sábado, diciembre 4, 2021
InicioMaternidadSoy esa mamá que compra los regalos de los profesores

Soy esa mamá que compra los regalos de los profesores

Ale ya lo he dicho: Soy esa mamá que compra los regalos de los profesores. Ya está.

Regalos de los profesores

Se abre turno para abuchearme, ponerme a caldo o criticarme. Lo llevo en las venas. Si pienso en mis años de infancia, recuerdo a mi madre haciéndose cargo de la compra de la cesta de navidad para la tutora de turno. Iba a comprar la cesta, y luego la rellenaba de lo que ella consideraba que más le gustaba. Y yo 35 años después, fiel heredera de mi madre, me he convertido en el «adalid» de mis compañeros /papás del cole y me encanta comprar el regalo de los profesores.

Errores que no puedes cometer.

 1. No pidas el dinero.

regalos-profesores_3

No te conviertas en la «niña exploradora» que va vendiendo galletas puerta por puerta. Yo cometí el error el primer año de mi hija de dirigirme a un abuelito porque no tenía el gusto de conocer a la madre, y comentárselo y me costó un disgusto horrible. La hija me acusó de haber avasallado al abuelo pidiéndole el dinero. Pero bueno, no entraremos en detalle ni haremos sangre,  lógicamente no fue eso lo que sucedió. Eso sí, aprendí. El que quiera pagar que pague. Yo no busco a nadie.

2. Nunca, nunca, nunca, adelantes dinero de nadie.

regalos-profesores_2

Como pongas el dinero, que sepas que es fácil que alguien no te pague. Evítalo y así no palmarás pasta. Somos adultos y cada uno sabe si ha pagado o no. Así que si no has dado el dinero es claro que no participas.

Trucos para no fallar en los regalos de los profesores

El gran invento de los botes por internet. Yo los he probado y me parece una idea genial, pero hay muchos papás que se resisten a mandar ingresos por internet, pero desde luego es muy práctico y te saca de muchos apuros.

  • Lleva una lista en el bolso con boli, o anótalo en el móvil, pero no pienses que vas a ser capaz de recordarlo. Como no lo apuntes estás perdida. Otro truco, es mandar un whatsapp a tu compañera de recogida, y así tenéis lista conjunta.
  • Hazte colega de algún amigo del profesor. Nada como saber los gustos e ir a tiro hecho. No hay posibilidad de error. Con la tutora de mi hija mayor, rápidamente, ella nos comentó lo que le gustaban los packs de fin de semana, así que no fallamos nunca.
  • Aquí se abre el debate sobre si hay que hacer o no regalos. Muchas voces se alzan en contra y otras a favor. Pero yo no lo puedo evitar.
  • Siempre procuramos meter la nota emotiva: tarjeta firmada por los niños, una taza con los dibujos, una mini orla de scrapbooking, un video. Dame tiempo y te monto lo que quieras. Creo que los recuerdos de los niños debe ser algo, que sin rozar lo friky, sea emotivo, emocionante y que le toque la fibra sensible. Así que pon en google: regalos de los profesores y a ver qué resultado te da, seguro que hay posibilidades infinitas-

regalo

Estamos en Noviembre, así que se abre el plazo para que empecéis a escribir en el grupo de whatsapp sobre el regalo, y responder a las preguntas claves:

¿Cuánto ponemos? ¿quién lo recoge? ¿cuándo se lo damos? ¿qué le compramos?

Preguntas que dan para un largo rato de mensajes inconexos y desordenados, de esos que odio con toda mi alma. Así que ármate de valor, y piensa que ha llegado el momento de que revoluciones el grupo.

Y no olvides que tú, sí, tú: la madre que lo ha comprado, o el grupo de madres que ha ido, no sois los protagonistas, ni tan siquiera tenéis por qué darle el regalo (exceptuaremos temas logísticos). Los importantes son los niños, son ellos los que disfrutan con su profe de entregarle el regalo, los que quieren ver la cara de sorpresa, y los que realmente tienen que estar.

Imagen: Pixabay

Mª José Sarriónhttp://www.alcobadeblanca.com
María José Sarrion, profesional de los RRHH y blogger de La Alcoba de Blanca desde hace más de 4 años. Necesito como respirar contar lo que me pasa por la cabeza. Soy mujer y madre de 2 niñas, que han sacado facetas nuevas en mí. Multiapasionada, creativa e inquieta. Y con ganas de hablar de otros temas distintos a la maternidad. Porque como decía una buena amiga “hay vida más allá de la maternidad”.
RELATED ARTICLES

9 COMENTARIOS

  1. Yo no suelo ser la pringada que compra el regalo del profesor peeeero sí muchas veces me he encargado del regalo conjunto en los cumpleaños así que estoy totalmente de acuerdo contigo, perseguir a la gente por el dinero: NO y adelantar el dinero de alguien :TODAVIA MENOS.
    Yo pongo una fecha tope, quien participa con pasta hasta ese día entonces colabora en el regalo, quien no me ha dado el dinero, no puede entrar.

  2. Nosotros siempre hacemos un regalo a fin de curso y con algo de los niños, claro. A mí me parece un detalle muy bonito. Para más mayores quizás no pero para pequeños me parece algo básico agradecer su dedicación con cada uno de ellos, su paciencia, su cariño…

  3. Yo aún no me he visto en estas coyunturas pero no dejo de pensar en esa primera vez. Lo de las apps me parece una gran idea, y oye, quien quiera que aporte y quien no que no lo haga, pero lo de tener esa faena persiguiendo a la gente, para eso tampoco valgo.

  4. Yo no suelo ser de las que recoge el dinero, pero sí la que tiene que hacer la orla o la lamina. Una vez me metí en el lío de hacer un mosaico con dibujos de todos los niños y fue el año que decidí que ya no hago más. ¡Qué locura!

Comments are closed.

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Omar on Odio Star Wars
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron «loca»
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
Alejandra deF on Queridas madres del Whatsapp
Sara Palacios on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Carmen on ¡Adoro Divinity!
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
María on Ladrones de tiempo
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Natalia Martín on Dale a tu cuerpo alegría
Mamá Resiliente (@MamaResiliente) on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
El espacio del bebé on Fantaseando… o quizá no
Cuestion de Madres on ¿Cómo comunicaste tu embarazo?
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Fantaseando… o quizá no
Noelia - Golosi on Modas ideales que vuelven.
Johanna Arco on Modas ideales que vuelven.
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo