lunes, enero 24, 2022
InicioLifeStyleTatuajes: 10 tatuajes que me haría y alguno que no

Tatuajes: 10 tatuajes que me haría y alguno que no

¿Tatuajes sí o no? Esa es una de las grandes dudas vitales que me corroen. Realmente, los tatuajes son algo que me encanta. Si son para una chica, me gustan como un detalle pequeño, en un lugar discreto, y que no se vea demasiado. Por el contrario, si es para un hombre, me gusta cuando asoman por debajo de la manga de la camiseta, con un motivo tribal o geométrico. De hecho, me parece muy sexy.

Hacerte tatuajes es más que una decisión sin importancia,es algo que te va a acompañar el resto de tu vida, por lo que deberíamos tener claro dónde, cómo y por qué queremos marcar nuestra piel.

Lógicamente, cualquier decisión es valorable, sirve el: «porque me gusta y punto», «me recuerda a alguien o algo» o «es mi nombre en … (dígase en chino, en árabe o cualquier idioma que no lleve el alfabeto latino)».

Hoy en día, la evolución del tatuaje y la incorporación del mismo a la vida diaria y normal han hecho que ya no tengamos prejuicios ante ellos, o sí, pero ya depende de otros factores,

Los orígenes e historia del tatuaje se remontan incluso doce mil años atrás, aunque los primeros restos daten de hace cinco mil años. Un arte practicado por diferentes culturas, castigado durante ciertos períodos (principalmente debido a la religión) y rescatado de tierras exóticas hasta prevalecer en pleno siglo XXI. Y es que el tatuaje actual es el perfecto resultado de su propia historia.

tatuajes

Los marineros fomentaron la cultura del tatuaje extraída de exóticas tierras como Gabón y Nueva Guinea, cuyas tribus la practicaban, o la islas polinesias de Samoa o Tahití, de donde probablemente encontramos la influencia más directa de los tatuajes actuales. De hecho, la palabra tatuar procede del vocablo tatau, el cual significa «marcar algo». De las islas maoríes, se exportaron los tatuajes rumbo a tierras americanas.

A partir de entonces, los tatuajes eran lucidos por bohemios de los bajos fondos y artistas circenses, permaneciendo dormidos para el gran público hasta los años 70. Y es que con la llegada de Woodstock, los hippies y la revolución por la libertad de expresión los tatuajes se expandieron y globalizaron hasta lo que ha llegado a nuestros días.

tatuajes

Estas mujeres, de la Birmania más profunda, se tatuaban la cara para no mostrar su belleza y que así no fueran raptadas por los soldados que pasaban por la zona, ya que se decía de ellas que eran de una gran belleza. Y hoy en día, se evoluciona hacia esto.

tatuajes

Esta mujer, Lidia Reyes, es la mujer con más tatuajes del mundo, habiendo llegado a cubrir su rostro, e incluso a tintar las pupilas. Pero ahora se ha cansado de verse así, y se va a borrar el 95% de los tatuajes que tiene en la cara, sometiéndose a un tratamiento de láser.

tatuajes

Pero lógicamente, y como dice la propia Lidia en su canal de youtube, «para gustos, colores».

También es cierto, que mucha gente que se inicia en el mundo de los tatuajes y empieza por uno, acaba haciéndose un segundo, y es que dicen que los tatuajes enganchan.

Inspiración de tattoos

Minha mais nova paixão… ❤️demorou mas veio.. e veio pra ficar. Faça sua vida ser grande, intensa, cheia de grandes histórias, de grandes pessoas, de grandes viagens, de grandes amores. Pode não parecer, mas a vida é boa demais e ter a escolha de vivê-la é melhor ainda! Ps: frase tirada da música «A dança» da banda @playmobille Tatoo de @thiagodelaia no @sobapeletattooshop #tatoo #goodvibes #coragem #frasesquemeinspiram #singer #cantora #artista #atriz #life #adança #playmobille #vemmaisporai

Una publicación compartida de deborahmarins (@deborah_marins) el

Unas líneas con una frase, con una tipografía bonita, tipo caligrafía inglesa.

Una publicación compartida de Lucía Be (@luciabe) el

Una de las frases míticas de Lucía Be: «Calma nena» marcado a fuego, para que no se nos olvide lo importante.

Una publicación compartida de Tatuajes… (@sontattoos) el

Aprovechar alguna cicatriz para hacerla más tuya aún.

tatuajes

Como podéis ver, me gustan los detalles pequeños, en lugares estratégicos y si puede ser que se complementen con alguien mejor que mejor. ¿verdad María?

tatuajes

Una ola, una flor con frase,en un lugar más bien discreto.

tatuajes

Otra de las opciones es poner el nombre de tus hijos. Un recuerdo que perdurará para siempre. Una de las opciones, te limita a no poder incluir a ninguno más. Y el otro te da la posibilidad de ir ampliando, conforme la familia crece.

tatuajes

Mis favoritos, son estos: luna o estrellas, colocados estratégicamente.

| @holt_unicorn

Una publicación compartida de RAD TATTOOS (@radtattoos) el

Pero en cambio, hay algunos que no sería capaz de hacerme, por diferentes razones y sobrados motivos, por la falta de belleza, o por lo poco acorde con mi personalidad.

Una publicación compartida de tiyam (@tiyam.tattoo) el

Una publicación compartida de Domnys Sarapinas ??↔?? (@domnys_sarapinas) el

Y ahora, aquí ando, pensando si me decido o no, y por cuál me decanto. Y de vosotros, ¿quién lleva tatuaje?

Imagen: Lidia Reyes, Flavia around the world

Mª José Sarriónhttp://www.alcobadeblanca.com
María José Sarrion, profesional de los RRHH y blogger de La Alcoba de Blanca desde hace más de 4 años. Necesito como respirar contar lo que me pasa por la cabeza. Soy mujer y madre de 2 niñas, que han sacado facetas nuevas en mí. Multiapasionada, creativa e inquieta. Y con ganas de hablar de otros temas distintos a la maternidad. Porque como decía una buena amiga “hay vida más allá de la maternidad”.
RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Omar on Odio Star Wars
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron «loca»
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
Alejandra deF on Queridas madres del Whatsapp
Sara Palacios on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Carmen on ¡Adoro Divinity!
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
María on Ladrones de tiempo
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Natalia Martín on Dale a tu cuerpo alegría
Mamá Resiliente (@MamaResiliente) on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
El espacio del bebé on Fantaseando… o quizá no
Cuestion de Madres on ¿Cómo comunicaste tu embarazo?
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Fantaseando… o quizá no
Noelia - Golosi on Modas ideales que vuelven.
Johanna Arco on Modas ideales que vuelven.
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
<