Y si solo tienes cinco minutos…

8

Tiempo. En cantidad y de calidad. Eso es lo que buena parte de nosotros añoramos. Tiempo para nosotros, tiempo para disfrutar, tiempo para la familia, tiempo para aprender, tiempo… hasta para perderlo. Reclamamos días de, cuando menos, 25 horas y nos movemos en una rutina en la que el reloj suele ser nuestro principal enemigo. Albergamos proyectos, intereses y anhelos que, casi siempre, acabamos aparcando por falta de tiempo. “No estudio, porque no tengo tiempo”. “No practico ningún deporte, porque no tengo tiempo”. “No hago manualidades con los niños, porque no tengo tiempo”. “No cocino, porque no tengo tiempo”. Es cierto, nuestro tiempo escasea pero, a veces, querer es poder y yo quiero demostrarte que tan solo unos minutos al día son suficientes para emprender tareas que nunca habríamos pensado.

No tienes más que escarbar un poco en la red perdiendo el tiempo que no tienes para encontrar variopintas propuestas para todos los gustos e inquietudes y, sobre todo, ajustadas a nuestra disponibilidad horaria. Ya no tienes excusa:

Si dispones de 30 minutos

bufanda

Nada más y nada menos que ¡media hora! Un lujo al alcance de muy pocos. Eres un privilegiado y eso te abrirá un abanico interminable de actividades:

Si dispones de 15 minutos

entrenamiento

Las cosas comienzan a complicarse. 15 minutos es un lapsus de tiempo realmente difícil de gestionar. Parece poco para hacer algo productivo y al mismo tiempo, da la sensación de que es tanto que acabamos acometiendo empresas demasiado ambiciosas. Pero es lo justo para…

  • Ponerte en forma. Quince minutos de ejercicio al día o, cuando menos, periódicamente tendrán unos efectos más que beneficiosos en tu forma física y tu salud.
  • La diferencia entre “durante” y “en”. Al gestionar periodos de tiempo cortos, nunca encares una actividad con el objetivo de finalizarla, sino de realizarla de forma eficiente. La diferencia entre no podrás leer prácticamente nada “en quince minutos”, pero sí podrás leer cualquier cosa “durante quince minutos”. De la misma forma, probablemente no podrás planchar toda la ropa acumulada “en” quince minutos, pero planchando “durante ” quince minutos sí iremos adelantando tareas.
  • El cubo de Rubik dejará de tener secretos para ti si sigues este vídeo para aprender a resolverlo (sin despegar y pegar las pegatinas… que nos conocemos).
  • El trapillo está de moda, tal y como nos contaba Natalia. Si dispones de quince minutos tienes tiempo de sobra para hacer un collar así de estupendo.
  • Tres minutos te sobrarán para darle a delante y atrás al vídeo y poder hacer esta bonita flor de origami que, además de ser muy decorativa resulta una actividad de lo más relajante.
  • La falta de tiempo no es una excusa para no comer bien y, para muestra, estas ideas para hacer recetas sanas en apenas un cuarto de hora.

Si dispone de 10 minutos

chino

“Diez minutos” es una de las medidas de tiempo más subjetivas y falsas que existen. Diez minutos nunca son diez minutos. Diez minutos son una eternidad cuando sirven para finalizar la frase “me arreglo en…” y resultan poco más que un suspiro cuando los pides para entregar esa tarea que tu jefe te pidió para ayer. Pero aquí vamos a hablar de todo eso que puedes hacer en más o menos diez minutos de los de verdad:

  • Aunque parezca increíble, ese es el tiempo que este artículo asegura que necesitaremos para tener la casa limpísima… o al menos que lo parezca.
  • Si aprender cualquier idioma parece una tarea titánica imaginad que esa lengua es el chino. Pues ShaoLan Hsueh ha desarrollado un método que promete darnos, al menos, unas nociones básicas de chino en apenas diez minutos. Un auténtico fenómeno viral.
  • Socializarte, en sus múltiples versiones. Diez minutos son pocos para tomarse unas épicas cañas con los amigos, pero son más que suficientes para hacer un descanso en la oficina y compartir un café con ese compañero con el que tienes tan buena sintonía pero con el que nunca tienes tiempo de hablar. Diez minutos son también el tiempo justo para hacer esa llamada que llevas postergando tanto y tanto tiempo y que puede hacerte recuperar el contacto con ese amigo del alma al que apenas puedes ver nunca. Y, ¿por qué no? diez minutos bien administrados te permitirán ponerte al día en grupos de wathsapp y redes sociales.
  • Ya sea la noche anterior o en el arranque matutino, tomarnos diez minutos en organizar nuestra agenda puede marcar la diferencia entre una mejor optimización de tu tiempo o que te persiga el caos más absoluto.
  • Verte como nueva con un maquillaje de urgencia como el que Let nos proponía y del que podrás encontrar cientos de ejemplos en la red para mejorar tu aspecto en un visto y no visto.
  • No una ni dos, sino hasta seis formas se nos presentan aquí para relajarnos en diez minutos porque, tal y como discurre nuestro día una desconexión total es a veces más que necesaria.
  • Y si eso falla, ¿acaso un helado no es lo mejor para recuperar el ánimo? Pues, aunque te sorprenda, con solo diez minutos y aliándonos con la ciencia, podemos prepararnos uno.
  • Otra sugerencia dulce, esta más convencional y de las que nunca falla. En 10 minutos -perdón, 11- podrás preparar una magnífica tarta de chocolate negro. Esta receta es de Thermomix, pero fácilmente adaptable para las que no disfrutan de esta maquinita.

Si dispones de 5 minutos

mug cake

Puede que no dispongas de media hora para ti, ni que tampoco tengas veinte minutos, incluso que diez minutos sean un lujo que no te puedes permitir… pero ¿y cinco? Cinco minutos los podemos sacar de cualquier sitio y, en ocasiones, pueden marcar la diferencia.

  • Sí, la diferencia si los dedicas a darle un nuevo aire a tu cabello con un peinado inspirador.
  • Si te gusta la fotografía, en cinco minutos puedes aprender lo básico de esa “arte” en el que se ha convertido fotografiar comida y convertirte en la auténtica envidia de Instagram.
  • Eres una manitas pero nunca tienes tiempo para dar rienda suelta a toda tu creatividad. Para acometer estos veinte proyectos no necesitarás más que cinco minutos.
  • ¿Cuantas veces te apetece algo dulce para después de comer pero no tienes nada a mano? Los Mug Cakes están de moda. Se preparan en el microondas, con unos pocos ingredientes y están listos en apenas cinco minutos. Hay cien mil recetas en la red, pero los que llevan el sello de Su, de Webos Fritos, son toda una garantía de éxito.
  • Véndete. A ti o a tu proyecto, pero encuentra la mejor forma de hacerlo en solo cinco minutos. Practica tu “elevator pitch

Si dispones de 1 minuto

dormir

¿A que piensas que no hay absolutamente nada que puedas hacer en tan solo un minuto? ¡Te equivocas! Con el ritmo frenético que llevarás siguiendo todas las propuestas anteriores, a estas alturas apenas te quedarán fuerzas ni para quedarte dormido. Pues eso es precisamente lo que te propongo, la Técnica 4-7-8 que promete dormirte en solo un minuto. Que descanses y dulces sueños…

Fotos: 1. Handimanía / 2 y 5. Pixabay / 3. El diario 24 horas / 4. Webos Fritos

Comparte
Artículo anteriorRecuerdos de pueblo
Artículo siguienteManías que tenemos

Soy María Fernández. Mujer, madre, amante, amiga y periodista en permanente propiedad conmutativa. No sé vivir sin contar historias. Las mías, las tuyas, las de los demás. Nunca sabrás si voy o vengo, pero cuando te hablo ten la seguridad de que lo hago de forma honesta, porque no sé hacerlo de otra manera.

8 COMENTARIOS

  1. ¡Madre mía!! Pero si voy sobrada… Lo del Mug Cake, doy fe de que es rápido. Lo de sabroso…para gustos.
    Los 15 minutos de ejercicio, para mi son 20 de carrera y me doy tan tan tan por satisfecha, que luego uso 10 minutos más 1 y me zampo la tarta de la TMX. y aquí no ha pasado nada…
    Genial forma de darnos un montón de recursos, Merak!!

  2. ¡Grandísimo post compañera!
    Parece increíble lo que se puede hacer en tan pocos minutos.
    ¡he flipado con el método para aprender chino! mi hija mayor va a clases de chino y se lo tengo que mandar a su profe 😉

DEJA UNA RESPUESTA

Introduce tu comentario
Introduce aquí tu nombre