Modas que nunca deberían haberse puesto de moda

0

Sí, algunas nos gustan sólo un poco y otras nos gustan aún menos, pero ha habido y hay tendencias de moda que jamás entenderemos cómo pudieron enamorar al personal, así en general, para que durante años hayan estado en el candelero.

Reconozcámoslo hay cotumbres, comportamientos, modas en el vestir o en el ocio que nunca deberían haberse puesto de moda y estas son las que se nos han ocurrido a nosotras así, rascando sólo un poquito nada más, pero la lista es interminable ¡y lo sabes!

Los bigotes setenteros (Sara)

De un tiempo a esta parte me fijo mucho en la estética de los bailarines de los distintos programas porque generalmente abrazan las tendencias de la moda antes que nadie. Se supone que son fashion forward, o lo que es lo mismo, moda que ven, moda que pillan. En ellos me he dado cuenta de que están viniendo cosas que me horrorizan. Bien por ellos, si les gusta, por llevarlo, pero a mí me sangran los ojos cuando los veo en verano con un fardahuevos o turbopacket luciendo sus maravillosas anatomías y esos bigotes setenteros que jamás se deberían haber recuperado. Muerte al bigotillo, metámoslo en un cajón junto con las riñoneras. 

Chandal y tacones (María L. Fernández)

chandal y zapatos de tacón

Me da igual que sean chandals de lentejuelas y brillos -lo cual, en si mismo, es ya una aberración-, eso de combinar una prenda pensada por y para hacer deporte con tacones… como que no lo veo. Por mucho que en un giro arriesgado don Amancio y su imperio hayan osado sugerirlo el pasado otoño. No, no y no. O chandal, o tacones, que eso de elegante pero informal es otra cosa muy distinta.

Las riñoneras

modas riñoneras
Instyle

Hay modas que mejor que estén mejor muertas y bien enterradas. Ese es el caso de las riñoneras. ¡Qué sí! Que las pueden hacer Gucci o Louis Vuitton pero a mi me siguen recordando a ciertos señores de la década de los 80 paseando por la playa con pelo en pecho y bañador ceñido. Solo de recordar esa imagen tengo escalofríos.

Las hombreras (María Jardón)

Me vais a perdonar porque seguramente a varias de vosotras os gusten o penséis que estilizan, pero para mi no hay cosa más horrible que las hombreras. Recuerdo con horror tener alguna prenda cuando era adolescente con hombreras y me parecían horribles, antes y ahora. Últimamente me da la sensación que es una moda que quiere volver y me echo a temblar.

Los reallity shows (Pilar)

realities

Lo siento, salió la rancia del grupo pero es que no puedo con ellos, me superan y saber que en nuestro país tenemos el triste récord de ser el país del mundo con más ediciones de alguno de esos reallities en los que encierran a un grupo de humanos en una casa y los observan como a cobayas me produce una desazón muy desagradable.

No me gustan, no me gusta que los vean millones de personas, ni me gusta que estén a todas horas en la parrilla de alguna televisión y me hubiera gustado mucho que nunca, nunca, nuuuuunca se hubieran puesto de moda pero ¡es lo que hay!