domingo, diciembre 5, 2021
InicioLifeStyleDecorar con baldosas hidráulicas

Decorar con baldosas hidráulicas

Últimamente estamos hartos de oír hablar de los suelos y baldosas hidráulicas, muchas veces con auténtica devoción. Estos suelos estuvieron de moda hasta los años 70 y han pasado unas décadas completamente olvidados ¡pero todo vuelve, ya se sabe! Actualmente es una de las tendencias en decoración de suelos más en boga.

¿Qué son las baldosas hidráulicas?

cocina con baldosas hidráulicas
Hogara

La primera vez que mi madre me las citó me chocó muchísimo el nombre ¿hidráulicos? ¿qué tiene que ver el agua en todo esto? La cuestión es que tiene bastante más que ver de lo que parece. Las baldosas hidráulicas originales no estaban hechas de adobe o barro ni estaban cocidas como el resto de baldosas, sino que se realizaban con cemento comprimido con prensas hidráulicas, de ahí su nombre (puedes saber más sobre el proceso de fabricación aquí).

Las baldosas hidráulicas nacieron en el modernismo como alternativa a los materiales nobles tipo mármol y cuantos más colores tenían las baldosas más laboriosa era su fabricación y por tanto mayor su coste. 

Codicer Heritage
Codicer

Actualmente siguen pudiéndose comprar baldosas hidráulicas de verdad, hechas de idéntico modo que las de hace décadas, pero el término se suele utilizar más para el tipo de decoración de las baldosas que para referirnos al modo de fabricación. Las baldosas originales por su naturaleza son porosas y por tanto requieren ciertos cuidados porque el agua, el aceite y las manchas penetran en ellas. Se les ha de dar una capa impermeable que las proteja. Si no queremos complicarnos la vida, ahora es posible comprar baldosas hidráulicas de gres porcelánico, mucho más baratas, igualmente vistosas y, sobre todo, de mantenimiento más sencillo. En España un montón de marcas las incluyen en sus catálogos y tenéis opciones para aburrir, de todas las formas, colores y estilos.

Estancias que podemos decorar con baldosas hidráulicas

Cocina

De unos años a esta parte no es estrictamente necesario embaldosar la cocina por completo: ahora existen muchas posibilidades de suelos y podemos ser mucho más creativos colocando incluso madera si es lo que nos gusta. Si nos gustan las baldosas hidráulicas pero no queremos colocarlas en toda la cocina podemos reservarle únicamente un área específica, generalmente en la zona de cocinado a modo de alfombra. Incluso si no queremos poner baldosas existen unas alfombras vinílicas que dan completamente el pego y que podeis encontrar en un montón de sitios, incluidos Amazon o grandes superficies como Leroy Merlin.

vintage and chic
vintage and chic / Proyectos Habitissimo
Cocina Vintage
Toc Toc Vintage

Pero si los hidráulicos nos gustan tanto como a mí podemos volvernos un poco locos y colocarlos por todo el suelo. Existen actualmente dos tendencias: utilizar un único motivo para en todas las baldosas o bien tipo patchwork, con baldosas de distintos colores que se combinan generalmente de manera aleatoria.

Suelos hidráulicos
Proyectos Habitissimo
Casinha Colorida
Casinha Colorida

Lo cierto es que este tipo de baldosas quedan geniales en muchos estilos de decoración aunque a mí me gustan especialmente en dos: me encanta como quedan en cocinas de aire rústico o vintage ya que le dan un aire muy romántico, y también me resultan preciosas en cocinas de estilo nórdico, colores neutros y líneas puras. En estas últimas cocinas resultan maravillosos porque rompen un poco la sencillez del estilo escandinavo.

Nuevo Estilo
DecoFeelings

La gama de colores también es prácticamente ilimitada: podemos elegir baldosas muy coloristas y cantonas o por el contrario irnos a baldosas más sencillas en tonos más neutros, generalmente en blanco y negro o con tonos grises.

http://tallersmariavictrix.blogspot.com.es/2015/01/nuevas-tendencias-diseno-cocinas.html
Estilo escandinavo
cocina blanco y negro
Revista MiCasa

Además de en los suelos las baldosas hidráulicas podemos colocarlas en el salpicadero de la cocina. El efecto es espectacular y dotan al espacio de muchísima alegría. Además, hacen que dirijamos la vista hacia el punto que nos interesa.

Cocina suelo hidráulico
Tallers María Victrix

Habitualmente, para evitar caer en el recargamiento, este tipo de baldosas suelen colocarse o bien en el suelo o bien en las paredes, pero ya veis aquí arriba que podemos volvernos un poco locos y que el espacio sea realmente bonito. Hay que ser valiente, es cierto, pero si nos atrevemos podemos conseguir cosas maravillosas.

Baño

Otra de mis estancias preferidas para colocar los hidráulicos son los baños ¡me encantan! En este caso salvo que tengamos un baño de grandísimas dimensiones suele ser mejor idea tirarnos hacia combinaciones de color claro para evitar empequeñecer el espacio. Me chiflan estos baños con distintos tipo de baldosas blancas en las paredes y unas tipo hidráulico en el suelo en tonos claros. Queda realmente espectacular y con muchísima personalidad al mismo tiempo.

baños suelo
Nordic Treats /Comodoos

… aunque si no queremos cosas tan claritas, siempre podemos elegir algunos hidráulicos más llamativos. ¡Son preciosos!

baño con suelos hidráulicos
Zelart

En los baños tenemos más posibilidades además de colocarlos en el suelo. Podemos escoger una única pared y destacarla con las baldosas hidráulicas. Habitualmente en este caso se suele elegir la de los lavabos o bien el frontal de la ducha.

frontal de lavabo
Estilo y Deco

Pasillos y entrada

Hace décadas era habitual colocar las baldosas hidráulicas por toda la casa: actualmente se suelen colocar en espacios escogidos. Una solución muy chula es utilizar el hidráulico en el pasillo de la casa, como hilo conductor de nuestro hogar.

Pasillo baldosas hidráulicas
Comodoos

Como siempre, podemos escoger los colores: si nos gustan los colores claritos fenomenal, pero podemos también escoger motivos más atrevidos y con un aire vintage que dotarán a nuestra casa de un aire muy contemporáneo.

En los pasillos es más habitual escoger un sólo motivo que se repita en todo el espacio, pero a veces para lugares más concretos podemos tirar de baldosas tipo patchwork. La entrada puede ser un buen lugar para colocarlas, aunque bueno, en realidad en lo que se refiere a baldosas hidráulicas el cielo es el límite y si nos gusta ¡todo vale!

inspiración marroquí
Dar Amina

En los pasillos queda fenomenal enmarcar las zonas de paso con una cenefa. Algunas marcas de hidráulicos incorporan piezas especiales para poder enmarcar el espacio y delimitar las zonas.

Salones y comedores

comedor con baldosas hidráulicas
Delikatissen

Es cierto que los comedores y salones en estos momentos no son la estancia donde vamos a encontrar con más probabilidad las baldosas hidráulicas en una casa, pero es también una opción.

Salón con hidráulico
Kenay home

Como en las cocinas, podemos optar por decorar todo el suelo de la estancia o centrarnos únicamente en un trozo del espacio y enmarcarlo casi como si fuese una alfombra. Podemos combinar madera con hidráulicos sin ningún problema y el resultado es espectacular. Además al contrario que las alfombras la limpieza es bien sencilla ¡un agua y listo!

salón rústico
3presupuestos

Otras aplicaciones de los hidráulicos

Las baldosas hidráulicas tienen además otras aplicaciones. Pueden hacerse cabeceros para camas tan espectaculares como éste que vemos aquí abajo. Es una casa con los techos bastante altos y la pieza central dirige la mirada hacia la cama. Personalmente me encanta y le veo muchísimas posibilidades.

cabecero con hidráulicos
Torra mosaicos hidráulicos

En internet también podéis encontrar tutoriales para decorar muebles con baldosas hidráulicas. Este mueble que tenéis aquí abajo es de Handbox y queda espectacular. A mí me gustó tanto que hice mi propia adaptación para mi casa ¡y lo tengo hasta en la entrada de lo bien que quedó!

Mesa con hidráulicos
Handbox

¿Os gustan las baldosas hidráulicas? ¿Pondríais un suelo hidráulico en vuestra casa? ¿Nos contáis?

Sara Palacioshttp://www.mamisybebes.com
Soy Sara Palacios, aunque en la red muchos me conocen como Walewska, mi nombre de guerra. Soy curiosa, inquieta, seriéfila, gafapastas y a ratos pedante. Los que me conocen dicen que tengo mucho sentido del humor y yo no sé si soy graciosa o no, pero que me gusta reírme continuamente es un hecho. ¡Soy una optimista incorregible!
RELATED ARTICLES

4 COMENTARIOS

  1. ¡Me quedo con el uso en baños y cocina! Oye, que ayer volviendo del carnaval pasamos por el escaparate de una empresa de reformas del pueblo y claro, tenían baldosas hidraúlicas hexagonales ¡y tuve que pensar en ti! Este hombre dice que si quiero las podemos poner en zonas pequeñas ese día de no se sabe cuándo en que reformemos.

  2. A mí me han gustado siempre, me encantaba cuando entraba en un piso antiguo del Eixample y veía esos suelos. Has hablado de las alfombras vinílicas y eso es lo que me mostró FB al ver las fotos de tu piso y la verdad es que lo estoy valorando muy seriamente…

  3. Las baldosas hidráulicas me encantan!!!! Cuando hace un par de años reformamos nuestro baño pusimos baldosas hidráulicas en el suelo del baño, era una de las cosas que teníamos clara cuando nos planteamos la reforma que el suelo iba a ser de ese estilo.

Comments are closed.

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Omar on Odio Star Wars
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron «loca»
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
Alejandra deF on Queridas madres del Whatsapp
Sara Palacios on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Carmen on ¡Adoro Divinity!
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
María on Ladrones de tiempo
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Natalia Martín on Dale a tu cuerpo alegría
Mamá Resiliente (@MamaResiliente) on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Limonerías