domingo, mayo 22, 2022
InicioReivindicamos¿Por qué se vistió de negro en los Globos de oro? El...

¿Por qué se vistió de negro en los Globos de oro? El movimiento Time’s up

En la madrugada del lunes se celebraron los Globos de Oro, los más reivindicativos de las últimas décadas. Por una vez, mujeres y hombres abandonaban el habitual colorido para vestir de negro, todos. ¿Por qué? El uso del color negro ha sido una forma de protestar por los recientes acontecimientos en los que se ha dicho basta a los acosadores. Hace unos meses se destapó el caso Weinstein, que precipitó la caída del otrora magnate del cine (es posible que muchos no lo reconocieran entonces por su nombre, pero es quien estaba detrás de Miramax). Abusos de poder, acoso sexual y violaciones que sonrojaban a cualquiera y, lo que es peor, que se consintieron siendo todo el establishment cómplice.

Pero si para algo ha servido el caso Weinstein ha sido para despertar: primero la iniciativa en redes sociales del #metoo, etiqueta bajo la cual innumerables mujeres han hemos denunciado un sinnúmero de acosos, totalmente normalizados. Produce escalofríos darnos cuenta de que son mayoría las mujeres que de un modo u otro se han sentido acosadas. Escalofríos. Miedo. Asco. Todo junto.

Time's up
El reparto de The handmaid’s tale vestido de negro vía www.goldenglobes.org

Time’s up

Esta iniciativa ha ido, sin embargo, más allá: en los Globos de Oro de este año se ha vestido de negro gracias al movimiento Time’s Up, formado por unas 300 mujeres de la industria del cine. Entre ellas Reese Witherspoon, Natalie Portman, Laura Dern, Emma Watson, Meryl Streep, Eva Longoria, Brie Larson, Nicole Kidman, Cate Blanchett, Jennifer Lawrence por citar algunas (tienes la lista completa aquí), auténticos pesos pesados en el cine. Mujeres hartas de que en las entregas de premios sólo les pregunten por los diseñadores de sus vestidos, hartas de cobrar menos que sus compañeros, hasta el moño de que no haya papeles decentes para mujeres de más de cuarenta, de que se las ningunee en los premios. Este año, sin ir más lejos, el premio a la Mejor Comedia se lo ha llamado Lady Bird, una película de la actriz y directora Greta Gerwig, a la que ni siquiera han nominado a mejor dirección. Desde Barbara Streisand, que ganó por Yéntl hace 34 años, no ha premiado a ninguna otra mujer. ¿En serio?  Menos mal que ahí teníamos a Natalie Portman para poner la puntilla de manera muy… sutil.

Lamentablemente las iniciativas que se ponen en marcha en los premios (recordad el #oscarsSoWhite del año pasado) parece que a veces se quedan en eso, en una protesta en la gala y ya. Pero parece que la iniciativa Time’s Up va a ir más allá porque, lejos de quedarse en desideratas, está recaudando dinero. De un objetivo fijado en 15 millones de dólares se han recaudado ya 13,4. Esta cantidad está destinada a proporcionar apoyo legal a mujeres y hombres que han sido objeto de acoso sexual en todos sus grados en su lugar de trabajo. El acoso nace de una posición de poder: se abusa porque se puede, y esto afecta a muchísima gente en una cantidad ingente de ámbitos.

“Con demasiada frecuencia, el acoso persiste porque los perpetradores y los empleadores nunca enfrentan ninguna consecuencia”

Carta abierta Time’s up 

El movimiento Time’s Up pide más mujeres en puestos de poder y liderazgo, así como igualdad de beneficios, oportunidades, remuneración y representación, pero no sólo para ellas, actrices y en cierto modo bien pagadas (aunque menos en comparación con sus colegas masculinos), sino para todos los sectores y estratos sociales. La iniciativa busca impulsar legislación que cambie las cosas y se compromete a hacer su parte del trabajo, es decir, buscar historias de mujeres y contarlas.

time's up

Algunos de los hechos en los que ponen el acento desde la iniciativa Time’s up:

  • 1 de cada 3 mujeres entre 18 y 34 años ha sido acosada en el trabajo. El 71% no denuncia(mos)
  • El acoso sexual afecta más a las mujeres con trabajos mal pagados.
  • El 50% de los hombres piensa que las mujeres están suficientemente bien representadas cuando hay 1 entre 10 en puestos directivos. El 33% de las mujeres opina lo mismo.
  • Por cada dólar que se le paga a hombres se paga 0,81 a mujeres blancas no hispanas, 0,88 a asiáticas y 0,65 a mujeres afroamericanas e hispanas en Estados Unidos.
  • Un tercio de los países del mundo no tiene leyes en contra del acoso sexual.

Estas, entre otros aspectos, son las cosas contra las que el movimiento quiere luchar. No podemos más que sumarnos a la causa porque hace falta realmente mucha unión entre las mujeres y también entre los hombres para conseguirlo. No tenemos que tener miedo al feminismo sino tratar de equilibrar la balanza.

Os dejo con el magnífico discurso de Oprah Winfrey aceptando su Globo de Oro honorífico. No podéis perdéroslo.

Sara Palacios
Sara Palacioshttp://www.mamisybebes.com
Soy Sara Palacios, aunque en la red muchos me conocen como Walewska, mi nombre de guerra. Soy curiosa, inquieta, seriéfila, gafapastas y a ratos pedante. Los que me conocen dicen que tengo mucho sentido del humor y yo no sé si soy graciosa o no, pero que me gusta reírme continuamente es un hecho. ¡Soy una optimista incorregible!
RELATED ARTICLES

1 COMENTARIO

Los comentarios están cerrados.

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Omar on Odio Star Wars
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron “loca”
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
Alejandra deF on Queridas madres del Whatsapp
Sara Palacios on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Carmen on ¡Adoro Divinity!
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
María on Ladrones de tiempo
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Natalia Martín on Dale a tu cuerpo alegría
Mamá Resiliente (@MamaResiliente) on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
El espacio del bebé on Fantaseando… o quizá no
Cuestion de Madres on ¿Cómo comunicaste tu embarazo?
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Fantaseando… o quizá no
Noelia - Golosi on Modas ideales que vuelven.
Johanna Arco on Modas ideales que vuelven.
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on