sábado, octubre 23, 2021
InicioMaternidadSer madre y opositar

Ser madre y opositar

Si lees esta página, probablemente además de mujer eres madre. Así que a ti nadie tiene que contarte lo que supone tener un hijo (o más), con sus enormes sentimientos encontrados, sus momentos de gloria y sus conatos de desesperación y/o soledad.

Si hay un tema que a una madre le agobia es el problema de la (des)conciliación. De repente, te conviertes en madre y tras una exigua baja laboral, debes reincorporarte a tu vida profesional con las mismas condiciones -normalmente- y exigencias con las que lo dejaste. Si trabajas desde casa, con horario reducido o solo de mañana, conciliar tu trabajo y el cuidado de tu pequeño puede ser más o menos duro emocionalmente, pero asumible. Sin embargo, lo que es casi misión imposible es adaptarse a trabajos que exigen estar fuera todo el día o trabajar fines de semana, o aquéllos que invaden tu esfera privada para llenar tu vida personal y familiar de estrés.

madre-opositora-04

Antes de ser madre trabajaba en el comercio, en una gran superficie. Por lo tanto, sé lo que es tener jornadas de diez horas, ir a currar trece días seguidos porque toca inventario o se trabaja el domingo, sé lo que es salir de tu trabajo a las once de la noche y entrar a las siete de la mañana, y conozco lo que es hacer todo eso por un sueldo vergonzoso.

Cuando me quedé embarazada empecé a darle vueltas a todas las opciones que tenía. Miraba mi tripa y sabía que esa vida no era compatible con sacar adelante a un bebé y disfrutar de ello. Porque no se nos olvide, todas las maternidades deberían ser deseadas y gozosas.

Con esa idea como telón de fondo, repensé mi futuro laboral y las posibilidades que tenía con mi formación de hacerme un hueco en la empresa privada y en qué condiciones. Cuando vi la realidad proyectada delante de mis narices, decidí dejar mi trabajo y opositar. No digo que ser funcionaria sea la única opción de hacer compatible la maternidad con la vida laboral, ni muchísimo menos. Digo que fue mi decisión, que se presentó como la mejor alternativa a todos los niveles para mí y decidí apostar por ella.

Me costó algo menos de dos años aprobar la oposición, y por supuesto, en el camino tuve que renunciar a pasar mucho tiempo con mi hija, pero no más del que me he perdido con sus hermanos por trabajar fuera de casa, así que el esfuerzo mereció la pena.

Si eres madre y has decidido opositar, estos son mis consejos:

1. Plantéate la oposición como tu trabajo

madre-opositora-03

Es bueno que planifiques de forma realista cuántas horas vas a poder dedicar cada día al estudio (dependiendo de la edad de tus hijos o de si cuentas con ayuda externa) y convencerte a ti y a tu entorno de que ésa es tu jornada laboral. Y es SAGRADA. Durante esas horas no estarás para nadie ni para nada.

Si vas a compaginar el estudio con tu actual trabajo, la ayuda de tu pareja -o de otra persona en su lugar- es fundamental. Antes de embarcarte en la “aventura opositora” tienes que estar convencida de que te apoya y está dispuesto a colaborar porque entiende que es lo mejor para la familia y no solo para ti (importante esto último o lloverán reproches y tensiones).

No olvides que tu trabajo se mide en resultados, así que dibuja un calendario hasta la fecha de examen y establece tus objetivos diarios, semanales y mensuales.

2. Desconecta del mundo 1.0

Para tener éxito es el estudio es vital la concentración. Para mantener la concentración en el “aquí y ahora” es necesario que desconectes de tus tareas y preocupaciones de madre responsable, pareja, hija, hermana y amiga. Solo debe existir tu “yo opositora”. Evidentemente, la desconexión total es casi imposible, pero al menos hay que favorecer que así sea. Para ello, si es necesario, acude a una biblioteca u otro lugar fuera de tu casa. Y si te quedas en ella, olvídate durante tu jornada de coladas, aspiradoras y compras.

3. Desconecta del mundo 2.0

Que nos conocemos. Todas somos adictas al móvil y/o a internet en mayor o menor medida. Que si Facebook, que si Instagram, que si las noticias, que si tal foro… Desconecta el WiFi y los datos del móvil durante tu jornada de trabajo y si estudias en el ordenador o en la tablet, no te despistes entrando a internet cada dos por tres. Si tu jornada es larga (más de tres horas), puedes aprovechar una pausa de unos minutos para ponerte al día con las redes y luego seguir.

madre-opositora-01

4. Planifica tu tiempo libre

Esto se suele pasar por alto, pero es súper importante. De igual forma que necesitas establecer un horario para estudiar, es vital que dediques unas cuantas horas a la semana a disfrutar de lo que más te gusta: un paseo por el monte, ir al cine o al gimnasio, salir con amigos a tomar algo. Elige actividades que te desestresen y te permitan retomar tu “jornada” con ganas y vitalidad.

5. Repasa las diferentes técnicas de estudio

Entérate bien de cómo está planteada la oposición a la que vas a presentarte y estudia en función de ello. No requiere el mismo tipo de estudio un examen tipo test, que otro de preguntas abiertas, una exposición oral (ay, dios, qué raro suena todo esto… jjj) o la resolución de una práctica.

Una vez «sondeado» el tipo de examen al que te enfrentas, busca tus aliados para prepararte de la mejor forma posible: piensa en acudir a una academia, contratar a un preparador, preguntar en los sindicatos de funcionarios sobre la existencia de algún curso, consultar en foros de internet, ensayar en el espejo de tu casa cronómetro en mano y siempre, y en todo caso, repasar las distintas técnicas de estudio eligiendo la que más se adapte a tus necesidades (¡mnemotecnia al poder!).

6. Huye de los conflictos

Esto parece de perogrullo pero es totalmente (en) serio. Una oposición requiere de una alta dosis de autodisciplina, motivación y concentración incompatibles con turbulencias emocionales.

En la vida diaria surgen conflictos y algunos son inevitables. Sin embargo, hay otros que podemos postergar o minimizar si conseguimos serenarnos y actuar desde la razón: no echemos leña al fuego en las discusiones, no tomemos decisiones precipitadas ni promovamos grandes cambios en nuestra vida. Incluso quizá debamos entender que tampoco es el momento de dejar un hábito tan poco saludable como fumar o de realizar una mudanza, porque supondrían una fuente adicional de estrés.

7. Disfruta de tus hijos

madre-opositora-02

La culpa va a merodear por tu cabeza e intentará ganar la partida, pero tienes que ser más fuerte que ella. No bajes la guardia. Piensa que tu principal motivación para estudiar es el bienestar futuro del conjunto de la familia, no solo el tuyo. Y de la misma forma que tienes que desconectar de tus responsabilidades cuando estudies, debes recorrer el camino inverso cuando estés con tus hijos: disfruta de ellos con plenitud, mírales, achúchales, háblales, haced actividades juntos y atesora cada momento.

Prepararse una oposición es un reto y siendo madre, el esfuerzo se duplica, pero recuerda: cada uno está en el lugar en el que se ha colocado a sí mismo (Juan José Millás).

Si has decidido cuál debe ser tu sitio, LUCHA POR ELLO.

RELATED ARTICLES

17 COMENTARIOS

  1. Como te entiendo! Yo ya era opositora antes de ser madre, así que las oposiciones las tengo más que interiorizadas. Das muy buenos consejos, aunque para mi el mejor, es el de disfrutar de nuestros hijos. Si no apruebo esta convocatoria aprobaré la siguiente, esto es una carrera de fondo, Un abrazo y feliz martes.

  2. Una madre opositora por aquí… Empecé a opositar cuando me quedé embarazada (estaba cobrando el desempleo porque acababan de despedirme). La verdad es q es más duro de lo q parece, y requiere, además de todo lo q has puesto, un colchón económico, porque a fin de cuentas, es un tiempo en el que no vas a ingresar nada (pero si gastar, como mínimo en apuntes/libros, preparador/academia y material de oficina, q no es q sean unos gastos elevados, pero tambien hay q tenerlo en cuenta). Y sobre todo el factor anímico.

    Lo peor, para mi, es la incertidumbre, porq nadie te asegura q saques plaza aunque te dejes la piel, incluso ni aprobando, en la mayoría de las oposiciones hay nota de corte, vamos q no obtienen plaza todos los q aprueban… Y es un factor a tener en cuenta. Por eso, considero importante ponerte un tope de tiempo (el q por circunstancias personales, economicas o animicas cada uno tenga de margen) y si no sale bien, no perder el animo y ver otras alternativas
    Como todo, también depende del tipo de oposición (un grupo A1 nacional casi q ni me lo plantearía siendo madre reciente, vamos con un bebe pequeño. Pero oposiciones hay muchas, aunq es verdad q a menor nivel de dificultad, mayor numero de candidatos)

    A nivel fisico y mental, el desgaste, al menos para mi, esta siendo muy alto. Sumado a que mi hija no es de las q duermen del tirón ni echa siestas, voy bastante al límite de fuerzas.
    Pero también te digo que, espero q merezca la pena. De momento estoy a mitad del proceso, un examen de tres (eliminatorios) superado, y espero llegar hasta el final.

    Enhorabuena por haber conseguido tu plaza siendo mami, sin duda es digno de reconocimiento!

    Buen día!!

    Carmen.-

    • Buenos dias: EStoy oposiando y hay dos razones fuerte por lo que estoy haciendolo. e primero proque fue mi sueño desde niña y luego por que el año 2011 me diagnositicaron esclerosis multiple . Los medicos me animan a que oposite pues así mi cerebro trabaja y la enfermedad va más lenta junto con el tratamiento que estoy tomando voy controlandolo. pero si son muy buenos consejos , sobre todo el tener tiempo para hacer lo que tegusta y dedicarlo a tu familia.. te leo muy a menudo, pues es como un libro de instrucciones a seguir a pie de la letra.
      Michas gracias . Me llamo Rosi

  3. Yo de oposiciones no entiendo pero lo que sí sé es que la número 6 es una de esas que vale la pena conservar incluso más allá de la oposición 😉 pa los restos!
    Siempre tan sensata, Vero! Bueno… no siempre. Por suerte! Jajaja!! Besito

    • Aprobaste Mª José? es que creo que estoy preparando la misma opo que tu. Estoy de 35+3 y hoy es el primer día que voy a fallar en la academia, estoy llevando un embarazo estupendo, pero hace unos días empecé con un resfriado, y tengo muchos mocos, tos y no me encuentro muy allá. Me he sentado en mi escritorio a estudiar,y no me centro, no me encuentro bien, pero me da tanto cargo de conciencia tomarme el día libre, sabiendo que dentro de un mes seré mamá y que me esperan semanas que cuanto menos podría decir que no sé como van a ser.
      en la academia me han dicho, que las embarazadas que han pasado por allí han sacado plaza, ojalá sea mi caso, pero llevo unos días que entre esto, que se acerca el parto y que siento que no rindo al 100% me siento de bajón y fatal.

  4. Hola soy maestra y tengo 2 hijos. 1 de 5 anos y 1 de 1 ano!¡ En junio salen oposiciones y tengo y quiero presentarme pero lo veo muy dificil!!! Mi.marido trabaja manana y tarde y solo puedo contar con el el fin de semana para k se kede con los ninos. Los abuelos todos trabajan y la posibilidad de canguro no la veo ya k economicamente es dificil. He pedido reduccion de jornada y en principio trabajare 3 dias a la semana pero me da miedo mi obsesion para hacer la casa, comida… sin tener en cuenta cuando los ninos esten enfermos k me los tendre k kedar. Yo kiero ponerme las pilas pero realmente lo veo dificil. Ya os contare como.me va. Y muchas gracias por este post!

  5. Hola estoy empezando a prepararme unas oposiciones que se esperan para el 2018 y por otra parte, mi pareja y yo llevamos tiempo pensando en tener hijos. Yo siempre lo voy dejando porque no tengo estabilidad laboral pero la edad no puede pararse y me parecería egoísta dejarlo hasta que pasen las oposiciones, más cuando no hay fecha segura y tampoco tengo claro que pueda obtener plaza. Dentro de poco finalizo contrato sin opción a que se amplíe. He pensado que quizá es un buen momento para intentar quedarme embarazada y compaginarlo con el estudio. Creéis que es buena idea o que me aconsejais? Muchas gracias. Un saludo

    • Desde aquí te animamos. Es un momento perfecto, sobre todo porque el reloj no para y lo que hoy parece postergable puede que acabe por no serlo. Poneos. Y si te quedas pronto, cuéntanoslo, ¿vale? Un abrazo y que vaya todo muy bien.

  6. Hola!!! Me ha encantado el post! En este momento me encuentro identificada en parte. Estoy opositando xq me he quedado en paro… las opos es algo que ya he intentado una vez y q en mis planes estaba en volver a intentarlo.. así q ahora, con un año que tengo de paro he decidido ponerme a ello. El caso es que el bebé es otro proyecto que tenemos en mente… este año he tenido un aborto y ya estoy mejor y con ganas de volver a quedarme embarazada peeeero.. estoy hecha un lío! Mi pareja me dice que este es un buen momento y yo también lo veo así, lo único que me tiene en vilo es la fecha del examen, que se espera para el año q viene pero a saber en qué mes y claro si nace después del examen genial pero si es antes pues genial también pero sería todo más complicado.

    En fin, que no sé cómo veis el quedarte embarazada si estas estudiando oposiciones y poder tener todo a la vez, examen y parto jajaja

    Vaya tochaco que he soltado!! Sorry?
    Mil gracias x leerme! Besos!

  7. Me he sentido tan identificada contigo. Estoy embarazada de 6 meses y estoy preparando oposiciones de Justicia, estoy en dos academias y se que es difícil, empecé mucho antes de quedarme embarazada y me despidieron en septiembre. Yo tengo el gran apoyo de mi marido y nuestra situación económica y soy consciente de que es difícil pero todo requiere sacrificio. Mucho ánimo a todas las mamás opositoras.

  8. Hola yo soy mami de 2 niños y estoy opositando desde hace 4 años. Tengo un blog que se llama «Como ser madre y opositora y no morir en el intento» Es más bien una narración de mis días durante este largo camino. Si os apetece leerme, os espero. Animo para todas!!

  9. Buenas noches, he dado con este blog buscando algo de información y experiencias de mamás opositoras. Mi situación es que tengo 31,desempleada, un bebé de 15 meses , me presento en un mes y medio por magisterio y bueno…el ritmo que llevo ha ido aumentando hasta la actualidad , ya sabeis, sin vida , apenas veo a mi hijo, ni a mi marido, ni a mi familia, no hablo con nadie,mi casa está hecha un mierda siempre…etc, amargada. Pero lo grave y lo que no encuentro en los comentarios, es la relación de pareja…actualmente estamos muy muy muy mal. Me apoya en todo, me anima para que estudie no me exige grandes cosas pero no paramos de discutir, por la casa, por echarnos cosas en cara , que si has vuelto a dejar esto aquí q si tal q si cual…No se que va a pasar , pero la situación es insostenible.

  10. Buenas noches… por casualidad di con esta página y me detuve en leer… ya que estoy en una situacion mas o menos asi…
    Llevamos tiempo en buscar familia pero han surgido varios contratiempos… ya que yo tenia un problema y me tuvieron que operar… mientras estaba de baja me ha dado por pensar muchísimo y he decidido intentar opositar… ya que llevo muchos años deseandolo pero te acomodas y no sales de tu zona de confort( mi trabajo me amarga… los horarios… algunos compañeros… se me quitan las ganas de todo)
    Como tengo que someterme a la fiv.. pense en mientras me cogia la baja por tratamiento + embarazo.. estudiar… pero luego pienso en que si aprovara tendria que dejar a mi hijo/a y irme fuera unos meses…tb esta la prueba física… despues del embarazo la recuperación como seria… la pregunta es….aplazaríais el tratamiento un par de convocatorias a ver que tal? O seguiriais con el tratamiento y hacer el esfuerzo de perderte algunas cosas de tu hijo?
    Gracias de antemano chicas

Comments are closed.

Most Popular

Recent Comments

Viajar a Praga en familia, todo un descubrimiento | MyM on Descubrir Roma en familia, un viaje para crear recuerdos
María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
¡Nos vamos de comunión! Zapatos y ropa de ceremonia para los más peques — Mujeres y Madres Magazine – Entre Mujeres… on ¡Nos vamos de comunión! Zapatos y ropa de ceremonia para los más peques
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
La mejor película estrenada en 2017 (de las que has visto, claro) — Mujeres y Madres Magazine on La mejor película estrenada en 2017 (de las que has visto, claro)
¿Te sumas al regalo azul de Unicef? — Mujeres y Madres Magazine on ¿Te sumas al regalo azul de Unicef?
10 cosas por las que los hijos te cambian la vida – Título del sitio on Trucos de maternidad que aprendí viendo Jurassic World
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
¿Cómo comprar una casa o piso? - Mamis y bebés on ¿Quieres ese vestido? Los realities de vestidos de novia
Estudio sobre el juego en los hogares – Mamá también sabe on El Club de los niños cansados
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
Como Decorar Con Plantas | Berryd.com on 10 ideas para decorar tu casa con plantas y flores
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Dar una conferencia, consejos para que sea épica on Pierde el miedo a hablar en público
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Lunes en Positivo. Navidad a la Vista - Se me cae la casa encima on Calendarios de Adviento
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
8 de marzo 2017: día de la mujer | Violeta Rodríguez   on Así viví #elVermmmut
Omar on Odio Star Wars
Las madres del cole, ese mundo paralelo – La aventura de mi embarazo on Amistades a pie de colegio: las Walking Dead Mothers
FastPass en Disneyland Paris - Las historietas de mamá on Cómo disfrutar en Disneyland Paris
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Novedades para llevar a los niños en el coche - Las historietas de mamá on Por lo que más quieras, los pequeños a contramarcha
5 cosas que echo de menos de cuando no era madre - Las historietas de mamá on ¿Cuándo nos levantamos?
Un DIY muy fácil para el Día del Padre - Las historietas de mamá on Ideas para sorprender a Papa el Día del padre
Las alfombras de Lorena Canals - Las historietas de mamá on Redecora tu vida
Mi médula es tuya #retounmillon - Las historietas de mamá on ¿Por qué hacerte donante de médula ósea?
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Channing Tatum publica una foto de su mujer desnuda on Niños y nuevas tecnologías: teoría vs realidad
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Menú semanal fácil, rápido y equilibrado para toda la familia on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Palacio de Cibeles en Madrid | Violeta Rodríguez   on Harry Potter y el Legado Maldito
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron «loca»
“Cómo prevenir que abusen sexualmente de nuestros hijos”. Verónica Trimadre. | Fundación Hugo Zárate – blog on Siempre son los hijos de los demás
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Mujeres y libertad - Mujeres y Madres Magazine on Otra agresión sexual
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Historias de Conciliación: parte 2 - Pack WordPress on #ConciliarEsVivir ¿Luchamos por la conciliación?
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Cerrar etapas para...¿abrir otras? - Mujeres y Madres Magazine on 40 cosas que aprendes al cumplir 40
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Mujeres y libertad - Mujeres y Madres Magazine on Manual de supervivencia para madres en caso de apocalipsis zombie
Mujeres y libertad - Mujeres y Madres Magazine on Río 2016: olimpiadas y machismo
Mujeres y libertad - Mujeres y Madres Magazine on De tutús, pelucas y masculinidad
Mujeres y libertad - Mujeres y Madres Magazine on Diez historias conmovedoras de Río 2016
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Libros para ninos de mujeres de la historia {Con sorteo} - Tigriteando on Sin mujeres no hay historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Menú semanal fácil, rápido y equilibrado para toda la familia on El brownie, muerte por chocolate
Menú semanal fácil, rápido y equilibrado para toda la familia on 7 dias sin comer carne ni pescado
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Planes para hacer en la ciudad en verano on Y tú… ¿viajas o haces turismo?
Planes para hacer en la ciudad en verano on Las cosas que más odias de ir al cine
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
M