Venecia en familia, la magia a pie de calle

0

Venecia es una ciudad de cuento y a las ciudades de cuento hay que con niños si es posible. Caminar, navegar, comer deliciosas pizzas, sorprendernos con las joyas que esconden las calles de la Serenissima.

Desde que bajas del avión en el aeropuerto Marco Polo empieza la aventura porque no hay autobús o coche o taxi que te lleve a Venecia, bueno taxi sí pero no con ruedas sino que va por los canales.

Comer y dormir en Venecia

Lo primero, como ya os he comentado otras veces, es tener localizado el alojamiento y con niños para nosotros lo más cómodo siempre es un apartamento.

Estuvimos encantados en un piso céntrico casi al pie del puente de Rialto y con unos anfitriones encantadores que nos traían pasteles e incluso un frizzante uno de los días para brindar por Venecia.

Dos habitaciones, una cocina, un salón con mesa de comedor y un baño, nada más y nada menos, eso en Venecia es un lujo para poder descansar después de los paseos por la ciudad.

Venecia

Porque la ciudad del agua es perfecta para caminarla, recorrerla y sobre todo para perderse por sus callejones. De hecho se dice que si no te has perdido en Venecia es que no has estado en Venecia y puedo aseguraros que es verdad, cien por cien.

A nosotros nos encanta eso de perdernos (más o menos bajo control, todo sea dicho) porque es la mejor forma de encontrar rincones que no salen en las guías. Esa terraza perfecta donde disfrutar tranquilamente de un Bellini, esa iglesia diminuta con todo su encanto y con una cantidad de obras de arte que os dejaran sin respiración.

Cada esquina de la ciudad te regala un “campo” que no plaza porque en Venecia solo hay una plaza y es la Plaza de San Marcos, eso ya son palabras mayores.

Comer en Venecia es genial sobre todo yendo con niños amantes de la pasta y la pizza. La oferta es inmensa, hay cientos de establecimientos para elegir aunque eso, como casi siempre, lo elige el presupuesto que tengáis porque algunos tienen precios prohibitivos.

También es verdad que los establecimientos en los que se puede comprar comida para llevar son una opción estupenda, sobre todo si os alojais en un apartamento y lo tenéis cerca de casa como nos pasaba a nosotros.

Imperdibles de Venecia

Para una primera toma de contacto con la ciudad yo no lo dudaba y me unía a alguno de los FreeTours que la recorren por distintos barrios y a distintas horas.

Podéis encontrarlos en internet o ver sus paraguas de colores por la ciudad pero tendréis que inscribiros porque tienen un número máximo de personas en cada tour.

Teniendo en cuenta que el centro histórico de la ciudad es recorrido cada año por 30 millones de turistas es inviable que los grupos sean demasiado grandes porque si no se colapsaría la ciudad más de lo que ya lo hace algunas horas cada día.

La población de la ciudad se va, se aleja de Venecia porque es demasiado complicado vivir con un aluvión de turistas asi, es casi inimaginable ¿verdad?

Una vez realizado el Free Tour ya tenéis una idea de qué sitios, qué monumentos y qué edificios no podéis perderos de la ciudad.

La Plaza de San Marcos que antes mencionábamos y el Puente de Rialto son sólo dos de esos imprescindibles pero hay muchos más.

El Palacio Ducal es impresionante, el Museo de Historia Natural, el Museo Arqueológico o el Museo de Arte Contemporáneo tienen un encanto especial.

Pasad por una de las oficinas de turismo si vais a estar varios días en la ciudad y preguntarles por las tarjetas (para un dia, para tres o para una semana) que os permiten visitar varios de estos museos e incluso moveros en el transporte público veneciano: los ferrys.

Además, tendréis que sacar un rato para recorrer Burano y Murano, las dos islas más famosas de todo el archipiélago sobre el que se asienta la propia Venecia.

Una, la de Murano, está consagrada al cristal al cien por cien en todas sus formas y posibilidades, la otra Burano, es un pueblito lleno de color por el que pasear y hacer una parada para descansar del bullicio de la gran ciudad de cuento que es Venecia.

Venecia es una ciudad de cuento

Venecia está construida sobre un archipiélago de pequeñas islas, unas 120 islas más o menos y están unidas entre si por los innumerables puentes que recorren la ciudad.

Ademas Venecia esta levantada sobre pilares de madera, los guías lo describen como un bosque del revés y esto conlleva que Venecia se hunde, cada año, irremediablemente y los 30 millones de visitantes anuales unidos al calentamiento global están acelerando su hundimiento.

Ya veis que motivos hay más que de sobra para pasar un fin de semana largo, un puente o unos días de vacaciones en Venecia en familia y preparaos para disfrutar, para construir recuerdos juntos y para emocionaros con sus ojos sorprendidos cuando descubran la magia de esta ciudad.

Fotos | Pilar Fonseca