domingo, mayo 29, 2022
InicioMujer ActualNuevas formas de movilidad: circular con patinetes

Nuevas formas de movilidad: circular con patinetes

Tengo cuarenta y tantos años y hasta hace poco de tiempo no me había planteado más formas de movilidad urbana que ir andando, en coche o en transporte público… pero desde hace un tiempo trabajo en el centro de la ciudad y he incorporado nuevas maneras de trasladarme a mi vida. Ahora soy usuaria de patinetes y bicis y, la verdad, estoy encantada. Pensaba que era algo mucho más minoritario (y posiblemente al inicio de construir el carril bici lo fue) pero todos los días me cruzo con muchísimas personas en mi trayecto de apenas 15 minutos. De todas las edades y sexos, por cierto. Los hay que utilizan cualquiera de los servicios de alquiler de bici o patinete y quienes tienen los suyos propios. Yo de momento utilizo los públicos pero la verdad es que por el precio me planteo muy seriamente comprarme uno. En mi blog personal hice una comparativa de patinetes que tienes aquí por si te resulta útil.

Hoy me quiero centrar en hablar de los patinetes, aunque hay muchas cosas que tienen en común con las bicis, porque son los últimos en incorporarse a nuestras ciudades.

patinetes
Patinete GoZheec Kugoo S1

Como os decía, jamás me había planteado utilizarlos porque visto desde fuera la verdad es que da un poco de respeto la cosa. Pero no tengo manera cómoda y rápida de llegar a mi trabajo desde mi casa: pierdo mucho tiempo yendo a la parada y luego me deja relativamente lejos. Así que o bien voy andando, lo que es perfectamente factible, o bien me voy utilizando el carril bici que va prácticamente de puerta a puerta y sí que me permite ahorrar algo de tiempo.

Ir en patinete para mí es mejor porque aunque parte de mi camino es preciosa, otra parte se hace larga porque pasa por ningún sitio. Que puede parecer una tontería, pero lo cierto es que hay caminos que coges con más entusiasmo que otros.

patinetes

Si tu ciudad cuenta con carriles bici por donde puedas ir es una maravilla, especialmente si están bien conservados. En Zaragoza suelen estar separados del tráfico y te sientes bastante segura cuando conduces, sin especial miedo a que te vayan a arrollar.

De todas maneras, para mí es fundamental que todas las partes que nos movemos tengamos buenas dosis de civismo y sentido común. Os cuento mi caso: Yo tengo que recorrer unos pocos metros hasta el carril bici, así que tengo que desplazarme un poquito (muy muy muy poquito) por donde no está permitido. Todos los días tengo que pasar por un callejón en el que están los padres dejando a los niños, así que en esa zona directamente me bajo porque soy un peligro, aunque ande con todo el cuidado del mundo. Me horroriza ver a coches que giran sin mirar si vienen ciclistas o peatones, bicis que cruzan por pasos de cebra sin siquiera pararse (y están funcionando ahí como peatones, deberían ajustar la velocidad al menos), y peatones que se meten por el carril bici sin inmutarse. Todos deberíamos poder convivir poniendo un poquito de nuestra parte y sobre todo siendo conscientes de la vulnerabilidad del otro. Cuanto más grandes y más motor tenemos más peligrosos somos.

Aún así yo creo que cualquier forma de movilidad que ayude al medioambiente es buena como tal, lo que tenemos es que hacer un buen uso de ella. En concreto el uso de patinetes es fantástico, pero por mi experiencia hay que tener mucho cuidado porque no deja de ser un vehículo a motor que se pone a una velocidad interesante (entre 20 y 30 km/h, que ya es). Aunque la normativa no lo obliga, es verdad que si el patinete es nuestro y sabemos que lo vamos a llevar y traer un casco no está de más. Y si que me pensaría dos veces si le dejo llevar por la ciudad un patinete a un menor. Al fin y al cabo, vas en el suelo, a gran velocidad y la puedes armar parda. En la mayoría de sitios no pueden llevarlos menores de 16, pero yo lo elevaría a 18.

Tipos de patinetes

Fuente: Ayuntamiento de Madrid

Para lo que aquí nos ocupa existen dos tipos de patinetes, los de tipo A, que son los que como mucho van a 20 km/h y los tipo B, que van a un máximo de 30Km/h. En la práctica los primeros son básicamente para niños e incluyen también hooverboards etc. y el grueso de los de adultos son tipo B.

¿Qué dicen las distintas normativas?

En todas las ciudades el uso del patinete no está regulado de la misma manera.

MADRID.

En Madrid pueden usarse patinetes eléctricos a partir de los 15 años. Todos los menores de 16 años tienen que llevar obligatoriamente casco, los mayores no están obligados.

Pueden circular por ciclocalles, carriles bici, pistas bici, por la calzada de calles integradas dentro de zonas 30, -respetando la prioridad del peatón- y por las calles en las que en todos sus carriles la velocidad máxima de circulación sea igual o inferior a 30 kilómetros por hora siempre que la anchura del vehículo lo permita en condiciones de seguridad. Para proteger el tránsito peatonal no podrán circular por las aceras salvo ‘aceras-bici’ y a velocidad reducida. (Consulta la ordenanza)

BARCELONA.

Si hay carril bici están obligados a usarlo. Ahí la velocidad máxima es de 30km/h. Pueden usar calles con plataforma única, parques e incluso calzadas en las que la circulación esté restringido a menos de 30 km/h. En las zonas peatonales no se pueden pasar los 10-20 km/h.

Solo se puede estacionar en lugares habilitados para ello o en zonas con las aceras suficientemente anchas para que no molesten.

En Barcelona para los patinetes más rápidos (o sea, los eléctricos para adultos, básicamente) es obligatorio el uso del casco. (Consulta la ordenanza)

VALENCIA.

No está permitido circular por las aceras y hacerlo te puede costar una multa de 200 euros. Si son de los que como mucho llegan a 20km/h (tipo A) pueden hacerlo por las zonas peatonales a un máximo de 10 km/h, pero si superan esta velocidad directamente lo tienen prohibido. O sea, casi todos los eléctricos para adultos.

Es obligatorio llevar casco, luces y timbre y solo se pueden estacionar en las horquillas destinadas a su uso. Prohibidos para menores de 16 años. Prohibido cogerlos habiendo bebido. (Más info aquí)

ZARAGOZA.

Los patinetes sólo pueden ir por el carril bici y por calles con un solo carril por sentido y velocidad inferior a 30km/h. Los adultos no tienen que llevar casco obligatoriamente. Los jóvenes sólo pueden utilizarlo a partir de los 16 años.

Se pueden aparcar anclado a mobiliario urbano o aceras siempre y cuando no molesten, con excepción del centro histórico donde es obligatorio dejarlo en las zonas habilitadas.

No está permitido llevar a más de una persona, ni conducir bajo los efectos del alcohol. Puedes consultar la ordenanza aquí.

Sara Palacios
Sara Palacioshttp://www.mamisybebes.com
Soy Sara Palacios, aunque en la red muchos me conocen como Walewska, mi nombre de guerra. Soy curiosa, inquieta, seriéfila, gafapastas y a ratos pedante. Los que me conocen dicen que tengo mucho sentido del humor y yo no sé si soy graciosa o no, pero que me gusta reírme continuamente es un hecho. ¡Soy una optimista incorregible!
RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Omar on Odio Star Wars
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron “loca”
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
Alejandra deF on Queridas madres del Whatsapp
Sara Palacios on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Carmen on ¡Adoro Divinity!
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
María on Ladrones de tiempo
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Natalia Martín on Dale a tu cuerpo alegría
Mamá Resiliente (@MamaResiliente) on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
El espacio del bebé on Fantaseando… o quizá no
Cuestion de Madres on ¿Cómo comunicaste tu embarazo?
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Fantaseando… o quizá no
Noelia - Golosi on Modas ideales que vuelven.
Johanna Arco on Modas ideales que vuelven.