sábado, mayo 28, 2022
InicioLifeStyleEl lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges

El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges

wonderful puterful

Por Alejandra Villaverde, de La Aventura de mi embarazo

Hace unos días me echaba unas buenas risas leyendo un post sobre eso de que no hay que estar todo el puñetero día sonriendo y mostrándose feliz de la vida, a lo Mr. Wonderful, de mano de su antagonista Mr. Puterful.

En este post se daba a entender que el buenrollismo está llegando a límites exagerados, que es de imperativo legal mostrarnos siempre felices, sonrientes, optimistas, que no eres nadie si no tienes una taza que ponga “eres el puto amo del mundo”. La realidad es que unos días te sientes así, cojonudamente feliz, y otros eres una puñetera mierda con patas, sin llegar siquiera a la categoría de mierda del whatsapp, porque esa sonríe y a ti no te sale ni queriendo.

wonderful puterful 01
Mr.Wonderful / Mr. Puterful

Las redes sociales han contribuido a mostrar nuestra vida y sentimientos, pero más bien diría que se hace de manera parcial. Nos gusta mostrar y compartir lo bueno, lo anecdótico, lo simpático, lo gracioso. Es normal que a nadie le guste compartir sus miserias, sus malos momentos, su peor cara, sus frustraciones (las de verdad, no las del bizcocho que se te ha desinflado o la manualidad de tu hijo que te ha salido una chapuza). Eso no quiere decir que se escondan, ni mucho menos que solo exista el lado flower power de la vida.

En realidad, nos sentimos mejor mostrando lo bonito, porque cuando lo haces es además porque disfrutas ese momento, o lo que sea, y te apetece compartirlo con el resto del mundo. No hay nada de malo en ello.

Que no se muestre tanto lo menos bonito no quiere decir no que exista, ni que se oculte. Es sinceramente que cuando estás pasando un mal momento, una mala experiencia, lo que menos te apetece es coger el móvil, hacerte una foto, escribir unas palabras y compartirlo. A mi al menos no me apetece un carajo, con sinceridad. Porque si me siento mal, peor me sentiré si justo en ese momento digo lo mierdamente que me siento. Quizás como terapia sí sea capaz de hacerlo cuando duela un poco menos, porque hay que desahogar, si te guardas el dolor, el sufrimiento, se enquista y hace todavía más daño.

wonderful puterful 02
Mr. Wonderful / Mr. Puterful

A veces nos quejamos de lo políticamente correcta y pefecta que parece la vida de la gente a través de las redes sociales. Ves ese rincón pinterest maravilloso de la casa de una madre, y de repente ves el caos que reina a tu alrededor y crees que lo estás haciendo rematadamente mal. Pero lo mismo ese rincón pinterest divino de la muerte es solo eso, un rincón, y en el resto de su casa hay más caos y desorden que en la tuya, sólo que no se ve.

Es fácil mostrar parcelas de tu vida que puedan parecer maravillosas y dar una visión parcial de ella. No es oro todo lo que reluce, no podemos sacar conclusiones de una imagen, un estado, una sonrisa. Detrás de una sonrisa puede haber muchas lágrimas, detrás de una foto maravillosa puede haber una dura realidad, detrás de una vida pinterest probablemente haya una vida normal y corriente.

Mr Wonderful / Mr. Puterful
Mr. Wonderful / Mr. Puterful

Pensarás que mostrar sólo lo bonito de tu vida es engañar a la gente, que no sirve de nada más que para engañarte a ti mism@ de la vida ideal que no vives. Pues yo creo que sí sirve. Sirve, en primer lugar, para tener motivos para ser positiv@. Sirve, en segundo lugar, para entre lo malo, animarte con esas pequeñas cosas. Sirve, sobre todo, para darte cuenta que a pesar de todo siempre hay algo que merece la pena, aunque te cueste verlo a primera vista.

Pero aunque no lo quieras, mostrar lo menos bonito, el lado puterful de la vida, también es positivo. Porque demuestra que eres de carne y hueso. Porque otras personas que tienen un día de mierder se darán cuenta de que no son los únicos espectros unhappydelavida. Porque cuando pase el tiempo, hayas superado ese momento y eches la vista atrás, te darás cuenta de que lo que un día te quitaba  hasta el aire que respirabas no era tan grave, que todo pasa y en esta vida todo tiene solución menos la muerte. Te ayuda a ver las cosas con perspectiva, esa que nos falta cuando lo malo nubla nuestros pensamientos.

wonderful puterful 04
Mr. Wonderful / Mr. Puterful

Si solo muestras lo bueno te dirán que “menudo buenrollismo falso”, si muestras lo menos bueno te dirán que “menud@ penasdelavida que estás hech@”. Pero ¿sabes? Da igual lo que piensen los demás, lo importante es lo que pienses tú mismo, cómo te sientas en cada momento y la necesidad que tengas de contárselo al mundo, o guardarlo en un cofre bajo siete llaves.

Si tienes un día wonderful y ves unicornios y arcoiris everywhere, enhorabuena. Y si tienes un día puterful en el que te toca las narices hasta el aire que corre, estás en pleno derecho. Lo bueno es que, afortundamente, hay tazas, láminas y libretas para todos los gustos y estados de ánimo. Y a quien no le guste… Para eso está la mierda feliz del Whatsapp.

Fotos: todas las imágenes son del Facebook de Mr. Wonderful y Mr. Puterful

Colaboraciones MMM
Colaboraciones MMM
Este post ha sido escrito por una colaboradora puntual de Mujeres y Madres Magazine. Aquí os damos voz para que la vuestra llegue lejos. Si quieres colaborar con nosotras escríbenos a: hola@mujeresymadresmagazine.com
RELATED ARTICLES

7 COMENTARIOS

  1. Me ha encantado guapa! la verdad es que yo soy más de contar las cosas buenas porque ya tenemos bastantes malos rollos como para ir aireando la mierda jaja pero vamos, que si un día estoy mal, tampoco tengo problemas en decirlo…pero reconozco que soy más bien tirando a happy (será mi optimismo redomado)

  2. Hay días buenos y días malos, pero creo que la mayoría tendemos a compartir solo lo bueno. Aunque solo sea por animarnos a nosotros mismos. ¡Buena reflexión Ale!

  3. Jajaja yo también soy más de Mr. Wonderful porque creo en el poder de levantar el espíritu con chuminadas positivas, que parece que no pero sí. Sin embargo, aunque pocos, de vez en cuando tengo días muy, pero que muy puterful. Muchísimas gracias por dejarme un huequecillo en vuestro espacio, ¡es todo un honor!

  4. Me ha encantado. Al final esa es la vida hoy blanco y mañana negro, pero hay que disfrutar lo bueno, y es lo que nos apetece compartir, y compartir las alegrías hace que sean más alegres también. Soy más de wonderful pero las otras son tremendamente buenas!!!

  5. Jajajaja, la verdad es que no conocía a Mr. Puteful pero me han molado un montón sus frases! Hombre yo soy más de comparti lo bueno precisamente por lo que dices de que cuando uno está mal lo que menos le apetece es ponerse a compartirlo, pero vamos, que momentos malos haberlos haylos, claro que los hay! jajajaja

Los comentarios están cerrados.

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Omar on Odio Star Wars
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron “loca”
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
Alejandra deF on Queridas madres del Whatsapp
Sara Palacios on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Carmen on ¡Adoro Divinity!
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
María on Ladrones de tiempo
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Natalia Martín on Dale a tu cuerpo alegría
Mamá Resiliente (@MamaResiliente) on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
El espacio del bebé on Fantaseando… o quizá no
Cuestion de Madres on ¿Cómo comunicaste tu embarazo?
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil.