“Perdónate la vida todos los días, hasta que te sientas mejor”

Hace unas semanas me encontré en twitter, ahora X, por casualidad porque se había publicado hace un par de años, un tweet de esos que marcan, de los que te remueven por dentro y te cambian la forma de ver las cosas. Su autora pedía máxima difusión y además de hacer retweet sobre la marcha, tuve claro que si volvíamos a poner en marcha Mujeres y Madres Magazine, tendría un hueco para hacerme eco de sus consejos.

Da igual lo empático que puedas ser o no, es difícil saber cómo debes actuar si un ser querido está atravesando una depresión algo que, por desgracia es cada vez más habitual. Es probable que lo primero que te venga a la cabeza sea darle ánimos para ayudarle a salir del bucle en el que esté metido, y quizá, eso no sea lo que más le ayude en ese momento, incluso todo lo contrario, puede que le hunda más porque en ese instante es incapaz de ver una posible salida.

Chica triste

Los datos están ahí y son escalofriantes, según el último estudio de la Confederación Salud Mental España y Fundación Mutua Madrileña, hasta un 40% de los españoles cuenta con problemas de salud mental, y casi el 15% ha tenido ideas o intentos suicidas, por eso me parece importante compartir este tipo de contenido, para que si tenemos cerca algún caso similar, se nos pueda “encender alguna alarma”.

Un importante consejo para tener en cuenta

La psicóloga malagueña TanCerca, contaba en la conocida red social como la familia de una chica que se acaba de suicidar le pidió ayuda para ver si podían haber hecho algo. Imagino que, como familiar, debe ser durísimo perder a alguien de esta manera y son cientos las preguntas que deben bombardear tu cabeza.

La psicóloga explica que al revisar una conversación grupal fueron muchos los que trataron de ayudar a la joven, “he contado 92 “tú puedes”, y ella respondía: “de verdad, no puedo, estoy harta de sufrir y de hacer sufrir a mi familia”, lo repetía una y otra vez. A cada palabra de ánimo, más se iba hundiendo”. Explica la psicóloga y este fue uno de mis primeros impactos porque, veo tan normal decirle a alguien que lo está pasando mal “tú puedes”, y jamás me hubiera planteado que eso puedo hacerle más daño.

Os recomiendo que leáis el post pero si sentís que alguien cercano puede estar pasando por una situación similar, ella recomienda decirle mejor cosas como: “Te entiendo, estoy aquí, no hace falta ni que hablemos, sé que lo que tienes tiene solución, pero ahora mismo es lógico que no veas ninguna salida, es normal. Sentimos como pensamos y pensamos como sentimos, así que date tiempo, perdónate la vida todos los días, hasta que te sientas mejor. Yo voy a estar a tu lado y algún día tú serás quien me ayudes a mí, o a otros”.

Reconozco que desde que leí ese post mi manera de ver cómo puedo ayudar a los demás ha cambiado y lo he notado cuando, aunque en temas mucho menos importantes, alguien me ha pedido consejo. Se me han quedado grabadas las tres frases con las que concluye:

“Perdónate la vida todos los días hasta que te sientas mejor.

Te quiero vivo

Te quiero aquí conmigo”

@Tancerca

Sinceramente es un tema que desconozco totalmente pero, leyendo estos tweets me parecieron totalmente lógicos y algo en lo que sola nunca hubiera caído. Por eso precisamente he querido compartirlo, por si puede servirle a alguien.

Maria Jardón

Soy periodista, Comunnity Manager y madre de dos pequeños terremotos. Me encantan las redes, escribir y compartir todo lo que se me pasa por la cabeza. No me dan miedo los retos, así que estoy deseando dejar salir mi parte más femenina para hablar sobre temas que nos interesan a las mujeres de hoy en día y, como no, deseando pasar un buen rato con vosotras.

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.