lunes, mayo 16, 2022
InicioOcioThe Good Place, la locura hecha serie

The Good Place, la locura hecha serie

Hay series a las que llegas porque alguien te las recomienda, porque lees una crítica positiva o porque escuchas algo. A The Good Place llegué porque Netflix me la sugirió cuando andaba en busca y captura de algo ligero para ver y Kristen Bell, su protagonista, me cae bien.

Ella es, para quienes seáis de mi edad, Verónica Mars y para quienes seáis más jóvenes, la voz de Elsa en Frozen en su versión original. Si sabéis un poco de inglés os recomiendo ver este vídeo que os pongo a continuación de Kristen Bell con (la adorable y cachondísima) Melissa McCarthy en el que se dedican a contestar las preguntas más frecuentes que hace la gente a Google sobre ellas. ¡Es para morirse de risa!

A lo que iba: llegué a The Good Place con cero expectativas y me encontré con una serie que está realmente bien ¡y sobre todo, que es tremendamente divertida!

The good place

El argumento de The Good Place

Eleanor Shellstrop (Kristen Bell) es una chica que fallece en una muerte estúpida y llega a The Good Place, un lugar que es el equivalente al cielo de algunas religiones. La recibe Michael (Ted Danson) que le cuenta que ahí sólo están la crème de la crème y que son todo personas excepcionales… pero resulta que ha habido un error y Eleanor en realidad es una persona bastante… cuestionable. No es que sea una asesina en serie, pero sí que era súper egoísta, bastante cruel y un poco lo peor. El caso es que la perspectiva de ir a The Bad Place no le seduce en absoluto y decide intentar convertirse en una buena persona para poder quedarse en ese lugar y que no se note. ¡Pero le resulta complicadísimo!

The good place

The Good Place es un lugar realmente peculiar y kitsch. Está construido en función de los deseos de los habitantes de cada barrio (exactamente el mismo número de personas en cada uno de ellos) y pueden convivir megamansiones con casitas con encanto una al lado de la otra. Los comercios son maravillosos: la librería tiene exactamente todos los libros que quieras leer, el restaurante cocina tus platos preferidos y así todo. Ah, y como dice Michael, está lleno de tiendas de yogur helado porque ¿a quién no le gusta el yogur helado?

The good place michael

El problema está cuando tanta perfección se hace un poquito difícil de aguantar, especialmente cuando tú, como Eleanor, no tienes nada de perfecta…

Pura comedia

Un enfoque como este podría haberse planteado de múltiples formas, pero entre todas las aproximaciones posibles The Good Place eligió precisamente la más delirante. ¡Y es que la serie es una completa risión! Tal vez tengáis que tener un humor sencillo como el mío, pero os prometo que yo me muero de risa. Un ejemplo: se supone que las casas que tienen en el cielo son reflejo de sus gustos personales y la suya está decorada para la supuesta buena persona que es… con una galería de retratos de payasos, porque se supone que es lo que más le gusta del mundo. ¿A qué ser humano le gustan los payasos? Desde luego no a mí ¡qué miedo!.

Tahani The good place

Otra cosa que a mí me mata de la risa es que en The Good Place no se puede decir tacos, así que absolutamente todos los juramentos acaban resultando muy risibles. En inglés cambian siempre “fuck” por “fork” o “Shirt” por “shit” y en español me cuentan que los traductores son bastante creativos también para mostrar esto.

the good place

Como dice mi amiga Oiane, a veces me gustaría saber qué se han fumado los guionistas porque ¿Cómo diablos se les pueden ocurrir esas cosas tan locas? En The Good Place la imaginación parece no tener límites y absolutamente todo tiene cabida. Es cierto que la serie venía precedida por dos grandes éxitos de su creador, Michael Schur (Parks and Recreations y The Office), pero es cierto que es una serie … peculiar. Es como si hubiesen decidido crear sin filtro. ¿Que es una locura lo que estamos proponiendo? ¡Qué más dará! ¡Arriesguémosnos! Mi sensación es que no es una serie mainstream pero que sí que irá llegando a más gente por el boca-oreja.

The good place

Los personajes

Para mí uno de sus completos aciertos es su reparto compuesto de 6 personajes, cada uno con mucha más enjundia de la que pudiera parecer a primera vista.

  • Kristen Bell como Eleanor Shelltrop: soy muy fan de la vena cómica de Kristen Bell que consigue componer un personaje realmente divertido. Por un lado está la Eleanor que fue en la tierra (a la que podemos ver a través de flashbacks), una tipa bastante deleznable y la que es en The Good Place, que sigue manteniendo ese fondo pero que trata de cambiar ¡con muchos esfuerzos!
  • Ted Danson como Michael: Michael es el arquitecto, el funcionario que dirige esa parte de The Good Place. Una vez que superas que Ted Danson está súper mayor (y no es tan viejo, acaba de cumplir los 70) lo cierto es que está estupendo en su papel y no podrían haber elegido a nadie mejor. Además la química cómica con Bell es maravillosa.

Ted Danson

  • William Jackson Harper como Chidi Anagonye: Es supuestamente el alma gemela de Eleanor. Un profesor de ética con auténticos problemas para tomar decisiones.
  • Manny Jacinto como Jason / Jiangyu: Se supone que ha llegado a The Good Place como un monje budista que no habla. No tardaremos mucho en descubrir que no es precisamente el más listo del lugar.

Cast The good place

  • Jameela Jamil como Tahani Al-Jamil: Es la chica perfecta. Una inglesa de ascendencia india de piernas interminables, labios maravillosos y un aspecto fantabuloso. Pero toda la vida ha estado a la sombra de su hermana compitiendo con ella.
  • D’Arcy Carden como Janet: Janet no es una persona sino que es un ordenador, parte del sistema. Sólo hay que llamarla por su nombre y se aparece por sorpresa. Las escenas con ella suelen ser las más surrealistas porque se supone que no tiene sentimientos (ni sentido común) así que es todo bastante hilarante.

Janet The good place

No puedo más que recomendaros esta serie que ha sido todo un descubrimiento. Si tenéis Netflix, no dejéis de verla.

Sara Palacios
Sara Palacioshttp://www.mamisybebes.com
Soy Sara Palacios, aunque en la red muchos me conocen como Walewska, mi nombre de guerra. Soy curiosa, inquieta, seriéfila, gafapastas y a ratos pedante. Los que me conocen dicen que tengo mucho sentido del humor y yo no sé si soy graciosa o no, pero que me gusta reírme continuamente es un hecho. ¡Soy una optimista incorregible!
RELATED ARTICLES

1 COMENTARIO

  1. ¡Jajaja! Yo la estoy viendo sola porque a este hombre esta no le cuadra para nada. En español los tacos quedan un poco gallegos 😛 Teniendo en cuenta que he tardado 14 meses en acabar la última serie que empecé con el niño ¡a saber cuándo acabaré esta pese a ser corta y de 2 temporadas!

Los comentarios están cerrados.

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Omar on Odio Star Wars
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron “loca”
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
Alejandra deF on Queridas madres del Whatsapp
Sara Palacios on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Carmen on ¡Adoro Divinity!
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
María on Ladrones de tiempo
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Natalia Martín on Dale a tu cuerpo alegría
Mamá Resiliente (@MamaResiliente) on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
El espacio del bebé on Fantaseando… o quizá no
Cuestion de Madres on ¿Cómo comunicaste tu embarazo?
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Fantaseando… o quizá no
Noelia - Golosi on Modas ideales que vuelven.
Johanna Arco on Modas ideales que vuelven.
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo