Tu plan perfecto para hacer con amigas

5

Cuando eres adolescente te pasas el día con tus amigas pero, cuando te conviertes en madre, el día en el que todas podéis encasquetar a los churumbeles y disfrutar de un rato juntas sin perseguir a nadie, sin levantarse cada dos segundos y sin hablar con un ojo puesto en tu amiga y otro en tu hijo se reduce considerablemente. Así que, cuando por fin lo consigues, seleccionas muy mucho el plan que vas a hacer.
Para ti ¿cuál es el plan perfecto para disfrutar con tus amigas?

Unos vinitos y una cena (María Jardón)

cena con amigas sexo en nueva york

Sin más, no me hacen falta las copas de después ni nada más. Poder disfrutar de unas horas para sentarnos tranquilamente y charlar. Lo de cena o comida me da un poco igual, el caso es que haya unos vinos antes (más que nada para alargar el momento) y una buena cena con sobremesa.

Quedar a ver los Oscars (Sara)

fondue toblerone

En nuestro caso, llevamos más de 20 años juntándonos en la noche de los Óscars. Ahí no falla nadie: las irreductibles no nos lo perdemos por nada del mundo y es una noche de diversión y exaltación de la amistad genial. Nos ponemos al día de nuestros cotilleos, rajamos de los estilismos de la alfombra roja, vemos la gala completa (cada una tenemos nuestro sitio asignado ¡son ya muchos años!) y por supuesto a eso de la 1 de la mañana nos comemos la tradicional fondue de toblerone. Si no lo habéis probado ¡os lo recomiendo fuerte!

Tarde de cháchara (Merak)

mujeres-hablando

Cuando logras cuadrar agendas y reunirte con ese grupo de amigas con las que hace tantísimo tiempo que no te ves -ya sean las compañeras de facultad desperdigadas por media España, las colegas de Mujeres y Madres Magazine o “las perracas” del chat de whatsapp- al final, el plan es lo de menos. Lo realmente importante es la compañía y tener una intendencia mínima -techo y suministros- para pasarte toda la tarde, la noche y la madrugada dándole que te pego al bistec. 

Una escapada rural (Verónica Trimadre)

escapada-rural-amiga

Escaparme de la ciudad unos días se ha convertido en un continuo en mi vida, ahora que me doy cuenta. Fue el plan perfecto para ir en pareja, lo es para ir en familia, para ir con amigos y sus hijos, y se ha convertido en el plan perfecto para ir con amigas. Un fin de semana a solas con ellas, con esas amigas que dan calorcito a mi alma, con las que me desnudo sin quitarme la ropa. Perderme con ellas lejos del mundanal ruido, sin relojes ni prisas, y encontrarnos a nosotras mismas. ¡Yo quiero!

Vino, quesos y patés (Let)

plan-perfecto-amigas_queso-pate
Cambien ustedes en sus retinas esa copa por un Ribera del Duero… y lo petamos

Mi velada más ideal con mi BFF (Best Friend Forever, vamos, lo que viene siendo mi mejor amiga de toda la vida) sólo requiere una tabla de quesos y patés y una botella de vino. Bueno… como ella me va a leer y es posible que me corrija, ya confieso yo que requiere grandes dosis de quesos y patés porque es seguro que no caerá una única botella de vino y hay que hacer estómago. El plan perfecto se redondea si la cena es en casa de una de las dos y podemos alargar la charla hasta que el cuerpo aguante… lo más probable es que rematemos con copas y que la una se quede a dormir en la casa de la otra. Esto no es un plan, esto es un PLA-NA-ZO.

Comidas que se convierten en meriendas y posiblemente en cenas (Pilar)

comida_restaurante

¿Sabes esas veces que estás tan a gusto que el tiempo vuela? pues eso es lo que me pasa a mi cuando quedo con mis amigas y quedamos a comer. Empezamos a darle a la lengua y no paramos hasta 5 ó 6 horas después.

Intentamos tener los temas organizados (recogida de niños del cole, extraescoleres, etc.) para poder estar muuucho más tiempo, pero si no es posible, no pasa nada. Recogemos a los niños y seguimos con la cháchara como si nada hubiera pasado ¡me encanta!

Fotos: Pixabay excepto Sara (Kitchen encounters), Verónica (propia) y Merak (Pexels)

5 COMENTARIOS

  1. Me encantan todos los planes!!!
    Yo tengo dos grupos de amigas: Unas sin hijos (ya caerán ya) y otras con hijos.
    Las sin hijos nuestro plan perfecto es como es de Maria. Cenita copa de vino, mucho vino, charlas y muchas pero que muchas risas. Con esas es mas fácil cuadrar agendas y una vez al mes nos vemos.
    Las amigas madres nuestro plan perfecto es el de Pilar. Quedamos para comer siempre algún finde y acabamos cenando y algunos días hasta montando campamento en mi casa para que duerman todos, fuerte eh! Pero es que tardamos taaanto en cuadrar agendas que cuando nos vemos hay conversa pendiente cómo para escribir un magazine 🙂

DEJA UNA RESPUESTA

Introduce tu comentario
Introduce aquí tu nombre