Barbie en todas las formas y tamaños

8
Barbie Fashionista 2016
Fijaos en la de peinados que llevan, en mi casa solo tengo “pelos locos” y “esto no lo desenredo ni de Blas”

Yo desde pequeña he preferido las Barbies a otras muñecas. Sí, tenía una Nenuca (que ha heredado mi hija) y algunos Barriguitas pero mi juguete estrella era la rubia de piernas largas. La verdad es que nunca me traumatizó no ser como ella (o sea, rubia y alta) pero sí que es verdad que teniendo tres (una heredada) al final había que tirar de imaginación porque las tres eran prácticamente iguales.

Por eso me ha encantado el nuevo anuncio de Barbie en el que cuentan que han hecho muñecas con diferentes cuerpos, colores y tamaño y que se llaman Fashionistas 2016. Supongo que en las pelis seguirán tirando de la rubia pelosa (que para eso es un icono) pero me parece una buena noticia que haya variedad:

De hecho me hace gracia la primera niña que habla en el anuncio, que dice que ahora sus muñecas parecen personas, como si antes la Barbie no se pareciera a nadie (y entre vosotras y yo algo de verdad hay en ello por mucho que las rubias neumáticas se empeñen). Incluso me gusta cómo más adelante hay una niña que dice que una muñeca es como ella y otra como su madre.

Los nuevos cuerpos serían una más alta que la Barbie normal, otra más bajita y una más curvy (esta creo que tiene la misma altura que una Barbie pero no me hago mucho a la idea). Además las han hecho con distintos colores de pelo y tonos de piel para que haya más gente que se vea reflejada.

No obstante, os recuerdo que en la sección de Barbie ya se podían comprar Barbies de todas las razas y con cuerpos distintos (la adolescente se llama Skipper y la niña se llama Stacie o Chelsea, depende de si es más mayor o más pequeña. Esto os lo cuento a las madres de niños, que las de niñas ya nos lo sabemos). E incluso hay Ken (entiéndase Ken como “Barbie chico”) con muchos pelos, razas y tamaños distintos. Ninguno de ellos lleva el equipamiento de hacer pis por si lo dudabais.

Sobre el discurso de si las Barbies promueven la baja autoestima

Hay un discurso latente en la sociedad por el que si juegas con una muñeca alta, rubia y de largas piernas en teoría tu ideal de belleza es ese, pero yo estoy en desacuerdo (por el mismo razonamiento, si juego con un Gusiluz me querría convertir en gusano y luego en capullo para ser una Gusimariposa). Creo que ahí no está el problema, sino que es una cuestión que afecta a todos los discursos que recibimos de la sociedad y las muñecas Barbie son solo una gotita más en un mar en el que hay ríos de princesas Disney, lluvia de publicidad en la tele y por supuesto el chorreo de las revistas para que aspires a ser “tu mejor tú” (el texto entrecomillado se lee “tu tú más delgado posible”) o te aboques al ostracismo social.

Creo que es bueno que las niñas puedan elegir si jugar con una muñeca aria o con otra que se parezca más a su madre o a su profesora, pero no le daría al movimiento más importancia de la que tiene. Sí, es un paso más hacia la aceptación de “todos los cuerpos” pero no olvidemos que esto no habría sucedido si las ventas de Barbie no estuvieran en caída libre desde hace años.

En resumen, aplaudo que Mattel se haya sumado a la corriente body positive pero seguiré haciendo mi parte de trabajo para que mi hija, cuando sea mayor, no se sienta menos que otras personas si no tiene el físico que se espera de ella. Y por supuesto le compraré la muñeca que a ella le guste más, sin importarme si es una Barbie o una Barriguitas o una muñeca Anabelle (bueno, si es una muñeca Anabelle casi mejor que no que dan muy mal rollo).

8 COMENTARIOS

  1. Muy bueno compañera,
    mis hijas tienen muchas barbies (de momento todas rubias y tetudas) y yo no le veo el problema.
    También tienen patinete, Nancy, peluches, una comba para saltar, pinypon, legos, juegos de mesa y doscientas cosas más.
    Que mis hijas tengan una buena autoestima o se dejen manipular por los medios de comunicación depende más de mi que de Barbie y ese es mi trabajo 😉
    Besos!

  2. Coincido contigo. Me parece genial que Mattel se haya puesto las pilas y haya hecho muñecas con diferentes cuerpos, pero yo solo tuve Barbies rubias y delgadas y no tengo tampoco ningún trauma por no tener su cuerpo perfecto. Lo de Barbie es un pequeño paso, pero hay que hacer muchos más para que acabe la tiranía del cuerpo perfecto que solo crea complejos e infelicidades.
    Por cierto, mi hija (que tiene unas cuantas Barbies ya) tiene una Barbie de pelo castaño desde hace unos meses y es su preferida. Igual porque la ve más parecida a las mujeres de su alrededor (muchas rubias nórdica no suele ver…).

  3. Yo de estoy de acuerdo contigo,a mi me gustan más las nancys,a mi hija las barbies pero ninguna queremos ser alta rubia y delgada,queremos elegir,y me parece bien que sean distintas

  4. A mi también me encanta que haya más variedad. Al final las barbies eran todas iguales…
    Ponen en peligro el autoestima?? Y cuando juegas con un nenuco que son muñecos preciosos y perfectos, no pueden caer en el error de que no hay bebés perfectos?? Venga ya hombre!!

  5. Casi que estoy por agradecer que mis padre no me compraran una una Barbie original. Tuve alguna muñeca de ese estilo pero todas falsas y con más carnes. creo que lo hicieron por no pagar lo que cuestan, no por cuestiones de autoestima, aunque la verdad es que nunca pensé que semejante muñeca pudiera dificultar la aceptación personal del propio físico. En cualquier caso, me gusta mucho la nueva colección de Barbies de varias tallas.

DEJA UNA RESPUESTA

Introduce tu comentario
Introduce aquí tu nombre