Tatuajes: 10 tatuajes que me haría y alguno que no

0

¿Tatuajes sí o no? Esa es una de las grandes dudas vitales que me corroen. Realmente, los tatuajes son algo que me encanta. Si son para una chica, me gustan como un detalle pequeño, en un lugar discreto, y que no se vea demasiado. Por el contrario, si es para un hombre, me gusta cuando asoman por debajo de la manga de la camiseta, con un motivo tribal o geométrico. De hecho, me parece muy sexy.

Hacerte tatuajes es más que una decisión sin importancia,es algo que te va a acompañar el resto de tu vida, por lo que deberíamos tener claro dónde, cómo y por qué queremos marcar nuestra piel.

Lógicamente, cualquier decisión es valorable, sirve el: “porque me gusta y punto”, “me recuerda a alguien o algo” o “es mi nombre en … (dígase en chino, en árabe o cualquier idioma que no lleve el alfabeto latino)”.

Hoy en día, la evolución del tatuaje y la incorporación del mismo a la vida diaria y normal han hecho que ya no tengamos prejuicios ante ellos, o sí, pero ya depende de otros factores,

Los orígenes e historia del tatuaje se remontan incluso doce mil años atrás, aunque los primeros restos daten de hace cinco mil años. Un arte practicado por diferentes culturas, castigado durante ciertos períodos (principalmente debido a la religión) y rescatado de tierras exóticas hasta prevalecer en pleno siglo XXI. Y es que el tatuaje actual es el perfecto resultado de su propia historia.

tatuajes

Los marineros fomentaron la cultura del tatuaje extraída de exóticas tierras como Gabón y Nueva Guinea, cuyas tribus la practicaban, o la islas polinesias de Samoa o Tahití, de donde probablemente encontramos la influencia más directa de los tatuajes actuales. De hecho, la palabra tatuar procede del vocablo tatau, el cual significa “marcar algo”. De las islas maoríes, se exportaron los tatuajes rumbo a tierras americanas.

A partir de entonces, los tatuajes eran lucidos por bohemios de los bajos fondos y artistas circenses, permaneciendo dormidos para el gran público hasta los años 70. Y es que con la llegada de Woodstock, los hippies y la revolución por la libertad de expresión los tatuajes se expandieron y globalizaron hasta lo que ha llegado a nuestros días.

tatuajes

Estas mujeres, de la Birmania más profunda, se tatuaban la cara para no mostrar su belleza y que así no fueran raptadas por los soldados que pasaban por la zona, ya que se decía de ellas que eran de una gran belleza. Y hoy en día, se evoluciona hacia esto.

tatuajes

Esta mujer, Lidia Reyes, es la mujer con más tatuajes del mundo, habiendo llegado a cubrir su rostro, e incluso a tintar las pupilas. Pero ahora se ha cansado de verse así, y se va a borrar el 95% de los tatuajes que tiene en la cara, sometiéndose a un tratamiento de láser.

tatuajes

Pero lógicamente, y como dice la propia Lidia en su canal de youtube, “para gustos, colores”.

También es cierto, que mucha gente que se inicia en el mundo de los tatuajes y empieza por uno, acaba haciéndose un segundo, y es que dicen que los tatuajes enganchan.

Inspiración de tattoos

Unas líneas con una frase, con una tipografía bonita, tipo caligrafía inglesa.

Una de las frases míticas de Lucía Be: “Calma nena” marcado a fuego, para que no se nos olvide lo importante.

Aprovechar alguna cicatriz para hacerla más tuya aún.

tatuajes

Como podéis ver, me gustan los detalles pequeños, en lugares estratégicos y si puede ser que se complementen con alguien mejor que mejor. ¿verdad María?

tatuajes

Una ola, una flor con frase,en un lugar más bien discreto.

tatuajes

Otra de las opciones es poner el nombre de tus hijos. Un recuerdo que perdurará para siempre. Una de las opciones, te limita a no poder incluir a ninguno más. Y el otro te da la posibilidad de ir ampliando, conforme la familia crece.

tatuajes

Mis favoritos, son estos: luna o estrellas, colocados estratégicamente.

| @holt_unicorn

Una publicación compartida de RAD TATTOOS (@radtattoos) el

Pero en cambio, hay algunos que no sería capaz de hacerme, por diferentes razones y sobrados motivos, por la falta de belleza, o por lo poco acorde con mi personalidad.

Y ahora, aquí ando, pensando si me decido o no, y por cuál me decanto. Y de vosotros, ¿quién lleva tatuaje?

Imagen: Lidia Reyes, Flavia around the world