martes, mayo 17, 2022
InicioFrikismoVuelven el cole y los grupos de whatsapp

Vuelven el cole y los grupos de whatsapp

Sí, han vuelto los grupos de whatsapp. Probablemente si ya eres una madre experimentada y llevas conviviendo con los grupos un tiempo, al volver del verano, estos empezarán a adquirir vida propia de nuevo. Algunos aparecen, otros desaparecen y los que pensabas que habían quedado inactivos, de repente, en septiembre, renacen y ya continuarán con nosotros hasta junio.

Con los cambios de ciclo, o de clase, los grupos pasan a estar de actualidad. Hoy en día, hay que ser muy valiente para abrir el grupo, so pena de que el resto piensen que “eres esa madre que está en todos los saraos.” Y os digo, que el de la clase de mi hija pequeña, que ha pasado a primaria este año, tardó en crearse 3 horas… Andábamos todas mirando de reojo el móvil esperando a ver quién era la osada que daba el paso, y en ese momento…

grupos de whatsapp
Grupo real como la vida misma

Y seguíamos y seguíamos, presentándonos. Y aquí va la primera confesión… No me he memorizado ningún número más. Es más, de la clase de la mayor de primaria hay números que sigo sin tenerlos memorizados, y mi intención es no incrementar mis contactos salvo que sea estrictamente necesario.

Me da una pereza enorme, porque no sé quiénes son los niños, y lógicamente, tampoco sé quiénes son los padres. He empezado a insinuarle a mi hija, que si está a gusto con sus amigas, que tampoco es preciso que haga más amiguitas, con las que tenemos estamos bien y con sus madres y padres hemos hecho un grupito molón.

grupos de whatsapp

A decir verdad, cuando tenía quince, veinte o hasta treinta años, me consideraba una persona muy sociable, que solía ir ampliando su grupo de amistades, pero a día de hoy, he cerrado el cupo, me he hecho más selectiva y ya no paso por crear nuevas amistades.

Y es que que nuestros hijos sean amigos no es equivalente a que si quedan ellas a jugar, yo tengo que estar de palique con alguien que no me cae bien.

Creo que se me conoce “la madre que  abandonó dos veces el mismo grupo de whatsapp” y es que no olvidemos que los grupos bien utilizados pueden ser un arma muy útil y que te sacan de más de un apuro. En clase de la mayor tenemos un padre que elabora unas notas geniales de la reuniones y que luego nos las pasan en el grupo provocando gestos de admiración en todos los integrantes.  Para estos supuestos en una bendición. Pero cuando los grupos no se usan bien, entonces se convierten en un arma de doble filo que puede traer muchos problemas o incluso dar pie a tesis doctorales sobre las libretas.

grupos de whatsapp

Nunca jamás pensé que comprar seis libretas dieran para toda una “Oda a la libreta”: Libreta de dos líneas o de cuadrícula; de pauta Montesori, de cuadrícula de cuatro o cinco milímetros, con gusanillo o con grapas, tamaño A4 o A5, de tapa dura, de plástico o de tapa semi-rígida; de 80 gr o de 90 gr. Vamos a ver, señores, saquen las reglas y midan la distancia entre las dos líneas, por si la de mi hija es de 3,45 mm o 3,25mm. Desde aquí hago un llamamiento a los profesores de este país. No podéis mandar comprar material de manera libre. Las instrucciones tienen que ser claras y precisas, indicando exactamente qué queréis, el libertinaje da paso a hordas de madres corriendo a la compra del material y fotografiando indiscrimandamente los diferentes modelos de libreta, y generando la más absoluta desconfianza ante una compra tan trascendental.

Otra de mis dudas, es por qué casi no hay ningún padre en estos grupos. Normalmente, suelen haber dos o tres frente a casi treinta madres. Suelen participar poco, y cuando alguna suelta un: “Chicaaaaasss”, se ofende, y se manifiesta.

Vamos a ver caballero, sin entrar en disquisiciones gramaticales u ortográficas, me va a perdonar, pero el “chicaaaasss” igual no era para usted, que desde que dijiste que eras Juan, el papá de Pepito, no te hemos vuelto a oír y se nos ha olvidado que habitas en los grupos de whatsapp, así que, no pasa nada porque se te hable en femenino. 

Por otro lado, os digo, que vivir al margen del grupo es posible y no te conviertes en una apestada social, aunque estés cerca de ello. Arriesgar, vivir al límite le da sabor a la vida y si un día nadie te ha recordado que tenían que llevar el espumillón, pues no pasa nada, tu hijo saldrá del cole sabiendo que él es el reponsable de que no se le olviden sus obligaciones y que los grupos no están para que seamos la agenda de nuestros hijos. Así que si decides pasarte al lado oscuro, allí te estaré esperando.

Mª José Sarrión
Mª José Sarriónhttp://www.alcobadeblanca.com
María José Sarrion, profesional de los RRHH y blogger de La Alcoba de Blanca desde hace más de 4 años. Necesito como respirar contar lo que me pasa por la cabeza. Soy mujer y madre de 2 niñas, que han sacado facetas nuevas en mí. Multiapasionada, creativa e inquieta. Y con ganas de hablar de otros temas distintos a la maternidad. Porque como decía una buena amiga “hay vida más allá de la maternidad”.
RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Omar on Odio Star Wars
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron “loca”
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
Alejandra deF on Queridas madres del Whatsapp
Sara Palacios on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Carmen on ¡Adoro Divinity!
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
María on Ladrones de tiempo
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Natalia Martín on Dale a tu cuerpo alegría
Mamá Resiliente (@MamaResiliente) on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
El espacio del bebé on Fantaseando… o quizá no
Cuestion de Madres on ¿Cómo comunicaste tu embarazo?
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Fantaseando… o quizá no
Noelia - Golosi on Modas ideales que vuelven.
Johanna Arco on Modas ideales que vuelven.
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo