¿Vacaciones con amigos? 5 tips para que sean perfectas

1

Seguro que más de una, recuerda unas vacaciones con amigos que fueron un auténtico desastre. Pero seguro que también recuerdas ese viaje que hiciste, y que aún hoy te sigue arrancando una sonrisa. Que las vacaciones con amigos sean un éxito depende de muchos factores, que hoy os voy a ir contando, aunque seguro que vosotros tenéis alguna idea que aportar.

Todo depende de cómo os planteéis las vacaciones, si como una escapada cultural o como unos días de relax y vacaciones. Esta diferencia será clave y llevará el peso de la actitud que tendréis todos los que vais a disfrutar de unos días de asueto.

vacaciones con amigos

5 tips para que las vacaciones con amigos sean un éxito

1. Tener confianza con las personas que viajas.

Sin duda, es clave para que estas vacaciones salgan redondas. Poder hablar libremente, sin miedo a que las otras personas tengan una reacción que no esperas, hace que podáis decidir el destino, los planes, los restaurantes o los horarios.

Si sois capaces de establecer las reglas que van a regir vuestros días, seréis más libres, más felices y os habréis ahorrado muchos problemas.

2. Tener los mismos intereses (culturales o de ocio).

Os pongo en situación, ¿os imagináis queriendo ir a vivir la noche de la ciudad que va a acogeros en vuestras vacaciones y que vuestros compañeros de viaje quieran madrugar para recorrer todos los lugares de interés  cultural de la región? Sería terrible porque unos querrían vivir el día y otros la noche.O que unos pretendieran hacer el Camino de Santiago de albergue en albergue y otros de hotel.

Sería conveniente, que a la hora de la planificación, tengáis claro qué tipo de viaje queréis, si vuestros amigos son de madrugar, de descansar o de recorrer las ciudades de manera incansable.

3. Si viajas con niños que estos tengan edades similares.

vacaciones con amigos

Lo ideal que todos los niños sean de la misma horquilla de edad para que coman de manera similar, anden más o menos lo mismo. Lógicamente, no es posible que todos los niños hagan exactamente lo mismo, pero si comparten juegos, comparten platos y horas de sueño.

En nuestras vacaciones de los últimos años vamos con unos amigos que tienen un hijo como la nuestra pequeña. Se conocen desde que tienen uso de razón, por lo que comparten absolutamente todo. Ya tienen cinco años y comen bastante bien, por lo que pedirles un plato de macarrones para los dos, es una opción genial.

Aguantan más o menos las mismas horas, y ya no necesitan siestas.

4. Ser de gustos a la hora de comer similares.

Hay gente que es realmente complicada a la hora de comer, que no les gusta casi nada, que tienen una alimentación muy limitada, o por el contrario, que son de los que nunca tienen fondo e incluso cuando van con amigos se piden el plato más caro de la carta. 

Hay que ir sin prejuicios sabiendo que hay que ser generoso y que no se puede llevar todo medido. Hay que ser consciente que tienes que adaptarte al ritmo que habéis impuesto, y que si habéis acordado cenar en pizzería, no te vas a pedir el chuletón de 30 € (aunque esté en la carta).

5. Capacidad de adaptación.

Yo soy de madrugar y mi marido de trasnochar, pero al final, en el punto medio está la virtud. Así que todo es cuestión de tener interés, de esforzarte un poco y como os decía antes, ser generosos con los demás. Ponerte en la piel del otro y evitar problemas y malos rollos.

En definitiva, es mucho más sencillo, si quieres ir a tu bola, a tu ritmo y sin tener que adaptarte a los demás, tienes la opción perfecta, que es viajar sola o con tu familia. Si quieres compartir una experiencia diferente, disfruta de unas vacaciones con amigos. Os dejo el enlace de mi amiga Con los niños en la mochila, que nos propone un sinfín de planes.

Imagen: Pixabay

Comparte
Artículo anterior12 Consejos para evitar el estrés
Artículo siguienteTeletienda ¿En serio me quieres vender ESO?

María José Sarrion, profesional de los RRHH y blogger de La Alcoba de Blanca desde hace más de 4 años. Necesito como respirar contar lo que me pasa por la cabeza. Soy mujer y madre de 2 niñas, que han sacado facetas nuevas en mí. Multiapasionada, creativa e inquieta. Y con ganas de hablar de otros temas distintos a la maternidad. Porque como decía una buena amiga “hay vida más allá de la maternidad”.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Introduce tu comentario
Introduce aquí tu nombre