lunes, enero 24, 2022
InicioViajes¿Nos escapamos a Londres este puente?

¿Nos escapamos a Londres este puente?

Este o cualquier otro porque Londres es esa ciudad a la que siempre vas a querer volver una vez que la conoces por primera vez. Londres tiene de todo para todos los gustos, para todas las edades y para todos los bolsillos. Un fin de semana largo o un puente es el tiempo perfecto para una toma de contacto con la capital británica, ya verás. Una escapada por Londres es n plan que va a encantaros a todos en casa.

Te cuento esos sitios que personalmente creo que son imprescindibles para visitar en Londres si no has ido nunca, dónde comer y dónde dormir, esos pequeños detalles que a veces son vitales para que la estancia sea un caos o una escapada perfecta.

Preparativos para ir a Londres

Lo primero que tienes que hacer es tener el pasaporte en regla, sí ¡cómo lo lees!

Ya no es Europa así que ya no puedes viajar allí sólo con el documento nacional de identidad, necesitas tener el pasaporte en vigor y si vas con niños ellos también, ya sabes, mejor prevenir que lamentarse como les está pasando a los ingleses, todo sea dicho.

Damos por hecho que el tema de las vacunas contra el COVID-19 lo llevas al día o las PCR o lo que decidas. Para eso lo mejor es que pases por la web oficial donde puedes informarte de verdad.

Las compañías aéreas suelen facilitar toda la información necesaria pero no está de más que le eches un ojo o a la página web de la propia ciudad de Londres para conocer la normativa o como mínimo la del Ministerio de Exteriores que también te puede dar información sobre esto.

Ya con el pasaporte en la mano vamos a meternos con la maleta, de mano o sea de cabina. Para pocos días es mucho más cómodo no facturar así que cada uno de los viajeros con una pequeña maleta de cabina y todo solucionado.

En Londres llueve, eso es así e incluso a veces nieva, a mí me ha nevado lo confieso.

Un impermeable siempre, siempre, siempre es imprescindible en la maleta. En cada maleta, ya sabes, cada uno el suyo y si puede ser con capucha mejor que mejor porque llevar paraguas es muy complicado, muy cansado, muy aburrido, muy incómodo e incluso peligroso. Nada, no hay paraguas si hay impermeable con capucha.

Lo imprescindible ya estaría: el pasaporte, la maleta de cabina y el impermeable.

Lo demás ya pues a gusto del usuario y dependiendo del número de días y de los distintos outfits que cada uno quiera ponerse. La bolsa de aseo ya sabes que mejor transparente y con los tamaños que permiten las compañías si no vas a facturar la maleta.

Lo bueno es que en Londres puedes comprar de todo así que a lo mejor el champú o el gel lo compras allí para todos y asunto solucionado.

Qué ver en Londres sí o sí

A ver, cada uno tiene sus gustos y sus preferencias pero si no has ido nunca a Londres hay unos puntos que la visita es casi obligada y de verdad que hay suficientes motivos como para que lo sean.

Empiezo por uno de mis lugares preferidos, el Museo Británico.

Es tan brutal, tan excesivo, tan espectacular que da igual las veces que vayas o hayas ido a la ciudad porque siempre merece la pena volver a recorrerlo.

Es gratuito, eso siempre es de agradecer y es al mismo tiempo inabarcable para verlo en una sola visita así que lo mejor es que selecciones una zona o unas salas y te centres en disfrutarlas. Al resto ya volverás en próximas visitas, seguro.

Una recomendación: aprovecha la hora de la comida y come en el museo. Tiene un restaurante muy interesante, sobre todo para ir con los más pequeños, comida rápida de cuidada y un menú muy asequible.

Comer una pizza o una crema de calabaza en el museo y después pasearlo hasta que cierre es uno de nuestros planes favoritos.

Otro museo que no puedes dejar de visitar es el Museo de Ciencias Naturales.

Es que es tan espectacular o más que el Museo Británico por lo que no es discutible, te va a dejar sin palabras desde que lo veas en plena calle hasta cuando entres al recibidor central. Es mágico, es increíble y todo lo que encierra merece la pena disfrutarlo.

Lo mismo que el anterior, no pienses que en una sola visita vas a poder dedicarle el tiempo y la atención que merece, es imposible. Además, tienes que guardar energías para seguir visitando los imprescindibles de Londres.

La siguiente parada la tenemos en el Parlamento Británico con su Big Ben incluido, claro. Una visita interesante en la que vas a aprender y a sorprenderte con la historia del edificio y de sus «trabajadores». Tiene historia para sorprender a cualquier visitante de cualquier edad.

La Torre de Londres es de todo menos una sola torre, es una pequeña ciudad, es un paseo por el pasado más oscuro, más tétrico y traidor y también por el que se llena de oropeles y brillos y coronas y tesoros.

La Torre de Londres tiene visita obligada también aunque no sé si en una primera escapada os va a dar tiempo a todo porque aún no habéis paseado por la baldosa de cristal del Puente de Londres ni habéis recorrido alguno de los mercadillos más conocidos de la ciudad que son un mundo aparte muchos de ellos y que os van a robar el tiempo y no sólo los ahorros. Merecen mucho la pena y que disfrutéis de la música que suene en algunos de esos mercados callejeros también así que sí, id sin prisas.

Obviamente se nos quedan sitios para próximas visitas, si Zamora no se conquistó en una hora ni os cuento cuantas horas pueden necesitarse para conocer un poco mejor la ciudad de Londres. Merece la pena que la conozcamos con tiempo, sin prisa, dándonos un respiro entre un lugar y otro, mezclando lo más elegante y ortodoxo con lo más popular y rompedor porque esta ciudad es todo eso y mucho más.

Pilar Fonsecahttp://www.mamasfulltime.com/
Primero fui mujer, después periodista, luego esposa y ahora además de todo eso madre. Esto último me obligó a reorganizar todo lo anterior. Me gusta escribir y comunicar. Disfruto con un buen libro, una buena película, una buena serie, un buen viaje y una buena charla con amigos. Podría alimentarme sólo de queso y chocolate acompañados de un buen vino, una que es mujer de gustos sencillos.
RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Introduce tu comentario
Introduce aquí tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron «loca»
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Natalia Martín on Dale a tu cuerpo alegría
Mamá Resiliente (@MamaResiliente) on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
El espacio del bebé on Fantaseando… o quizá no
Cuestion de Madres on ¿Cómo comunicaste tu embarazo?
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Fantaseando… o quizá no
Noelia - Golosi on Modas ideales que vuelven.
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
Limonerías on Tu tripa tras el parto
carmen hdez on Ay cuándo seas madre…
Sara Palacios on Cómo hacer gif animados
María - Mivi Mamá on Vecinos, ¿amor y odio?
marisa, la estresada on Nos separamos, y ahora ¿qué somos?
Cata de Mamatambiensabe on ¡Hospital mon amour!
Limonerías on Placeres culpables
Verónica on La llamaron «loca»
marisa, la estresada on La llamaron «loca»
AL REVES DEL MUNDO on ¡Qué haría yo sin mis amigas!
AL REVES DEL MUNDO on Y tú, ¿qué coleccionas?
chewacca on Odio Star Wars
Mónica de Objetivo Tutti Frutti on Adolescentes y Sexo
Almudena on Adolescentes y Sexo
Catalina on Adolescentes y Sexo
Mamá y la tribu on Ser madre y opositar
Noelia - Golosi on … y lo metió en casa
María Dolores Pujalte on Siempre son los hijos de los demás
Natalia Martín on Tiempo para ti
Natalia Martín on La madre que nos parió
María José Sarrión on Cómo ir calentita sin perder estilo
María José Sarrión on Cómo ir calentita sin perder estilo
Natalia Martín on ¿Te animas con el trapillo?
Sara Palacios on Problemas del primer mundo
Natalia Martín on Elogio de la sobriedad
Natalia Martín on Libros inspiradores para 2016
Alfonso de Lózar on Propósitos de Año Nuevo
Rocío Bloguera on Nacer el Día de los Inocentes
Maria Mivinailart on Recuerdos de Navidad
Natalia Martín on Necesito ser asocial…
Natalia Martín on Necesito ser asocial…
Natalia Martín on Necesito ser asocial…
Natalia Martín on Necesito ser asocial…
Natalia Martín on Necesito ser asocial…
Natalia Martín on Necesito ser asocial…
Natalia Martín on Necesito ser asocial…
Natalia Martín on Necesito ser asocial…
Natalia Martín on Necesito ser asocial…
Natalia Martín on Necesito ser asocial…
Natalia Martín on Recuerdos de Navidad
La Sonrisa de Mini Yo on Recuerdos de Navidad
Mi único norte on Necesito ser asocial…
Viejabruja on Liga con Star Wars
Ruth de R. on Liga con Star Wars
Natalia Martín on Disfruta de la Navidad
Alejandra deF on Abraza la moda navideña
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Maria Mivinailart on Frases de madre
Maria Mivinailart on Se vende
Peña on Frases de madre
Limonerías on Se vende
Cristina Prieto on Se vende
Limonerías on Tipos de amistades 2.0