Me gusta agosto en Madrid

4

madrid

Madrid en agosto mola. En casa siempre nos hemos ido de vacaciones los primeros, tenemos esa costumbre, y todo porque disfrutar de Madrid en agosto nos gusta. ¡Y mucho! Podría empezar hablando de las ventajas que tiene trabajar en agosto (eso también suma) pero esas ya las resumió mi compi Sara a las mil maravilas y para mí agosto tiene muchas más cosas buenas.

Aunque sí es cierto que la estámpida de gente en la capital ya no es como antes (recuerdo aquellos veranos en los que no se quedaba en Madrid ni el tato) hoy en día aún se nota que estás en agosto y a mí me gusta disfrutarlo. Poder improvisar una sesión de cine en el último momento y encontrar entradas para la película que quieres o encontrar mesa para cenar si necesidad de haberlo previsto varios días antes es un gustazo.

Disfrutar de una tarde noche en el Parque de Atracciones es también todo un clásico en mi casa de este mes. Recuerdo este plan desde que era una niña. Recuerdo las cenas en el merendero con los bocatas de tortilla y los refrescos previamente congelados y envueltos en papel albal para que aguantaran el calor el mayor tiempo posible. Y montar como locas (mi madre, mi hermana y yo) en todas las montañas rusas hasta la madrugada. Y esta tradición la seguimos a rajatabla en casa y el mes de agosto es perfecto para ir alguna noche en familia o con amigos, recordar viejos tiempos y descargar adrenalina.

En Madrid en agosto suele hacer menos calor y es mucho más llevadero que el mes de julio. Además la segunda quincena suele regalarnos alguna que otra tormenta eléctrica de verano, de esas que renuevan el aire, favorecen la bajada de temperaturas y que me encanta ver resguardada en casa.

En este mes también aprovecho para ir de segundas y terceras rebajas con calma, sin aglomeraciones, sin filas y sin empujones. Deleitarme viendo los avances de la nueva temporada y rebuscar entre los restos con el fin de encontrar algún que otro chollo sin perder la cabeza ni el bolsillo. Y reconozco que para esto tengo suerte y casi siempre encuentro alguna ganga perfecta de fondo de armario, algo que no andaba buscando pero que encaja a la perfección y se viene conmigo a casa.

Y poder ir en coche al trabajo es uno de los caprichos que me doy en agosto, el resto del año resulta imposible. Conducir sin prisas escuchando mi música favorita, relajada y fresquita pero sin necesidad de pasar frío, porque en el metro y el autobús abusan del aire acondicionado de lo lindo. Los atascos desaparecen por arte de magia y los sitios para aparcar en el centro de Madrid se multiplican. ¡Todo son facilidades!

Y, por último, os voy a contar un secreto. Agosto sobre todo me gusta porque es el mes en el que cumplo años. El trece, aunque para muchos sea un día del mal fario, para mi es mi día. Y me encanta celebrarlo en casa, en familia y junto a buenos amigos.

Y a vosotros, ¿qué os gusta del mes de agosto?

Imagen: Pixabay

Comparte
Artículo anteriorSorteo Cuento Cenicienta de “Érase Dos Veces”
Artículo siguiente10 planes de antes que encantarán a tus hijos

Soy Natalia, mami de tres… bueno de dos princesas, que me tienen loca, y un blog donde, desde hace más de cuatro años, cuento mis historietas, mis ocurrencias y mi día a día. Mujer apasionada, responsable, trabajadora, comprometida, cariñosa y muy optimista, me gusta ver el vaso siempre medio lleno. Dispuesta a darlo todo siempre y a disfrutar de este nuevo proyecto con todas vosotras.

4 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Introduce tu comentario
Introduce aquí tu nombre