10 Ideas para conseguir que los niños coman pescado

Qué nuestros hijos tengan una alimentación saludable es una de las cosas que más nos preocupa como madres, que aprendan a comer bien y a valorar la comida. No sé en vuestras casas pero en la mía cada vez que hay pescado protesta uno y cuando toca verdura me cuesta horrores que los otros dos se sienten a la mesa.

Ante esta situación tenemos tres alternativas: tirar la toalla que para mi no es una opción, ponérselo en el plato cuando toca y que seguir insistiendo hasta que se animen a comerlo, o darle vueltas a la cabeza y tratar de buscar ideas originales para conseguir que los niños coman pescado sin ningún apenas problema. De la verdura ya nos encargaremos otro día…

1. Hazlo visual y colorido

Uno de los problemas del pescado es que es blanco y a los ojos de los niños es ‘aburrido’. Acompañarlo con una guarnición que le dé color y lo haga más llamativo, de primeras, les entrará mejor por los ojos y se mostrarán más receptivos. Unas verduras salteadas (eso sí, las que les gusten a ellos), uno ensalada o incluso, espirales de pasta de colores, pueden ser un buen acompañamiento y alegrarán el plato.

2. Introdúcelo en sus platos preferidos

Les costará rechazarlo si el pescado está incluido en su plato favorito. Unos macarrones con atún, pasta con salmón o unos espaguetis con gambas y almejas, son una buena opción. Pero también tiene cabida en la pizza, si se le añade atún, anchoas o gambas, por ejemplo; en el arroz, con una buena paella de marisco o incluso, como relleno de lasaña o canelones. La fideua, es otro plato estrella que les suele gustar y en el que el pescado queda muy bien.

Las hamburguesas de pescado les encantarán

3. “Escóndelo” en otras recetas

Otra buena manera de que tus hijos coman pescado sin darse ni cuenta es escondiéndolo en otras recetas como croquetas, hamburguesas, albondigas o incluso nuggets. Propuestas todas ellas que suelen encantar a los pequeños de la casa y en las que es difícil adivinar que llevan pescado incorporadas.

4. Sé original

Un poco en la línea del primer punto, si les presentas el plato de una forma divertida, hay muchas más posibilidades de que lo consuma. Desmenúzalo y haz “nuggets” con diferentes formas o añádeles salsas que formen un dibujo, además de facilitar que lo consuman les ayudarás a potenciar su creatividad.

5. Sopa de pescado

Directamente solemos relacionar el pescado con un segundo plato pero en sopa, por ejemplo, también queda muy bien y a los niños les suele encantar. Haz un buen caldo con pescado cocido que proporciona muchos nutrientes y añádeles alguna pasta (estrellitas, sopa de letras, fideos), le encantará.

6. Disimula su sabor

Depende del pescado puede ocurrir que sea un poco insípido o que tenga un sabor muy fuerte y cualquiera de los dos casos hace que a nuestros hijos no les guste. En el caso de que tenga poco sabor se puede optar por macerarlo, por ejemplo con limón, soja o hierbas aromáticas. Si el problema es el contrario, lo ideal es apostar por acompañarlo de mayonesa, bechamel o alguna salsa que suavice un poco su sabor.

7. Los pasteles de pescado

Una muy buena opción para que los niños coman pescado. Los pasteles o budíns ofrecen muchas posibilidades: se pueden comer fríos o calientes, se pueden acompañar de verduras, pueden ser de marisco o de pescado y, una de las cosas más importantes para los más pequeños, se pueden hacer con diferentes formas en función del molde que se tenga para hacerlos más divertidos.

Que te ayuden en la cocina siempre es una buena opción para que sean menos reticentes a la hora de comer

8. Al rico relleno

El pescado o el marisco, es un ingrediente que da mucho juego para realizar rellenos. Empanadas, pimientos, incluso unos huevos rellenos de atún… Es una buena manera de disimular su sabor y que pase más desapercibido para nuestros hijos.

9. En tortillas o revueltos

El huevo siempre es una opción muy socorrida y que suele gustar mucho a los niños. Añadir algo de pescado a las tortillas o revueltos las convertirá en mucho más nutritivas. Un revuelto de gambas y ajetes, una tortilla de atún y champiñones o incluso o incluso, el bacalao dorado, plato típico portugués que lleva patatas paja y huevo roto y suele ser una delicia para niños y mayores.

10. Que te ayuden a prepararlo

Finalmente, una de las mejores cosas para que un niño coma pescado, o cualquier cosa, es involucrarlo en la cocina, en su realización. Dejarle que te ayude a preparar la comida despertará su curiosidad, hará que sea menos reacio comerla luego y disfrutaréis de un rato juntos que siempre viene muy bien.

A veces nos obcecamos en que nuestros hijos coman una dorada al horno o un medallón de merluza, pero hay muchas opciones para hacer que los consuman sin necesidad de enfrentarse a un ‘aburrido’ plato y que el momento de la comida sea una batalla.

Maria Jardón

Soy periodista, Comunnity Manager y madre de dos pequeños terremotos. Me encantan las redes, escribir y compartir todo lo que se me pasa por la cabeza. No me dan miedo los retos, así que estoy deseando dejar salir mi parte más femenina para hablar sobre temas que nos interesan a las mujeres de hoy en día y, como no, deseando pasar un buen rato con vosotras.

Artículos recomendados

1 comentario

  1. […] en este artículo nada menos que 10 ideas estupendas para conseguir que los más pequeños coman pescado, pero quien dice los más pequeños dice también los más mayores porque la dosis diaria de […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.