Pequeños electrodomésticos que nos facilitan la vida (de verdad)

0

En los realities de reformas americanos todos quieren una cocina inmensa en sus casas. La realidad de las casas españolas es que todos tenemos un espacio bastante limitado con el que tenemos que apañarnos. Esto implica que hemos de pensar muy bien qué ponemos en la encimera. Todos sabemos que las cosas que están escondidas en el fondo de un armario se utilizan mucho menos que las que están a mano ¿verdad? Así que tenemos que escoger muy bien.

Escoger no implica renunciar a todo. Os traigo hoy una serie de pequeños electrodomésticos que nos pueden ayudar mucho en nuestro día a día. No hace falta que los tengamos todos pero ¿por qué no alguno de ellos?

Hervidor de agua

Este pequeño electrodoméstico no es especialmente común en las cocinas españolas pero en los países anglosajones está presente prácticamente en cada casa. Existen hervidores que se colocan en el fuego, pero son maravillosos los conectados a la corriente que en apenas unos segundos hacen que el agua esté caliente.

Son muy útiles para todos los fans a las infusiones pero también si cocináis mucho puede seros muy útil para calentar el agua de las ollas o para cualquier cosa que requiera agua caliente. Nunca le había visto una gran utilidad pero tenemos uno en el trabajo y lo cierto es que le damos bastante trote.

En cuanto al precio los hay de todo tipo. Tenéis este maravilloso hervidor de Smeg que además de calentar el agua es casi un símbolo de estatus o estas otras versiones igualmente bonitas pero un poco más baratas de Russell Hobbs o Proking. Si la estética os da igual, tenéis aparatos a partir de 10 euros.

Calentador / Espumador para la leche

Si eres más de café que de te y eres además un poco maniático los calentadores / espumadores para la leche te encantarán. Son un electrodoméstico muy barato y que no ocupa un gran espacio y puede marcar la diferencia si te haces cafés con leche, capuchino o cualquier otra versión que incluya la leche en su receta.

Porque mirad, el café de los bares no sabe igual que el de casa y es sobre todo por la leche ¡y es que no tiene nada que ver! La leche caliente en el microondas es una sosez mientras que esa espumita tan maravillosa que tienen los cafés de los bares mmmm.

Este que veis en la foto calienta la leche, hace espuma y si queremos también hace espuma en la leche fría. Y cuesta menos de cuarenta euros.

Si el precio es un problema, tenéis algunas opciones más baratas e incluso una batidora para sacar la espuma.

Sandwichera / parrilla grill

Si por sandwichera os viene a la cabeza ese electrodoméstico pequeño de hace años que servía prácticamente en exclusiva para hacer mixtos olvidaos. Existen alternativas mucho más útiles en el mercado a día de hoy que permiten cubrir distintas necesidades. El secreto consiste en tenerlo muy a mano, a poder ser sobre la encimera ¡y ya veréis lo que lo usáis!

En casa tenemos una parrilla grill parecida a esta que veis aquí al lado y la usamos muchísimo. Hacemos bocadillos a la plancha, sí, pero también la usamos de tostadora para el desayuno o incluso para preparar tostaditas de pan con tomate.

No son caras y son muy versátiles. Este de la foto cuesta menos de 20 euros pero tenéis de todas las marcas. Después de tener uno como éste (el nuestro es de Lidl) ni nos planteamos volver a un tostador tradicional.

Freidora sin aceite

A mí me gusta mucho la comida frita, pero obviamente no podemos andar friéndolo todo por una cuestión de salud. Así que las freidoras sin aceite me parecen un inventazo. Es verdad que no quedan igual que sumergidas en aceite, pero la comida hecha ahí está muy buena siempre que le pilles el punto. Me gustan especialmente las rabas de calamar e incluso la longaniza… otras cosas quedan peor, aunque mejora la cosa si vaporizamos un poco de aceite para que quede más sabroso. En general mejor utilizar un poco de aceite, bien vaporizado o bien una simple cucharada.

Hay aparatos como este que incluso incluyen un minihorno y que son especialmente interesantes para las casas que no tienen. Yo no podría vivir sin horno, así os lo digo, lo uso constantemente.

Las freidoras sin aceite no son baratísimas pero se les saca partido y merecen la pena según cuáles sean vuestras costumbres de cocina. Tienes aquí una selección.

Olla de cocción lenta.

De todos los electrodomésticos de aquí para mí el estrella es la olla de cocción lenta, mi crokpot. En realidad esto es la marca de la más conocida y casi se ha convertido en un genérico. Así como a la Thermomix nunca le pillé el punto, la crokpot me ha enamorado desde el minuto cero. Comida buenísima, llena de sabor y de matices… y lo único que hay que hacer generalmente es echarlo todo en la olla para que se haga solo. Lo único, no es un electrodoméstico para hacer la comida en el momento porque generalmente todo lleva mucho tiempo. Pero consume poquísimo, mucho menos que encender la inducción y ¡será por tiempo! Existen recetas a porrillo y blogs súper especializados como Crokpotting donde podéis encontrar de todo. A mí me ha salvado la vida y se la recomiendo a todo el mundo. Es estupenda para cocinillas pero también para quienes no queremos tirarnos todo el día de la cocina y no queremos renunciar a comer comida sabrosa.

DEJA UNA RESPUESTA

Introduce tu comentario
Introduce aquí tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.