella te odia) pasando por los tópicos para provocar el parto. Todo es tal cual. Sin adornos.

la-madre-que-los-pario_embarazada

Los lugares comunes

esos que muchas vivimos y casi ninguna cuenta. Solo hay que fijarse en esa protagonista de piernas pobladas de pelos y uñas de los pies como garras de águila a punto de cazar su presa. Quizá si aún te encuentras en una fase temprana de embarazo estos te parezcan exagerados… pero ya me contarás, ya, según vaya avanzando y des a luz. Agradecerás que alguien te haya puesto sobre aviso.
la-madre-que-los-pario_opinologas

El capítulo sobre las opinólogas

que es para enmarcarlo desde el principio hasta el fin, recoge una antología de consejos no pedidos desde la adolescencia de la mujer hasta la llegada del segundo hijo. Yo me he reconocido en varias de las situaciones que cuenta… y es que como diría una amiga mía “las opiniones son como los culos: cada uno tiene el suyo y a nadie le gusta oler el de al lado”.

la-madre-que-nos-pario_respeto

El respeto que destila

el capítulo de lactancia comienza hablando de lo mejor del bibe y de la teta, así, sin juzgar. Y el capítulo 06. escuela de madres comienza con “porque solo una madres entiende soporta a otra madre”, algo que no está de más en estos convulsos tiempos maternales que corren (Bescansa y su jura de cargo con su hijo en el Congreso y los comentarios de todos signo que ha conllevado).

la-madre-que-los-pario_hermanos

Que recoja la primera y la segunda maternidad

y cuente las diferencias desde el mismo momento del parto. Todas esas chorradas que alejas con la segunda, o esas paranoias que surgen fruto de la experiencia del primero tienen cabida aquí. ¿Ninguna os habéis preguntado si la ropa del segundo también se lava antes de ponérsela al bebé?, ¿no era una leyenda urbana a la que te sumaste en tu fiebre de primeriza? Trabajito de lavadoras que te vuelve a esperar.

la-madre-que-los-pario_padre

Que el último capítulo esté dedicado al padre

porque nuestros hijos (si tenemos pareja, como en mi caso) no son solo cosa nuestra… aunque nuestros sensores sean diferentes.

Os recomiendo que, a la hora de sentaros con el libro entre las manos, le déis importancia a los dibujines (que para eso es un libro ilustrado). Si como me pasó a mí, lectora compulsiva de tochos de tropecientas páginas, la lectura os dura un suspirito revisitadlo y fijáos en los detalles. Aportan mucha información… y risas.

Desde aquí solo puedo recomendarlo y desearos que lo disfrutéis.

Imágenes: Cristina Quiles y Pixabay

Comparte
Artículo anteriorUna víctima más de acoso escolar: la carta de Diego
Artículo siguienteTiempo para ti

Soy Leticia la mamá de Ojazos desde 2013, mujer desde 1978. Siempre corriendo y con mil cosas en la cabeza para hacer pero con poco tiempo para llevarlas a cabo. Escribo en Esto no es como me lo contaron y Las Letras de Let porque es lo que más me gusta hacer en el
mundo. Activa, habladora y comprometida, cabezota y risueña vivo en una permanente contradicción. Necesito contar las cosas que me pasan para que no se me enquisten en alma.

4 COMENTARIOS

  1. He leído muchos comentarios sobre este libro y tengo ganas de hacerme con él. Bueno con este y otros del estilo jeje A ver si los encuentro por aquí ☺

DEJA UNA RESPUESTA

Introduce tu comentario
Introduce aquí tu nombre