Teletienda ¿En serio me quieres vender ESO?

3

Este verano he estuve viendo muy intensivamente Mega, un canal que habitualmente no frecuento mucho. Pero creo que todos los programas de reformas de Divinity y de minicasas los había visto, así que tocaba ampliar horizontes. El caso es que en este canal ponen MUCHOS anuncios de la Teletienda. Pero muchos. Y la verdad, me horrorizan tanto como me fascinan. Es imposible quitarle la vista de encima porque tú piensas ¿en serio me quieres vender eso? y aunque tú sabes que te están tangando ¡hay momentos en que te lo piensas y todo!

Teletienda

En mi casa se contaba que una vez mi abuelo pidió unos prismáticos por correspondencia (que era como funcionaba la teletienda hace porrones de años) y le llegaron una especie de anteojos con unos prismáticos en medio del cristal. Algo como esto que veis aquí abajo, pero claro, la versión de 1960. Mi madre todavía se ríe al recordarlo. Aquello era tan cutre y tan risible que se les quitaron las ganas de comprar nada más.

gafas prismaticos

¿Cómo consigue la Teletienda que nos volvamos locos y compremos cosas que definitivamente no creíamos necesitar? Vamos a analizarlo.

Joy

Un discurso muy convicente

¿Habéis visto la película Joy (2015)? En ella Jennifer Lawrence es una ama de casa que ha ideado una fregona súper novedosa (bueno, para los americanos, en realidad, nosotros la hemos visto trescientos millones de veces) y la quiere vender en la teletienda. Primero hace promoción de ella uno de los presentadores de la cadena, pero para empezar a vender en serio tiene que ser ella la que hable de las ventajas de su producto. La película está basada en hechos reales y la auténtica Joy se hizo de oro vendiendo en la teletienda.

Las diferencias entre una promoción entregada y una promoción de bajo perfil es crucial. Si os fijais en todas las promociones de la teletienda salen demostradores súper entregados utilizando el producto.

Teletienda Red copper

Y lo cierto es que son súper risibles la mitad de las veces. En la promo de esta sartén salen intentando rayar la sartén con todas sus fuerzas. Y tú que eres un ser con dos dedos de frente piensas “a saber cuánto de verdad hay y si de verdad se raya o no”… pero los ves ahí, usando el tenedor como desquiciados, la batidora directamente encima y luego miras tus sartenes mierdosas … y la carne es débil. ¡Hasta te lo piensas!

Couch coat Teletienda

Bueno, con todo no. La promoción del couch coat es terrible. Esta funda de sofá horrorosa que no hay por dónde cogerla te la venden como imprescindible, utilísima y preciosa. Y por más que vengan niños salidos del infierno con comida en la mano dispuestos a pringarte el sofá y por más que te digan que es súper estiloso… va a ser que no. Amigos de Botopro, el couch coat es súper feo, lo mires como lo mires.

La teletienda, creándote necesidades.

Una norma del marketing es que hay que dar respuesta a las necesidades. En realidad la teletienda lo que hace es crearte necesidades nuevas (o que no sabías que tenías hace cinco minutos) ¡a cascoporro! Lo cierto es que la mayoría de los productos que ofrecen parten de una idea que en el fondo es buena (¿quién no ha pensado que estaría bien tener unas gafas que se adaptaran a nuestras dioptrías y no tuviéramos que estar cambiándolas?) pero cuyo desarrollo es … cuestionable.

dial vision

Cierra el trato

En la teletienda quieren cerrar el trato lo antes posible. La idea es ser como las chuches y cosas innecesarias que ponen cerca de las cajas en los supermercados: compra por impulso, sin reflexionar mucho. Para esto te ofrecen “super oferta” si lo compras “en la próxima hora” al “precio que aparece en pantalla”. Es curioso que nunca dicen el precio en pantalla, supongo que porque lo subirán o bajarán tan tranquilamente y así ya no tienen que rehacer el anuncio.

Lo mejor es que si ves la misma cadena verás que ese mismo precio es exactamente el mismo que ofrecen todos los días a la misma hora, así que eso de que tiene que ser para ya-de-ya es una mentira como una catedral.

Por otro lado, veréis que muchas veces ofrecen dos por el precio de uno. En realidad posiblemente te están cobrando el precio de dos pero si lo venden como una oferta pues es para ti psicológicamente mejor … y mejor para ellos y sus finanzas, eso también.

Pero mirad. Este es el Nicer Dicer, una mandolina que dan ganas de comprar cada vez que la ves porque ¡lo hace todo! ¡ocupa poco sitio! ¡Sirve para todo!

nicer dicer botopro

Pero claro… a poco que busques…

nicer dicer

¿No os pasa? La teletienda todos tenemos la sensación de que es un poco timo pero al mismo tiempo es como las sirenas para Ulises: sabes que es malo, pero cuesta la vida resistirse.

3 COMENTARIOS

    • jajajaja yo no dudo que ALGO salga bien… el nicer dicer seguro que funciona de cojón pero claro, lo estás pagando a precio de chef cortándote las verduritas a mano en tu casa jajajaja

DEJA UNA RESPUESTA

Introduce tu comentario
Introduce aquí tu nombre