domingo, noviembre 28, 2021
InicioEl VermutMi luna de miel

Mi luna de miel

Luna de miel: dícese de ese viaje que haces en el que se supone el momento más feliz de tu vida -hasta el momento- y para el que se suele guardar un pastizal a la hora de organizar la boda.

¿O no? Porque en esto, como en todo, hay para todos los gustos. Desde el que piensa que lo mejor es irse lo más lejos posible, porque será la única vez que haga un viaje tan «a todo trapo», hasta el que prefiere un lugar más cercano para ahorrar horas de vuelo y aprovechar más la estancia, todas las opciones son válidas.

¿De rélax o de caminatas para conocer cosas? ¿De playa o de interior? ¿La soñada o con la que no te quedó más remedio que conformarte? ¿Cuál fue tu luna de miel? Nosotras te contamos las nuestras y estaremos encantadas de leer las tuyas en comentarios.

El país de los Cátaros (Merak)

carcasona

Una única decisión respecto a la boda le dejé tomar a mi Paco y fue desastrosa. Él eligió la fecha y lo hizo de tal manera que sus ineludibles compromisos laborables redujeron nuestra luna de miel a seis días y el último de ellos, para más inri, fue cubriendo un partido de fútbol. Total, que entre que el tiempo no era mucho y yo soy como el tío Gilito y no quería dejarme un «pastizal» en el viaje, acabamos disfrutando de una modesta luna de miel -modesta para lo que se estila hoy en día- pero que a mí me supo a gloria pues me permitió descubrir un destino que tenía enfilado desde hacía tiempo: Carcasona.

Sí, mi luna de miel fue una sucesión de kilómetros en coche por el país de los Cátaros, ruina tras ruina, castillo tras castillo, disfrutando de lo que ha sido uno de los grandes placeres en estos catorce años de relación con mi marido: viajar en coche. Si no lo conocéis, esta zona de Francia es increíble y su patrimonio histórico abrumador. Eso sí, sólo apto para «amantes de las piedras» como yo.

Los castillos del Loira (Sara)

Pues precisamente yo soy de las de Merak: a mí dame piedras y más piedras que seré la más feliz del planeta. Yo quería hacer el Orient Express pero me tuve que rendir a la evidencia de que costaba más de lo que estaba dispuesta a pagar y mi marido decía que no quería ir fuera de Europa, así que acepté, pero con la condición de no ir en plan tirados y comiendo de bocadillos como era lo habitual. Nos fuimos al Loira y dormimos en castillos. Había uno que tenía hasta una armadura en la puerta de la habitación. Me gustó tanto que volvimos este año con las niñas, aunque fuera de manera fugaz.

Mi luna de miel en el paraíso: Isla Mauricio (Let)

luna-de-miel_Mauricio

Él quería ir a Hawaii, yo a Nueva York. No encontramos combinado que se adaptara a nuestro bolsillo. Convergimos en Isla Mauricio. Una isla situada en el Océano Índico a poco más de 9.000 kilómetros de distancia de mi Madrid natal y que a mí me resultó el paraíso.

La verdad es que en Mauricio, desde el punto de vista turístico, no hay mucho que ver. Se trata de una isla esquilmada por sus diferentes colonizadores en la que ya no quedan ni tortugas gigantes, que están repoblando desde Seychelles, su isla hermana, ni bosques de caoba… La isla sobrevive gracias al turismo y el cultivo de la caña de azúcar, del que destilan ron.

Como anécdota os contaré que tiene la estatua del Dios Shiva más grande del mundo, situada en Grand Bassin, un importante lugar de peregrinaje para los hindúes. Nosotros no lo visitamos en momento de peregrinación, pero la carretera que lleva hasta allí y, sobre todo, el enorme aparcamiento que hay allí nos aproximaron a la cantidad de gente que lo debe visitar.

Isla Mauricio fue un destino para descansar, reír, disfrutar de la gastronomía, de sus playas y de un hotel 4* superior que nos sorprendió gratamente. Un destino para iniciar sonriendo una vida en común. Si pudiera volver, no me lo pensaba.

Vietnam y Camboya (María Jardón)

vietnam-camboya

Sin duda el de la Luna de Miel ha sido el mejor viaje que he hecho en mi vida. Nos costó elegir destino porque yo quería naturaleza y mi Paco es de los de ver piedras, pero al final los dos tuvimos lo que queríamos y el viaje fue inolvidable. Las montañas y tribus de Sapa, la espectacular bahía de Halong, las ciudades de Hanoi oHo Chi Minh o los increíbles templos de Angkor fueron algunas de las cosas que descubrimos en nuestro viaje. Desde luego, es un destino muy recomendable, además de por la belleza de los paisajes, por su gente y sus costumbres que no te dejarán indiferente. Una aventura para repetir sin ninguna duda.

Amsterdam y New York (Pilar)

amsterdam_newyork

Mi marido y yo tenemos gustos muy diferentes para viajar y en nuestro viaje de novios no iba a ser diferente.

Yo quería visitar Amsterdam porque era de lo poco de Europa que no había visto y él se moría por cruzar el charco y visitar La gran manzana, así que hicimos un combinado de los dos destinos.

Yo me casé en agosto de 2001 por lo que estuve en Nueva York (y visitando las Torres gemelas) quince días antes de los ataques, así que tuve la suerte de poderlas visitar antes de su caída.

La ruta en el Transmongol (Nuria)

luna-de-miel

Bueno, con permiso de mis compañeras, reservo este espacio para la futura mejor foto de mi luna de miel… que espero realizar algún día ¡acomañada de hijos y nietos! ¡Sí! Y me repito un poco porque ya lo conté aquí pero así es: Mongolia es mi luna de miel pendiente. La transmongoliana es la tercera de las rutas del ferrocarril transiberiano y no sé por qué razón, se me antoja un viaje fascinante… Ya os lo contaré. 😉

Fotos: Pixabay, La Vanguardia y propias (Sara, María Jardón, Let)

Equipo MMM
Las chicas de la redacción de Mujeres y Madres Magazine contando sus cosas. Nos gusta compartir lo que pensamos.
RELATED ARTICLES

7 COMENTARIOS

  1. Con lo que me gusta viajar me iba de cabeza ahora mismo a cualquiera de los destinos que habéis dicho…
    Nosotros queríamos un viaje de los que sabíamos que luego difícilmente podríamos hacer, por la cantidad de días y de dinero que necesitaríamos y al final fuimos a China. Un país sorprendente, lleno de contrastes y que nos encantó. Es la única vez que hemos viajado en plan viaje organizado con guía y la experiencia estuvo bien, coincidimos solo cinco parejas de recién casados con los que hicimos buenas migas y fue divertido.

  2. Nosotros de crucero por las Islas griegas. Me pisó un burro en Santorini y pasé medio viaje coja. Odié la escala en Venecia porque me pareció un laberinto del que no lograba salir y no tenía tiempo para verlo todo. Eso sí ¡el barco una maravilla!

    • Jaajaja! Lo del burro en Santorini es memorable!! Y Venecia te pilló en mal momento mujer… igual tienes que darle otra oportunidad. Te recomiendo que visites Burano. De cuento!! 🙂

Comments are closed.

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Omar on Odio Star Wars
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron «loca»
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
Alejandra deF on Queridas madres del Whatsapp
Sara Palacios on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Carmen on ¡Adoro Divinity!
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
María on Ladrones de tiempo
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Natalia Martín on Dale a tu cuerpo alegría
Mamá Resiliente (@MamaResiliente) on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
El espacio del bebé on Fantaseando… o quizá no
Cuestion de Madres on ¿Cómo comunicaste tu embarazo?
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Fantaseando… o quizá no
Noelia - Golosi on Modas ideales que vuelven.
Johanna Arco on Modas ideales que vuelven.
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
Limonerías on Tu tripa tras el parto
carmen hdez on Ay cuándo seas madre…
Sara Palacios on Cómo hacer gif animados
María - Mivi Mamá on Vecinos, ¿amor y odio?
marisa, la estresada on Nos separamos, y ahora ¿qué somos?
Verónica Trimadre on Nos separamos, y ahora ¿qué somos?
Cata de Mamatambiensabe on ¡Hospital mon amour!