viernes, julio 1, 2022
InicioLifeStyleQué hacer durante una tormenta eléctrica y que no te caiga un...

Qué hacer durante una tormenta eléctrica y que no te caiga un rayo

El qué hacer durante una tormenta eléctrica es algo que solemos preguntarnos cuando ya la tenemos “encima”. Y seguramente hayamos oído un montón de consejos para evitar que te caiga un rayo, pero no sabemos si son verdad o mitos.

Hay tormenta… ¿Apago los aparatos eléctricos? ¿Abro o cierro ventanas? ¿Cojo paraguas para ir a la calle?

Parecía que nos esperaba un mes de junio muy caluroso y se nos han presentado de golpe las tormentas típicas del verano. ¿Sois amantes de las tormentas o sois temerosos de ellas? A mí me encanta el olor a humedad de la lluvia, oír caer las gotas, y el estruendo de los truenos.
Pero es cierto que llega un día de tormenta fuerte, y no sabes que hacer para estar más “seguro”.

Hoy reúno varios tips para saber todas las cosas útiles que hay que saber sobre las tormentas y cómo evitar que te caiga un rayo

Calcular la distancia de la tormenta.

Que hacer tormenta electrica (1)

Ya sabéis que un relámpago y un trueno surgen de una misma acción, pero no los sentimos a la vez porque la luz viaja más rápido que el sonido. Entonces, para saber a que distancia de ti está la tormenta, tienes que contar los segundos entre el rayo y el trueno, y el resultado dividirlo por 3.

Cómo evitar que te caiga un rayo

evitar rayos
Imagen de Pixabay

Una vez que sabes a que distancia tienes la tormenta tienes que protegerte. Es muy difícil que te caiga un rayo pero es algo que ocurre, podéis leer esta noticia de hace unos años en Galicia

1. Si el cálculo os dice que la tormenta está a 10 km, no os confiéis, hasta con 15km de distancia puede caerte un rayo.

2. Si estás al aire libre (calle, terraza de bar, montaña, en el balcón de tu casa, donde sea) y ves que se acerca una tormenta, deja lo que estés haciendo y busca un refugio.

3. Si estás en un lugar abierto como la cima de una colina, baja. Si estás solo en un prado o parque, busca refugio.

4. Para refugiarte busca una casa, es lo más seguro, cierra ventanas (porque a los rayos les atraen las corrientes de aire) y apaga aparatos eléctricos para prevenir que una caída de corriente los rompa (en mi casa lo primero que se estropea es el router).
Si no hay una casa cerca, métete en un coche. Sí, al coche le puede caer un rayo pero es un material conductor y a los que estéis dentro no os llegará la corriente.

Que no hay coche ni casa… no te cobijes bajo un árbol. Los relámpagos se sienten atraídos por elementos altos, y si cae un rayo en el árbol puede pasarte la corriente, o caerte una rama. Si estás cerca de tendidos eléctricos, ¡¡aléjate!!

5. Si estás solo, sin casa, sin coche, en medio de una zona llana, agáchate, ponte en cuclillas. Esto es para que no seas el punto alto de tu entorno, o incluso túmbate. Sobre todo, tampoco corras porque como he dicho, las corrientes de aire atraen los rayos.

6. Si llevas un paraguas, ábrelo para no mojarte, a menos que sea super metálico y quieras hacer de pararrayos. Ahora casi todos los paraguas son de plástico principalmente.

7. Si estás de paseo en bici, bájate y aparta de ella, ¡es metálica!

8. Si estás nadando en una piscina o en el mar, sal del agua.

9. Aprovecha si estás en casa para tumbarte y oír llover, es relajante, aunque algún trueno te produzca sobre saltos. Prepara unas velas, por si acaso, o una linterna.

10. No pienses “llevo zapatos de suela de goma” a mí no me caerá un rayo, porque es un mito, te puede alcanzar igual.

Y, ¿sabíais que? Si se te eriza la piel, es signo de que va a caer un rayo, en ese caso agáchate si no tienes más refugio cerca.

Lydia
Lydia
Soy Lydia, madre desde 2013 y que ha vuelto a ser madre en 2015, ya soy del club de las "Bimadres " . Estoy cada día más inmersa en el mundo 2.0 tras comenzar un blog con la maternidad, Padres en Pañales, en el que hablo de todo un poco, me gusta compartir experiencias y aprender de las de los demás. Soy bailonga por naturaleza, optimista y charlatana. Espero aportar diversión, buen humor y ¡alegría!
RELATED ARTICLES

11 COMENTARIOS

    • Pues con las tormentas de los.últimos días es para saber que hacer, vaya cantidad de tormentas de verano que ha habido ya!

  1. Relajante??? Madre mía. Yo me quedo en casa y me meto debajo de la cama. Lo peor que he vivido (y espero que siga siéndolo) fue un vuelo en una mier.. avión con tormenta eléctrica en Cuba. Ese día supe lo que era tener mierdo.

  2. Yo soy de las que me cago cuando empiezan los truenos, hace un par de días hubo tormenta por aquí y menudo bote pegue en el sillón con uno de los truenos, madre mía!!
    Desde luego soy de las que se meten en algún lugar al primer signo de tormenta y por supuesto cierro todas las ventanas!
    Te cuento una cosa? Cuando era pequeña y había tormenta me enseñaron un juego para perderle el miedo. Cuando veíamos un rayo contábamos rápido hasta 10 y a grito pelado por la ventana decíamos “música maestro” y toma trueno, perdía el que no era capaz de contar los 10 y gritar esas palabras jejeje.

  3. Súper útil!!! Yo era “cazadora de rayos” en mis tiempos de single.. Algún día publicare las fotos

  4. Yo tengo una mega duda, ¿Es cierto que te puede caer un rayo sí te metes a bañar en una tormenta eléctrica?
    Mi madre siempre ha evitado que nos metamos cuando hay truenos y pues me gustaría si es mito.Gracias.

Los comentarios están cerrados.

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Omar on Odio Star Wars
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron “loca”
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
Alejandra deF on Queridas madres del Whatsapp
Sara Palacios on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Carmen on ¡Adoro Divinity!
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
María on Ladrones de tiempo
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Natalia Martín on Dale a tu cuerpo alegría
Mamá Resiliente (@MamaResiliente) on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
El espacio del bebé on Fantaseando… o quizá no
Cuestion de Madres on ¿Cómo comunicaste tu embarazo?