lunes, enero 24, 2022
InicioLifeStyleSobrevivir a la moda de entretiempo

Sobrevivir a la moda de entretiempo

Pues nada, que ya es septiembre. Poco falta para que digamos adiós al verano, al calor, a la ropa más fresquita.

Guardamos las sandalias, sacamos las botas, preparamos abrigos, chaquetas, manga larga, pantalones, y nos lanzamos al cambio de armarios, y…. pues sigue haciendo calor. Así que durante el mes de septiembre y de octubre, y si vives como yo por el Mediterráneo, hasta noviembre, vestimos de una manera un tanto extraña, que da lugar a risas, tips de humor y a dibujos de mis ilustradoras favoritas.

¿Qué situaciones se nos presentan?

Salir con ropa de más a primera hora de la mañana

Sobrevivir a la moda de entretiempo

Salir por la mañana a una temperatura de 15 grados, y volver a las 15:00 horas a más de 27, deriva ineludiblemente en volver hecha un «cuadro». Las chaquetas, fulares y botas pasan a ser prendas que conforme sube la temperatura no sólo sobran, sino que además nos devuelven imágenes en el espejo para ponernos a llorar.

Sorprendernos con outfits antagónicos

sobrevivir a la ropa de entretiempo
Además podemos encontrarnos escenas como ésta. Una absolutamente hibernal, y otra aún de verano. Cuántas veces hemos vivido situaciones así: o bien nos hemos reído con mirada de complicidad absoluta, o hemos puesto cara de horrorizadas pensando en el frío o en el calor que tiene que estar pasando.

Combinar sandalias con chaquetón y pañuelo al cuello

sobrevivir a la moda de entretiempo 2Quien dice sandalias con  chaqueta, dice botas con camiseta de tirantes. Situaciones que siguen siendo cómicas, y que dan para charlas de ascensor:

– ¡Vaya día de calor ha salido!

– Sí, y eso que esta mañana parecía que iba a refescar, pero mira, al final ha salido el sol, y nos estamos muriendo de calor.

– jajajaja

Pero claro, la moda es mucho más que las ilustraciones, están nuestras «it girls» que nos muestran que es posible sobrevivir al entretiempo, sin parecer un adefesio

sobrevivir a la moda de entretiempo 3

Y para muestra: Malena Costa, vistiendo como si nada, con las zapatillas deportivas, cazadora de piel, y vestido navy.

¿Qué prenda necesitas para sobrevivir al entretiempo?

sobrevivir a la moda de entretiempo 4

Sin duda alguna la prenda estrella de entretiempo es el trench. Y no, no hace falta ir enfundada en una talla 34 para que te quede miedo, y si no, ¿Qué me decís de Eli del blog Vístete que vienen curvas.

Cada año, me repito a mi misma, que me tengo que comprar un trench, o gabardina corta, pero al final, no sé muy bien qué hacer con ella.

Y la otra es la chaqueta de cuero.

sobrevivir a la moda de entretiempo 7

sobrevivir a la moda de entretiempo 8

Nada como darle a nuestro look un toque «casual rockero» con una cazadora de piel.

Y tú, ¿has vivido alguna situación hilarante con el cambio de armario?

Imagen vía Sonia González,  Clarilou;  Laura Pacheco  Vístete que vienen curvas; Vicky Martín Berrocal, Bremond

Mª José Sarriónhttp://www.alcobadeblanca.com
María José Sarrion, profesional de los RRHH y blogger de La Alcoba de Blanca desde hace más de 4 años. Necesito como respirar contar lo que me pasa por la cabeza. Soy mujer y madre de 2 niñas, que han sacado facetas nuevas en mí. Multiapasionada, creativa e inquieta. Y con ganas de hablar de otros temas distintos a la maternidad. Porque como decía una buena amiga “hay vida más allá de la maternidad”.
RELATED ARTICLES

24 COMENTARIOS

  1. Desde mitad de septiembre hasta Noviembre vaqueros, cazadora vaquera, luego de cuero y luego plumas ligth. Y deportivas tipo converse. Foulard a las 7 am y bolso grande para meterlo. Y desde mitad de abril, a la inversa. El entretiempo permite lucir chaquetas, gabardinas cortas, abrigos de entretiempo, deportivas sin calcetines… Oye, pues que parece que me gusta a mí esta época…

  2. El entretiempo en Madrid es complicado, diría casi inexistente. O te mueres de calor o te pelas de frío. Para mi la mejor opción es la de las mil capas, que vas quitando y poniendo a lo largo del día, aunque el tema pies es bastante más complicado…

  3. Aixx, entiendo bien lo del entretiempo. Esto de vivir en una ciudad bañada por el mediterráneo es lo que tiene. Lo que yo era de las del revés, como trabajaba por la tarde, yo me iba muy mona y fresca a mediodía que hacía un sol de justicia y un calor que te mueres, y luego por la noche, cuando me iba a casa me pelaba de frío y llegaba con el moquillo colgando.

    Pero eso cambió un año que decidí ampliar mi vestuario a las prendas que llamo, prendas tontis o prendas de entretiempo. No sabes si son para invierno o para verano, así que las dejo para el otoño y la primavera. Cosas como un par de chaquetas, largas y cortas, más anchas o estrechas, de diferentes colores y tejidos. Lo mismo con los pantalones, tanto vaqueros como de pinza para el trabajo. Las bailarinas son mis mejores aliadas en el entretiempo, y para el finde, unas bambas converse y lista que voy por el mundo. La media manga, manga tres cuartos son perfectas para este tiempo, sobre todo si son telas finas que no te dan demasiado calor. Medias finas, pero lo suficientemente gordis como para no pelarte si te pones una faldita corta. Eso y unos buenos fulares que puedas poner al cuello, en el pelo o simplemente colgarlo del boso, es perfecto 😉

    Saludos

  4. Vivo en Barcelona y el entretiempo es tal cual lo has contado y tal cual lo han ilustrado. Me da una pereza horrible no saber qué ponerme cada mañana y desde que soy madre aún más, ¿qué ponerles para que a lo largo del día no se queden tiesos del frío o muertos de calor?

  5. Pues yo lo soluciono a lo cebolla… capas y mas capas….. sobretodo porque voy en moto….

    Ni que decir tiene que cada vez más pasamos del frío al calor de golpe y de repente y que los entretiempos casi pasan inadvertidos.

    Cazadora tejana, gabardina y chaqueta de cuero son los antes de los plumones…. pero quizás si algo me cuenta mas es pasar de la sandalia a la bota…. ahí no tengo intermedios así que puedo lucir la vaquera y seguir con los pies al aire.

    besos

  6. En este pueblo parece que todo el año estemos en entretiempo, porque sólo con que un día haga más calor o más fresco de la cuenta, ya te encuentras una disparidad de modelitos en la calle que es para mear y no echar gota. Yo he visto a gente semidesnuda cruzarse con otras que iban con bufanda hasta los ojos debajo de un termómetro de la farmacia que marcaba 20 grados. En fin, es que el entretiempo es confuso.

  7. jajajaja, genial!!! aqui en Chile supuestamente seguimos en invierno. Empezamos el dia a 8 grados, pasamos por los 26 que está haciendo a las 14 de la tarde, y volvemos a los 10 a las 8 de la noche…ni te cuento las pintas por la calle jajaajaja

    geniales las ilustraciones!

  8. Hola!!!! Yo vivo en Asturias así que el entretiempo aquí es entretiempo de verdad. Yo lo arreglo vistiendo por capas, por ejemplo vaqueros y una camisa y a primera hora me pongo una chaqueta tipo blazier con forro y en el bolso llevo una finita de punto. Cuando empieza a hacer calor al mediodía cambio la chaqueta gruesa por la finita y llevo la gruesa en la mano porque a media tarde vuelvo a ponerla,jajaaj. Y por la mañana un pañuelo o foulard mono en el cuello que a mediodía ato al bolso con mucho glamour.
    Un besito.

  9. Parece que la regla no escrita es que si te tapas por arriba te tienes que destapar por abajo y al revés… como muy bien ilustra la viñeta de Laura Pacheco! 🙂

Comments are closed.

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Omar on Odio Star Wars
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron «loca»
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
Alejandra deF on Queridas madres del Whatsapp
Sara Palacios on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Carmen on ¡Adoro Divinity!
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
María on Ladrones de tiempo
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Natalia Martín on Dale a tu cuerpo alegría
Mamá Resiliente (@MamaResiliente) on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión